La Ciudad

Cómo la cuarentena afectó la cobrabilidad en la ciudad

Educación privada: el pago de las cuotas bajó en torno al 30 por ciento

23|08|20 09:15 hs.

Por Enrique Mendiberri

(LA VOZ DEL PUEBLO) 

La incidencia de la cuarentena para evitar la propagación del Covid19 en la educación arancelada de Tres Arroyos, tuvo un impacto promedio de alrededor del 30 por ciento en el cumplimiento de pago de las cuotas mensuales. Así se desprende de un relevamiento realizado por LA VOZ DEL PUEBLO entre cuatro de los cinco establecimientos de ese tipo que tiene la ciudad, que aceptaron compartir en líneas generales algunos detalles del impacto de la medida sanitaria nacional en sus respectivas economías, tras la suspensión obligatoria de clases que comenzó el 22 de marzo pasado. 

Según los datos más recientes obtenidos de manera oficial a través de la Jefatura de Inspección Regional y Distrital, en nuestra ciudad, la educación privada alcanza a 4163 alumnos, repartidos en cinco establecimientos. En ese sentido, los niveles comprenden 697 alumnos en el nivel inicial, 1626 en primaria, 1439 en secundaria aplicada y 401 en educación agraria. Todos ellos constituyen el 20,3% de la totalidad de la matrícula (pública y privada) del distrito, unos 20.522 alumnos de acuerdo al registro más reciente. 

Si bien al inicio de la cuarentena, principalmente en los meses de abril y mayo se registraron moras que, en un establecimiento llegó al 48%, distintas autoridades coincidieron en que, con el correr de las semanas, se notó un incremento de los pagos y una creciente voluntad de las familias por mantener al día los costos en la educación de sus hijos en este ámbito educativo en el que, aseguran, todavía no recibieron el subsidio del Programa de Asistencia y Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) que el Gobierno promovió en este contexto de pandemia. 

Las bajas
Con cuotas cuyos valores oscilan entre los 1300 y los 7000 pesos según la institución, en educación primaria y secundaria, las bajas que se registraron en todos los colegios no superaron los 10 alumnos y, los dirigentes de esas escuelas, aseguran que, en apenas dos casos aislados, fue como consecuencia de la pandemia y a raíz de la decisión de las respectivas familias de dejar la ciudad tras un proyecto comercial que no prosperó ante el cierre inédito para evitar los contagios de Covid19. 

En ese sentido, el impacto más significativo se dio en los jardines maternales, donde la actividad terminó siendo nula durante la cuarentena. Por ejemplo, en el Colegio Holandés, hubo una disminución definitiva de casi el 50%. Su matrícula de 42 chicos, descendió a los 20 de la actualidad. 

Al igual que en el resto de sus pares, en los primeros dos meses de cuarentena se notaron los niveles más altos de morosidad, e impactaron en sus compromisos y obligaciones de mayo y junio. Ante tal situación, se ofrecieron alternativas de pagos parciales como cuotas en dos veces y se fortalecieron los contactos con las familias necesitadas. 







“El impacto lo tuvimos en familias que son sostenidas por profesionales o comerciantes que estuvieron parados por completo”, observo Antonio Kolen, miembro de esa comunidad educativa que, entre otros aspectos, reconoció que la prioridad fueron los sueldos, “hemos cumplido con dos aumentos establecidos por paritarias en pre pandemia y eso significó un aumento de costos del 17 por ciento, que no hemos podido trasladar al valor de la cuota”, señaló Kolen, al tiempo que se hicieron reducciones en consumos de energía e insumos de limpieza, “pero de incidencia mínima”, comentó. 

En forma simultánea, si bien recibieron una negativa en cada instancia de solicitud de ATP, se vieron favorecidos en algunos descuentos, “en los seguros de los chicos y las ART hemos recibido algunos descuentos, aunque conocemos casos en los que se sostiene que, a pesar que la actividad sea en la casa, el riesgo laboral existe. No obstante, el descuento que hemos recibido es importante”. 

Trabajo y asistencia 
Los cinco establecimientos educativos de gestión privada de la ciudad de Tres Arroyos generan trabajo para 617 personas y existen otros 103, repartidos en las tres instituciones de Claromecó, Copetonas y Orense, según el último estudio presentado oportunamente ante las autoridades municipales en 2018, por los entonces directores del Colegio Holandés, Diego Jiménez, la EATA, Patricio Ferrario y el Instituto Ceferino Namuncurá de Oriente, Carmen Iribe; en el marco de su propuesta como instituciones miembro de la Región XXI para integrar la mesa de crisis económica de aquel momento. 

Fuentes cercanas a la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la Provincia de Buenos Aires (Aiepba) dejaron trascender que hay colegios privados de Tres Arroyos recibiendo aportes de su personal, y otros están adeudando parte de salarios y obligaciones previsionales, especialmente con personal no subvencionado y no docente. En ese sentido, las mismas fuentes informaron sobre la existencia de obras de mantenimiento que fueron financiadas con aportes de docentes de una localidad del partido, mientras que otros colegios fueron pagando el aguinaldo en partes. 

Al respecto, ningún representante consultado por este diario hizo referencia a atrasos hasta el momento, aunque algunos calificaron la situación actual como “delicada” y “difícil” sin precisar detalles acerca de los sectores de su economía donde se siente más el golpe. 

No obstante, un establecimiento de gestión privada que, además ofrece el servicio de comedor a 20 alumnos, indicó que, en los últimos meses, debieron sumar inscriptos de su matrícula a la lista de recepción de bolsones de alimentos. 

Contraste 
El diputado tresarroyense Pablo Garate, presidente de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, se refirió a la cesión de fondos ATP a los establecimientos educativos de gestión privada de Tres Arroyos y afirmó que, desde la implementación del programa, hubo demoras en distintas escuelas de la Provincia que ya lo están recibiendo. 


Pablo Garate. El diputado tresarroyense preside desde mayo la Comisión de Educación de la Cámara Baja de la Provincia de Buenos Aires


Después de recorrer casi 100 establecimientos educativos de Buenos Aires cumpliendo con la función que asumió el pasado 27 de mayo en la Legislatura provincial, Garate le dijo a LA VOZ DEL PUEBLO que en algunas localidades bonaerenses se perciben moras del 70% y que, uno de los factores clave en esta distribución de dinero es fiscal, a raíz de la caída de la recaudación, “aunque, a pesar de todo, el gobernador Axel Kicilloff triplicó el presupuesto para comedores y no hay que dejar de tener en cuenta que, en camino, están los 340 millones de pesos destinados a las escuelas. Obviamente, para muchas no va a resolver todo el problema”, dijo, antes de reconocer que, “la verdad es que todavía no se han conseguido las respuestas que nosotros estábamos esperando, pero estamos trabajando en eso”.

Para el legislador tresarroyense, la principal preocupación pasa por una eventual imposibilidad de absorción del sector público, tanto a los alumnos, como a los trabajadores no subvencionados que posee cada establecimiento de gestión privada, “me preocupa porque sé la cantidad de empleo que genera, conozco informes que sostienen que, en caso de colapsar la educación privada, en muchos lugares no habría capacidad de absorber toda la matrícula” y, en ese sentido, se refirió al resultado de un estudio que le acercó Aiepba, donde según sostuvo Garate, en ciertos lugares de la Provincia hay una mora promedio del 70%, “solo paga el 30 por ciento”, señaló.

No obstante, el diputado del Frente de Todos volvió a remarcar la baja de la recaudación como el fundamento principal de una administración a la que le cuesta mucho conseguir todos los fondos que, en estas circunstancias, necesita todo el sistema educativo provincial, “estamos en un contexto de restricción fiscal, porque naturalmente, hay mucha gente que no puede pagar los impuestos provinciales, pero la inversión en educación se ha agrandado muchísimo desde todo punto de vista y los recursos, en general, terminan siendo insuficientes para todos”.