Dólar. Los que compran, lo guardan

La Ciudad

ECONOMIA Y NEGOCIOS

Quiénes siguen moviendo dólares en Tres Arroyos tras las nuevas medidas

06|10|20 20:50 hs.

 El dólar subió y, desde el jueves 1 de octubre, ya no es un negocio para todos. Con un valor que hoy arrancó en 154 pesos para la venta (146 la compra), la quietud se percibe en las calles del microcentro tresarroyense, donde a diferencia del último semestre, la brecha le permitía a cualquier titular de una caja de ahorro en dólares hacerse de entre 6000 y 7000 pesos sólo por adquirir la moneda verde a través del homebanking y venderla en alguna cueva (puré). 


En los primeros días de octubre, el primer mes completo con el nuevo valor de dólar con el adelanto del Impuesto a las Ganancias incluído -la última medida del Gobierno para subir su precio sin que signifique una devaluación oficial y frenar la demanda de reservas-, los beneficiarios del puré desaparecieron de las calles de nuestra ciudad. 

Es que ahora, el dólar solidario (oficial más impuestos) se vende a cerca de 136 pesos, mientras que en las cuevas hoy no pagaban más de 146 pesos. Un negocio de 2000 pesos que cabe replantearse, incluso a quienes pueden hacerlo, ya que los 200 dólares permitidos exigen una inversión de 28.200 pesos, para ganar apenas 2000. 





En ese sentido, un vendedor de blue le dijo a LA VOZ DEL PUEBLO que la demanda de transacciones bajó un 25 por ciento con respecto al mismo período de septiembre, mes en el que, cuando las operaciones con dólar paralelo ya habían prácticamente concluído, el Banco Central decidió tomar la medida económica cuyo efecto en el fin que atacaba (la venta de los 200 permitidos para ahorro), se iba a empezar a notar en los primeros días de octubre. De ese 25 por ciento que dejó de llamar al deliery de dólares, el 80% hacía puré e iba al consumo interno, aseguran. 

Así, desde el último jueves, quienes quedaron “autorizados” a adquirir moneda extranjera (además del aumento hubo distintas restricciones a beneficiarios de IFE y ATP, por ejemplo), en estos días, sino necesitan el dinero para afrontar sus gastos, compran pero no revenden y esperan. 

¿Quién compra y quién “paga”? 

Más información en nuestra edición impresa del miércoles 7 de octubre




Add space 300x250x2