Noche caliente. En la primera jornada de servicio debieron afrontar quemas hasta las 3 de la madruga

Policiales

Una experiencia enriquecedora

Cómo fue el aporte de nuestros bomberos en Córdoba y San Luis

11|10|20 16:08 hs.

Por Enrique Mendiberri

Los Bomberos Voluntarios de Reta y Copetonas acaban de terminar una lucha superadora en su servicio. 
Después de cinco días de pasar por las exigencias que implicó la conformación de un equipo de trabajo de 50 bomberos, donde 16 de ellos pertenecían a la Región Sur, e integraron el grupo Puma que afrontó objetivos en el límite interprovincial de Córdoba y San Luis, tras su arribo a casa, en la noche del pasado viernes, Pablo Moncada, el jefe del Cuartel de Balneario Reta, habló con LA VOZ DEL PUEBLO y recordó detalles de la operación finalizada el último jueves. 

Todo comenzó el sábado 3 de octubre, cuando llegó un requerimiento de servicio para combatir los incendios en las provincias mediterráneas, donde en total, ardieron alrededor de 350.000 hectáreas de campo. 
Los bomberos del distrito de Tres Arroyos viajaron en un equipo compuesto por 15 camionetas con kit forestal (un vehículo 4x4 con tanque de 600/700 litros de agua y un motor especializado, similar a los de una autobomba), con tres servidores en cada una, destinadas a ser herramientas de control y freno del avance del fuego en esa zona. 


La camioneta de los bomberos de Reta en plena faena


El equipo que provino de Reta viajo en la Ford Ranger existente en Reta que, por ser un vehículo atípico, no todos los cuarteles de la región disponen de una. 
En este caso, los del balnerario tresarroyense fueron acompañados por sus pares de Copetonas, Coronel Pringles; Lamadrid y Huanguelén, además de un bombero de Claromecó, que no tenía unidad, pero aportó este capital humano.


Los distintos kit forestales que integraron la caravana de camionetas de bomberos de la zona


Entre todos los servidores de la provincia de Buenos Aires, conformaron un equipo de 50 bomberos que trabajaron junto a sus pares de la Provincia de Buenos Aires, con quienes integraron la brigada Puma. Un grupo que se forma de manera extraordinaria en estos casos y consta de un camión de operaciones que trabaja a kilómetros del incendio con toda la tecnología de información y comunicaciones a disposición de los servidores públicos. 


Primera foto. De los jefes de cada grupo de la región Sur que se encontraron en Coronel Pringles cuando se dirigían a San Luis. Faltan sus pares de Huanguelén y Lamadrid


En esta oportunidad, el grupo Puma fue comandado por Ramón Pared, actual Director de Operaciones de la Federación de Bomberos de la Provincia de Buenos Aires, quien también trabajó en sintonía con los equipos del denominado Plan de Manejo del Fuego. 

“Fueron incendios de una magnitud gigante. Se quemaron cerca de 190.000 hectáreas en Córdoba y otras 160.000 en San Luis. Es mucho, yo lo ví en imágenes satelitales y era gigante”, recordó Moncada. 

Comienzan las tareas 
En principio, el requerimiento de apoyo fue para actuar en Naschel, un pueblo de la provincia de San Luis, donde, apenas arribados, fueron hisopados y aislados hasta que estén los resultados. 
Su labor se limitó a la atención de todos los siniestros que se fueron dando durante la emergencia. Así, estuvieron trabajando en tres incendios que formaban parte de la cabeza de la quema principal que, en ese momento, amenazaba a Las Achiras, en la provincia de Córdoba. 


Volviendo a casa. Pablo Moncada (con el pulgar levantado), el segundo jefe Juan Carlos Kumar y el bombero Mario Marino


Para ello, se requirió la necesidad de hacer una anticipación al fuego que, según le explicó el bombero retense a LA VOZ DEL PUEBLO, se hace con varios kilómetros de distancia con respecto al cuerpo principal del fuego que se avecina, “es algo distinto a lo que nosotros estamos acostumbrados en esta zona. Acá, el bombero ataca directamente la llama, una estrategia que hace que se queme menos cantidad de superficie. En las sierras, si el fuego empieza desde abajo, es más lo que se pierde”.    

Lee la nota completa en nuestra edición impresa del lunes 12 de octubre