Policiales

Había recuperado la libertad por última vez en abril

Mar del Plata: Ladrón asesinado por jubilado había estado 7 veces preso desde 2016

23|07|20 17:25 hs.

Nahuel Lucas Jerez, el ladrón asesinado por un jubilado en Mar del Plata tiene una larga lista de antecedentes penales y había salido hace poco de la cárcel.


Jerez, de 27 años fue ultimado por Néstor Génova, un jubilado de 81, que le disparó en su casa del barrio Colinas de Peralta Ramos de Mar del Plata, a la que el joven ingresó rompiendo la ventanilla del baño. 

El fiscal Facundo Castro, que cree que se trata de un caso de legítima defensa, contó que Jerez rea “una persona con un frondoso prontuario y había obtenido la libertad hace pocos días. Tenía antecedentes de delitos contra la propiedad. Robo, robo poblado en banda, robo con armas, violación a la ley de estupefacientes”. 

La foja de delitos e ingresos del Servicio Penitenciario Bonaerense indica que Jerez estuvo 7 veces detenido entre febrero de 2016 y abril de 2020, cuando obtuvo la libertad tras cumplir una condena por “amenazas” que lo había tenido detenido desde el 14 de enero. 

Sobre Jerez pesaban causas desde 2011 a 2019 por los delitos de “robo”, “robo agravado”, “portación ilegal de arma”, “hurto”, amenazas”, “infracción a la ley 23.737 de Estupefacientes” y “violación de domicilio”, según precisó el diario La Capital de aquella ciudad. 

El hecho ocurrió durante la noche de este miércoles, pasadas las 22, cuando tres delincuentes intentaron entrar a robar a una la casa de Génova, en Azopardo al 3300 del barrio Colinas de Peralta Ramos. 

Los voceros detallaron que los ladrones rompieron el ventiluz del baño y uno de ellos intentó entrar. El dueño de casa escuchó ruidos, por lo que agarró una escopeta que tenía en la casa y, al ver al delincuente, le disparó. Debido a la grave herida que sufrió, el asaltante murió a los pocos minutos en el lugar, mientras que sus cómplices escaparon. 

De acuerdo a los forenses que analizaron el cuerpo del asaltante, éste se encontraba tendido sobre el patio de la casa del hombre, en Azopardo al 3300, y presentaba un solo disparo en la zona de la cabeza. 

Por otro lado se supo que el ladrón no vivía en las inmediaciones de donde ocurrieron los fatales episodios ya que su último domicilio registrado, según los sistemas informáticos de la Policía y la Justicia, era en el barrio Las Américas. 

En tanto, fuentes judiciales reconocieron que Génova se mostró nervioso tras la muerte de Jerez y declaró ante los efectivos que había disparado para protegerse y así evitar que ingresara a su domicilio para ser asaltado. 

Otro dato importante que aportó su declaración es que sostuvo que el patio de su vivienda se hallaba “bastante oscuro”, por lo que la visibilidad era reducida al momento del hecho. 

 Mar del Plata suma así su tercer caso con las mismas características este año. El primero ocurrió en enero, en la zona de Camet, cuando un efectivo del Grupo Halcón evitó ser asaltado al momento en que se encontraba en un automóvil junto a su novia y disparó contra uno de los tres delincuentes. El otro sucedió en el barrio Primera Junta, donde el hijo de un contador que cambiaba divisas mató a un ladrón que quería robarle dinero a su padre. (DIB)