Interés General

.

Desarrollan una vacuna para revertir alergias alimentarias

29|09|20 19:14 hs.

Un equipo de investigadoras e investigadores pertenecientes a la Comisión de Investigaciones Científicas bonaerense (CIC) se encuentra en pleno desarrollo de una vacuna para revertir alergias alimentarias, específicamente a la leche. 


 La alergia alimentaria es básicamente una reacción adversa originada por la ingesta de alimentos o aditivos alimentarios en la que participa el sistema inmune. 

 Gastón Rizzo es becario doctoral de la CIC y trabaja en el Instituto de Estudios Inmunológicos y Fisiopatológicos de la Facultad de Ciencias Exactas, UNLP, en el desarrollo de esta investigación. Sobre el trabajo, a través de un comunicado difundido por el organismo, precisó que “se trata de una vacuna terapéutica, o sea que revierte un proceso ya establecido, en lugar de prevenirlo”.

En cuanto a la forma de administración, indicó que “estamos planteando una administración por vía oral o sublingual (vacuna mucosal) porque se sabe que las respuestas inmunes protectoras generadas a través de las mucosas activan elementos del sistema inmune en forma local y sistémica; una vacuna sublingual activa células del sistema inmune de la mucosa sublingual y los mecanismos inducidos pueden modular una inflamación a nivel intestinal. Dado que en la alergia alimentaria se produce una respuesta inflamatoria del sistema inmune de la mucosa intestinal frente a un alergeno alimentario, es importante modular los mecanismos previamente establecidos en intestino”. 

 La vacuna tiene muchos puntos novedosos, como el uso de nanopartículas, que la hacen distintiva. “Para la formulación de una vacuna se necesitan componentes claves como un inmunógeno, el cual será reconocido por células del sistema inmune, y un adyuvante, que tiene la capacidad de actuar como inmunomodulador/inmunoestimulante para inducir y/o mejorar la respuesta inmune contra el antígeno cuando son administrados en manera conjunta”, precisó el joven becario. “En nuestro caso, y por tratarse de una vacuna mucosal, planteamos utilizar un sistema de ‘delivery’ para que el antígeno llegue al sitio target. Y es acá donde las nanopartículas cumplen un rol fundamental, ya que no sólo van a encapsular y contener el antígeno, sino que también las nanopartículas tienen función adyuvante“, remarcó Rizzo. 

 El trabajo se encuentra en fase pre-clínica, ya que están terminando de realizar una caracterización de la nanopartícula, “tanto in vitro como in vivo“, indicó el investigador. Luego de esta fase, se analizará las posibilidades de pasar a un ensayo fase 1 en pacientes, para lo que se necesita elaborar un protocolo para su aplicación en pacientes con alergia alimentaria. (DIB) AR