Con la última luz del día, los trabajadores de la delegación terminaron ayer el hormigonado

Claro, Reta y Orense

Tendrá una extensión de 110 metros

Un nuevo murallón asoma en Claromecó

05|08|20 17:17 hs.

Concluida ayer con la última luz del día la obra de la senda marítima, desde la delegación de Claromecó ya se puso como norte una nueva obra pública vinculada al ordenamiento de la costanera. 


Desde el municipio, Julián Lamberti, contó a La Voz del Pueblo que próximamente comenzarán los trabajos para levantar un nuevo murallón para la zona de la punta oeste de la costanera, entre la bajada del Náutico y el sector del arroyo Claromecó. 

“Se desarrolló un proyecto que implica hacer un murallón nuevo. Son 110 metros desde la bajada de lanchas hacia el oeste, siguiendo toda la forma redondeada de la costanera, copia toda la rotonda, frente al arroyo”, explicó. 

Según contó, la obra se realizará “con piedra de playa que está acopiada en la punta de la costanera”; y de manera complementaria se construirán dos “plazas secas” en hormigón y piedras, una de las cuales llevará el nombre de la localidad, y sobre la que se colocará alguna “planta puntual”. 


Con la última luz del día, los trabajadores de la delegación terminaron ayer el hormigonado en la senda marítima



Respecto a la finalización de los trabajos en la senda marítima, Lamberti explicó que la obra contempló “250 metros de rambla de hormigón que permite tener un recorrido en total de 1500 metros ininterrumpidos para desarrollar cualquier tipo de actividad, correr, andar en bici o caminar frente al mar”.

Museo del mar 
La jornada de ayer también marcó el inicio de un trabajo importante en el contexto de la celebración del centenario de la localidad. 

En horas de la mañana se trasladó la primera embarcación de un total de cuatro que se proyectan reubicar y rescatar. “Están fuera de actividad. En este caso se trata de Renegao. Lo estamos haciendo para revalorizar nuestra identidad, rescatando nuestros valores patrimoniales e históricos. Claromecó siempre fue un pueblito de pescadores”, expresó el delegado que junto a su familia ha sabido de la práctica de esa actividad. 

“Yo, por ejemplo, trabajé en esa lancha antes de irme a Buenos Aires, me junté la plata para irme a estudiar trabajando en el Renegao, que era de mi tío Mario. Mi abuelo, mis viejos, mis tíos y yo, todos tuvimos lancha. Somos pescadores de toda la vida", afirmó el funcionario que junto al fotógrafo y pescador Gustavo Gocchi -impulsor del proyecto- y otros vecinos, se pondrán a trabajar con sus propias manos en la restauración de las naves. 


Museo del mar. Al Renegao, se le sumarán La Adelina, El Delfín, El Pirata


Al Renegao, se le sumarán La Adelina, El Delfín, El Pirata; y posiblemente otras dos embarcaciones que no están enteras, son La Tortuga y La Cita. Juntas serán reubicadas en la plaza donde funciona la oficina de Turismo, sobre calle 30 y avenida Costanera. 

Ramas 
Otra acción generada en el día de ayer desde el Ente Descentralizado Claromecó Servicios Turísticos, tiene que ver con el ordenamiento para el retiro de ramas de las calles de la localidad. “Los viernes o sábados los vecinos hacen la poda de sus plantas, de sus árboles, y el municipio no llega a limpiar el viernes a la tarde. Quedan ramas en las calles todo el fin de semana, y la idea de un destino turístico es estar todo el fin de semana lo más prolijito posible”, indicó Lamberti para aclarar el sentido de un comunicado publicado ayer. 

“Hay una ordenanza sobre el tema y estamos tratando de ordenar cosas que no son difíciles de aplicar”, dijo al concluir. 

De acuerdo a lo resuelto, el retiro de ramas se realizará previo pedido en las oficinas de la delegación; el retiro será abonado en base a los metros cúbicos; y en caso de no poseer deudas de impuesto municipal, el retiro será gratuito. Finalmente se anuncia que las ramas serán levantadas por el municipio entre los días lunes y jueves.