.

La Región

No se registraron detenidos

Una fiesta clandestina terminó con una batalla campal en 69 y 74

05|10|20 09:57 hs.

La policía de la Departamental de Necochea tuvo que intervenir ayer a la madrugada para detener una feroz pelea que se desató en plena calle a raíz de una discusión en una fiesta clandestina que se celebraba en una casa de calle 69, entre 74 y 72. 


Hasta cuatro patrulleros tuvieron que intervenir para desactivar una verdadera batalla campal que tuvo lugar en la madrugada cuando la discusión entre invitados por el presunto robo de un celular terminó a las trompadas.

Cerca de una veintena de participantes de la fiesta clandestina intervinieron en los episodios, donde los golpes de puño y patadas fueron complementados con botellazos y golpes con elementos contundentes. Testigos en el lugar informaron a Cuatro Vientos que, al parecer, no hubo personas heridas de gravedad. 

El episodio se desencadenó cerca de las 2 de la madrugada y los participantes de la pelea bloquearon la calle obligando a que los coches que intentaban pasar dieran media vuelta y se desviaran de su camino. 

Finalmente al arribar la policía, el dueño de casa cerró la puerta y quedaron afuera algunos de los invitados que seguían reclamando por el celular robado. Al final la fiesta se suspendió, aunque aparentemente no habría detenidos ni infraccionados por lo que sucedió. (diario4v.com)