Deportes

Erica Mandrini y Manuela López mano a mano

Historias del patín

17|07|20 16:50 hs.

El ciclo de la Dirección de Deportes Compartiendo Historias tuvo ayer su tercer capítulo, y las protagonistas fueron las patinadoras y entrenadoras Erica Mandrini y Manuela López, que a lo largo de una hora charlaron y contaron sus experiencias en el deporte. 


Tras una breve presentación, las protagonistas describieron cómo llegaron al patín, y ambas lo hicieron de muy chicas. Manuela López recordó que fue a los 4 años por dos amigas que iban justamente con Erica Mandrini a Huracán; “fui con un par de patines prestados y sin saber nada, mis dos amigas dejaron. Me retiré de la competencia a los 20 años y hoy sigo como profe”, relató. 

Mientras que Mandrini recordó que a su mamá le gustaba el patín y fue quien la llevó a patinar cuando aún no tenía 3 años. Luego repasó sus entrenadores y también el grupo que integraba Manuela López cuando era su alumna y viajaban juntas. 

Los presentadores le pidieron que expliquen lo que es el patín, que hagan una presentación. “Creo que es deporte y arte, no es solamente un deporte, son dos cosas, y por eso lo hace tan difícil. Hoy las nenas tienen que ser bailarinas también”, describió Mandrini, mientras que López acotó: “Creo que es un deporte muy completo”. 

A lo largo de la charla también explicaron el cambio del deporte, cómo se ha ido modificando, que las obliga a volver a estudiar y a los jueces también. 

Los viajes fue algo que destacaron ambas. Mandrini contó que le tocó viajar mucho con la delegación de Bahía Blanca ya que competía para Olimpo. “Estaba re bueno porque en grupo es genial y también me pasó que cuando pasás de categoría te vas quedando más sola. Los recuerdos más lindos son cuando viajábamos en delegación”, afirmó. 

Al exterior 
Las dos patinadoras tuvieron la posibilidad de competir en el exterior. A Mandrini le tocó viajar a Alemania al Mundial en el 2002, describió las complicaciones económicas para poder ir por la situación del país y también cómo fue clasificar. Mientras que López relató su viaje a Italia, que el primer año se lesionó y recién lo pudo hacer el segundo, le tocó viajar sola y aseguró: “No sé qué fue lo que hice, era tanta la emoción que no me acuerdo. Terminé novena, ahí me di cuenta dónde estaba. Fue el mejor viaje que me pudo pasar”. 

Sobre los mejores viajes que realizaron ambas, Mandrini describió que “el Mundial fue importantísimo porque estar representando a tu país es lo más, pero me quedo con libre que una vez en una coreografía me dieron un 10”. Mientras que López respondió: “Los viajes a los nacionales de los que volvía con medalla, todos”. 

Luego contaron algunas anécdotas, su rol como profesoras, su mirada sobre el patín, lo compararon con otros deportes y en el cierre tuvieron palabras de agradecimiento.