Damián Casalla tuvo su momento más glorioso en Once Corazones de Indio Rico

Deportes

En una entrevista con El Eco de Tandil

Casalla y un recuerdo de su paso por la liga local

19|09|20 09:43 hs.

El fútbol de Tres Arroyos ha recibido desde hace tiempo grandes valores de localidades vecinas, algunos dejando mejores recuerdos y otros peores. Uno que tuvo un gran paso por la Liga Regional fue el tandilense Mauro Damián Casalla, que en un ping pong de preguntas y repuestas con El Eco de Tandil revivió varios momentos vividos en su paso por la zona. 


Recordemos que Casalla fue jugador de Huracán, tuvo su momento más glorioso en Once Corazones de Indio Rico y se despidió de la zona vistiendo la camiseta de Villa del Parque. También jugó en Independiente de Castelli, Santamarina, Velense, Villa Aguirre y Deportivo Tandil, e hizo inferiores en San Martín de Mar del Plata y Argentinos de La Paternal.

La sección del diario tandilense se denomina “Las 30 del fútbol”, y son 30 preguntas, entre las cuales Casalla en varias recordó momentos con las camisetas de los clubes locales.

Sobre su mejor partido destacó uno contra Olimpo de Tres Arroyos, jugando para Once Corazones. “Perdíamos 2 a 0 y ganamos 3 a 2, con tres goles míos. En realidad hice cinco, pero me anularon dos”, contó.

Entre las alegrías del fútbol, destacó salir campeón en cualquier categoría, algo que logró en tres ocasiones con el Azul de Indio Rico. En tristeza aseguró perder finales. 

En el mejor compañero que tuvo eligió a Conrado Stornini. “No se destacaba por su habilidad, pero un ‘9’ goleador nato. Pelota que tocaba en el área, era gol”, reconoció. 

El mejor equipo que enfrentó fue Quilmes de Tres Arroyos. “No sé si el mejor, pero era muy difícil ganarle en su cancha”, explicó. 

Mientras que un personaje del fútbol eligió a “Raúl Gil, ayudante de campo en Once Corazones. Un tipo siempre alegre, pero en el banco era terrible”. 

Entre sus virtudes, contó que antes era la gambeta y ahora el pase de primera. Mientras que marcó como un defecto, “nunca me gustó correr”. 

Sobre el mejor gol que vio eligió uno de Maciel San Román, en Once Corazones, de tres cuartos de cancha, al ángulo. 

Mientras que cerró con un sueño: “Creo que todos tenemos el de ser jugadores profesionales. Ya estoy grande para intentarlo, así que me gustaría volver a ser campeón en Primera”.