Así es la planchita BabyLiss Pro sustraída (ilustrativa)

Policiales

Entre el sábado y madrugada del domingo

Robaron elementos de peluquería

10|08|20 09:14 hs.

Un nuevo robo tuvo lugar en nuestra ciudad en las últimas horas: entre el sábado y la madrugada del domingo, malvivientes ingresaron en la casa de la peluquera Natalia Elgart y se llevaron un secador de pelo italiano marca Parlux y una planchita, ambos elementos profesionales que la damnificada utilizaba para realizar sus labores.


“Yo me ausenté de mi casa desde ayer -por el sábado- a la mañana más o menos y volví hoy -por ayer, domingo- a eso de las 10.30 de la mañana y me encontré con la persiana que da a la calle, de mi pieza, levantada y la ventana rota, como que le habían pegado una patada, una piña, y abierta de par en par” indicó Elgart, contando que “no me animaba a entrar y llamé a la policía; vinieron dos móviles, se metieron los efectivos en mi casa y nosotros entramos una vez que corroboraron que no había nadie”.


El secador Parlux sustraído (ilustrativa)


Allí, la familia descubrió que habían sustraído el secador y la planchita, dos elementos indispensables a la hora de realizar su trabajo. “Me resulta extraño porque no me revolvieron nada, no había nada tirado... yo tengo una casa bastante grande y la peluquería ahí, y lo único que me faltó es un secador y una planchita de pelo” sentenció la peluquera, detallando que estos elementos habían quedado guardados en la habitación y no en el local, como generalmente ocurre. 

“De casualidad esas cosas las había dejado en la pieza antes de irme, y me faltó eso. No sé si no anduvieron por el resto de la casa o si directamente anduvieron y no encontraron nada” agrega. 

El hecho causó extrañeza en la damnificada, quien intenta recrear en su cabeza lo sucedido para encontrarle explicación. “Es más, yo vendo ropa y tengo tipo boutique, se podrían haber llevado prendas nuevas” confesó, mientras entiende que “tal vez fue minutos o una hora antes que nosotros lleguemos, les dio para entrar hasta ahí y nada más. La puerta del frente estaba cerrada con llave y no tenían posibilidad de abrirla, por lo que han salido de nuevo por la ventana”. 

Intentando esclarecer lo antes posible lo sucedido, Elgart ya realizó la denuncia formal en la Comisaría local y realizó distintas publicaciones en las redes sociales con el único fin de que estos elementos no sean vendidos o, al menos, sean encontrados.

En ese sentido, Natalia explicó que hace un año, gracias a esta metodología de las publicaciones, logró recuperar algo de otro robo. “Hace un año, más o menos, me pasó que salí en el auto a hacer un domicilio con el maletín con las tijeras, un secador de pelo, cepillo y todas cosas de peluquería, me bajé en un almacén y me robaron el maletín. Hice la misma metodología, publiqué por todos lados y como a la semana me escribió un pibe diciéndome que él había comprado unas tijeras que le parecía eran las mías y logré recuperar tres de ellas”.

Finalmente, Elgart dijo que “las cosas son fundamentales para mi trabajo y re caras para recuperar” y solicitó que si alguien encuentra estas cosas publicadas, se comunique con ella. “Ojalá se pueda cortar la cadena de ventas de elementos de dudosa procedencia” dijo.