Therisod puntualizó la importancia de la oleaginosa en las rotaciones agrícolas: “Para cortar ciclos

El Campo

En la Jornada 2020 de Actualización Técnica

Girasol: hay que afinar la estrategia

25|09|20 12:33 hs.

En el marco de la Jornada 2020 de Actualización Técnica organizada por la Asociación Argentina de Girasol, el ingeniero Gastón Therisod dejó una serie de recomendaciones de cara al inicio de una nueva campaña girasolera. 


El técnico basó su disertación en la información recogida en las regiones donde trabaja: la Región sudeste, la Región Mar y Sierras, y la Región sudoeste dentro de la provincia de Buenos Aires; y la información que brindó proviene de grupos CREA y de algunas regionales de Aapresid. 

Therisod puntualizó la importancia de la oleaginosa en las rotaciones agrícolas: “Para cortar ciclos de malezas y enfermedades típicas de los monocultivos; para la rotación de principios activos herbicidas en el control de malezas; para diversificar períodos críticos respecto a la fina, soja de primera y de segunda; y para bajar cobertura en los ambientes maiceros”. 

En tanto, destacó al girasol como un “excelente antecesor de cultivos de fina y de praderas/verdeos en planteos mixtos”. 

Al referirse a las relaciones entre factores determinantes y su nivel de respuesta subrayó que “la elección del sitio, teniendo en cuenta las características del suelo y el antecesor, tienen un impacto muy importante sobre el rinde. En cuanto a lo que hace a las decisiones de estructura del cultivo están las fechas de siembra, genotipo, híbrido que estamos dirigiendo, distanciamiento de surcos y la elección de la densidad que puede tener un poco más de impacto”. 

Por otro lado, en lo que son nutrientes, destacó “las respuestas a nitrógeno, boro y fósforo. La importancia al impacto de enfermedades, malezas e insectos. Y por último lo más importante es tener una buena calidad de cosecha”. 

¿Cómo elegir los híbridos? 
“En primer lugar analizamos la campaña que estamos por empezar, qué señales tenemos de negocio respecto al tipo de girasol. Entonces analizamos si apuntamos a un girasol linoleico o alto oleico, y en algunos casos de superficies más restringidas, está apareciendo la oportunidad de negocios hacia girasoles confiteros. Esto se hace en relación al negocio a futuro, a las primas y a la posibilidad de fijar el precio del girasol y la prima”, dijo Therisod.

Agregó que “la distancia al comprador de la mercadería es muy importante. Frente a un mismo valor de cultivo pesa bastante la decisión de la distancia por el impacto que tiene el flete en los costos”. 

Señaló que para definir el híbrido otro gran tema lo constituyen las tecnologías para control de malezas. “En las tres regiones CREA es muy importante el porcentaje de híbridos Clearsol Plus, lo que no quiere decir que siempre eligiendo un hibrido SL o SP lo usemos post emergente. También tenemos en cuenta la historia del lote y el sistema de labranza: el 90% se hace en siembra directa”. 

Calidad de siembra 
Al hablar de la implantación puntualizó que “hay trabajos que han demostrado importancia de la calidad de siembra del girasol en lo que hace a distanciamiento entre plantas y que el cultivo emerja en forma pareja. Tener en cuenta uniformidad espacial y uniformidad temporal, especialmente porque cuando empezamos a trabajar con ambientes y empezamos a jugar con los objetivos de plantas buscadas es muy importante la calidad de siembra para no tener efectos negativos en el rinde”. 

En este sentido, el ingeniero indicó que “está teniendo mucha importancia la calidad de semilla y la calidad de siembra para que sea lo más uniforme posible la emergencia del cultivo”. 

Añadió que “hay que tratar de tener una estrategia de híbrido y de densidad buscada para no quedarnos ni por debajo ni por encima de una densidad que nos asegure un buen potencial de rinde”. 

Respecto a la fertilización, Therisod enfocó la respuesta a la nutrición fosforada, “que es muy importante en las tres regiones”. Explicó que “se trata de generar información, más allá de la información teórica que tenemos, se busca ir generando información por sitios para ser eficientes en el uso del insumo fósforo, no solamente pensando en girasol sino pensando en toda la rotación”. 

El técnico manifestó que hay que establecer estrategias de acuerdo a un análisis del suelo y al potencial de rinde que nos otorga el ambiente. “Lo que es nutrición con nitrógeno es algo que no está tan difundido pero si tenemos en cuenta la información histórica generada en las regiones, son importante los análisis de suelos, especialmente en años fríos o llovedores al inicio del cultivo para no afectar el rinde potencial”. 

Control de malezas 
Therisod indicó que el control de malezas es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta para el éxito del cultivo de girasol. Sobre el particular comenzó señalando que “la aparición de crucíferas resistentes a herbicidas ALS, con la aparición de Yuyo Colorado y raigrás resistente, en intensidades muy altas en algunos casos, nos invita a tener muy en cuenta el banco de malezas que tiene cada uno de los lotes. Por eso la importancia del monitoreo y registro, adelantarnos y prevenir con residuales que vamos a usar pre-siembra o pre-emergencia”. 

Advirtió que, en general, los tratamientos de rescate en girasol “tienden a no tener la efectividad y en algunos casos por condiciones climáticas la aplicación afecta el cultivo”. 

Consideró necesario prestarle mucha atención al uso de herbicidas residuales “que aplicamos en barbecho. Como estamos hablando de tres regiones que tienen distintas características de suelo prestamos mucha atención a la información de tablas que nos dan las empresas de agroquímicos, pero también a la información zonal en lo que hace a residualidad y características de subsuelo para usar herbicidas”. 

Armando una hoja de ruta, Therisod dijo que “si bien usamos herbicidas residuales, en un importante porcentaje de la superficie, especialmente en las partes que tienen problemas de crucíferas y de Yuyo Colorado, es muy efectiva la aplicación de los herbicidas post-emergentes”. 

Y agregó: “Es importante no demorar las aplicaciones por más que muchas veces los lotes estén limpios porque en determinados momentos frente a una condición climática que es favorable para el cultivo, éste crece muy rápido y tenemos lo que sería el efecto paraguas”. 

Por otro lado, indicó que “en los lotes que se hacen con siembra variable, el cultivo tienden a demorarse. Serían dos extremos: en cultivos con una densidad similar en todo el lote y con densidades de 45.000 plantas logradas, en un determinado momento, que ocurre muy rápido, se puede generar el ‘efecto paragua’. Y por otro lado cuando hacemos siembra variable el cultivo tarda más en cubrir el suelo y es importante la aplicación temprana para que no sea competencia de malezas”. 

Insectos y enfermedades
En cuanto a plagas dijo que es necesario prestarle mucho atención a insectos de suelo (Pantomorus, gusano arroz, gorgojo, etc.), a orugas cortadoras, hormigas, chinche diminuta, Isoca Medidora, mosca, bichos bolita, babosas, palomas y cotorras. 

En cuanto a enfermedades armó un ranking conformado por Enanismo del girasol, Muerte súbita, Roya Blanca, Phoma, Alternaria, Septoria, Roya Negra y Podredumbre húmeda.