La Ciudad

Entrevista a Sergio Sjelborg

El camino hacia la ingeniería eléctrica

13|07|20 17:10 hs.


Sergio Sjelborg forma parte de la CELTA desde enero de 2007 y en forma previa, entre 2002 y fines de 2006 se desempeñó en la cooperativa eléctrica de San Cayetano. Tiene la responsabilidad de ser jefe de Distribución de la entidad tresarroyense. 

Es ingeniero eléctrico, carrera que cursó en la Universidad Nacional del Sur, en Bahía Blanca. En la jornada de ayer se celebró el Día del Trabajador de la Electricidad y dialogó con La Voz del Pueblo sobre su actividad, el trabajo que se concreta en las redes de la CELTA, los cambios en la tecnología y el valor de la capacitación. 

Cursó el jardín de infantes y la primaria en la escuela de Paraje La Salteña, “pasando El Carretero”, explicó. Su abuelo compró en esa zona un campo, hace aproximadamente 80 años. “El campo luego pasó a mi padre y ahora yo sigo adelante, junto con el trabajo en CELTA”, puntualizó. 

En la descripción sobre su abuelo, señaló que “era un inmigrante proveniente de Dinamarca. Llegó a la Argentina, trabajó primero en un tambo de Gonzales Chaves, después en un campo cerca de Copetonas y luego compró donde tenemos el campo, en La Salteña, a la altura del kilómetro 79 de la ruta 228”. Las generaciones siguientes ya son nacidas en estas tierras; su madre y su padre, ya fallecido. 

La Escuela Técnica de Tres Arroyos tuvo incidencia en la elección de su formación universitaria. “Recibí el título de técnico electromecánico. Resultó muy importante la fuerte presencia de la formación en oficios y en la parte de electricidad. Toda la vida me gustó, es lo que también me llevó a seguir con la carrera de ingeniería eléctrica”, valoró. 

 Acompañamiento 
Tanto en el sector urbano, como en comercios y en el ámbito industrial, la demanda de energía eléctrica mostró una tendencia creciente en las últimas décadas. 

La pandemia genera una situación particular y esto afecta el consumo también de los servicios, pero si se realiza un análisis en un período de tiempo más prolongado, la expansión de Tres Arroyos implicó para la CELTA la necesidad de ampliar su capacidad. 

“Cuando la economía del país mejora, se ve reflejado en una evolución de la demanda. El Parque Industrial tiene mucha fortaleza, pero también se aprecia en empresas más chicas y en las viviendas”, manifestó. 

En este sentido, sostuvo que “la CELTA ha hecho un acompañamiento estratégico desde la primera década de este siglo. La estación transformadora de Transba contaba con dos máquinas de 15 Mva. Hoy en día duplicamos esta potencia, sumamos una máquina en 2007 y otra en 2009, estamos en 60 Mva. Además adquirimos una nueva que ya está en la estación de Transba, de 30 Mva, lo que nos da tranquilidad”. 

Dijo que “todos estos años la cooperativa acompañó y respondió a las necesidades. Muchas empresas eligieron nuestro Parque por la infraestructura, pero también porque se les puede proveer la energía que requieran”. 

Organización 
Hizo referencia a las áreas vinculadas a redes eléctricas. “Son jefe de Distribución, que me toca a mí ocupar este lugar; después está dividido en laboratorio de mediciones eléctricas, con el ingeniero Cristian Jensen; oficina técnica de proyectos y calidad de servicios y productos; media tensión y mantenimiento de subestaciones; baja tensión y alumbrado público”, enumeró. 

 La experiencia de quienes están próximos a jubilarse es significativa y la cooperativa busca que puedan compartirla con el personal que se incorpora. “Hay más jubilaciones que los chicos que ingresan –afirmó-. Se los hace trabajar de manera conjunta, para que aprendan de quienes han estado un tiempo largo en esta tarea. Y se brindan capacitaciones de manera permanente”. 

La tecnología plantea desafíos. “Es fundamental estar actualizado”, subrayó y agregó que “tenemos la plataforma armada de control de manejo a distancia de la red eléctrica. Ayuda a lograr más seguridad y eficiencia”. En el caso puntual del cuidado en una práctica de riesgo, expresó que “el personal entiende lo que significa este tema y se lo toma con mucha seriedad. Tenemos las normas ISO 9001 de seguridad en la vía pública. Se utilizan elementos de protección personal, hay que respetar mucho las medidas. Ante un corte, cuanto antes se busca restablecer el servicio, pero siempre preservando a los trabajadores. Los Consejos de Administración respaldan la necesidad de equipamiento para estar a la altura de las circunstancias”. 

Alcances 
CELTA le provee energía a la planta urbana, zona rural, las poblaciones de Cascallares, Reta, Lin Calel, Vázquez, San Mayol; mientras que les transporta energía a San Francisco de Bellocq, Claromecó y Orense, que tienen sus propias cooperativas. Consideró indispensable ofrecer una prestación estable. “Es la manera de dar sustentabilidad a los clientes que ya están y favorecer el desarrollo de cada lugar mediante nuevas inversiones”, argumentó. 

Habló de la línea troncal instalada de manera definitiva en 2007 que hizo posible dejar en el pasado inconvenientes, sobre todo en Claromecó,y de otra línea que une el puesto de maniobra de San Francisco de Bellocq con Reta, cuya extensión es de 38,5 kilómetros. “Anteriormente a Reta se lo alimentaba como una línea rural. Mejoró así notoriamente la provisión y las posibilidades, ante tantos emprendimentos que se llevan adelante”, señaló. 

Las intervenciones del personal muchas veces se producen en medio de tormentas, con mal clima. “Es cuando suelen surgir los problemas de abastecimiento –observó-. Entendemos que nuestro trabajo es así, se lleva adelante con sacrificio y a su vez con mucho gusto, estamos todos preparados y lo hacemos sin inconvenientes”. 

Agradecimiento 
Al celebrarse este lunes el Día del Trabajador de la Electricidad, realizó un “agradecimiento a todo nuestro personal, el trabajo que hacen es valorable, hacen posible tener un servicio de calidad”. 

Por último, expresó el anhelo de que todos los que están en el ámbito del trabajo con la energía eléctrica hayan tenido un feliz día.        

Te interesaría leer