La Ciudad

El centro de rehabilitación en un nuevo aniversario

Kines atraviesa su sexto año

06|07|20 15:36 hs.

El último 30 de junio, Kines arribó a su sexto aniversario. El centro de rehabilitación ubicado en avenida Almafuerte 125 ha ido transformándose a través de los años y hoy acumula una gran cantidad de actividades, lo que lo convierte en un espacio integral. 


Delia Parraquini y Diego Valenzuela, fundadores del lugar, dialogaron con LA VOZ DEL PUEBLO y brindaron detalles de la actualidad de Kines. “La verdad que estamos muy contentos, ya es nuestro sexto año acá, en este espacio. Nos formamos en junio del 2014 y la idea salió por una forma de trabajo que tenemos, que es interdisciplinario, en grupo. 

Con Delia y otro socio más que teníamos en un momento, salió este espacio. Fuimos agregando con el paso de los años otras especialidades a la institución y la verdad que nos ha ido muy bien, siempre brindándole servicios al paciente” indicó en el inicio de la charla Valenzuela. 

Consultados acerca de cómo afectó al lugar el aislamiento social y la llegada del coronavirus, Parraquini manifestó: “Tuvimos que cerrar el primer tiempo de la cuarentena estricta, que creo que fueron 15 o 20 días o un poquito más. Después tuvimos que esperar la autorización para poder abrir con el protocolo correspondiente, pero la verdad es que se sufre la baja del trabajo. En general estamos muy contentos porque nosotros ya veníamos siendo como un espacio reconocido en la ciudad, y la gente sigue eligiendo y sigue viniendo a Kines así que a pesar de esta situación particular, seguimos trabajando muy bien”. 

Cómo sucedió en todos los espacios, el paso de este virus ha provocado cambios en los protocolos de trabajo. En Kines, el uso del barbijo, el distanciamiento social y la apertura a capacidad reducida se respetan, pero además se suman “la desinfección continua del lugar y la preparación cuando se termina la jornada laboral para tenerlo listo para el comienzo de la otra. Es un protocolo que presentamos a la Municipalidad en su momento para que nos dejaran abrir y que estamos cumpliendo hasta el día de hoy” confesó Valenzuela.

Pero estos no son los únicos cambios que debió atravesar el centro de rehabilitación, ya que el otro tiene que ver con las horas de trabajo. Si bien el lugar mantiene su horario habitual de 8 a 20 horas, los integrantes del equipo debieron extender su jornada laboral para poder abarcar todos los aspectos del trabajo. “Si un profesional estaba cuatro horas para una determinada cantidad de pacientes, ahora esa persona está por ejemplo seis horas para ver a esa misma cantidad de pacientes o un poco menos, porque todavía hay gente que no anima a venir” indicó uno de los propietarios del lugar, a lo que Parraquini agregó: “Trabajamos con gente también de riesgo, la gente de mayor edad todavía no está incorporándose a las actividades, entonces lógicamente también hay mucha gente que no viene por esa situación”. 

Desde su inicio, Kines ha crecido de manera exponencial, tanto en personal como en pacientes en general. “Nosotros somos 5 kinesiólogos, entre los 5 cubrimos todo el rango horario de 8 a 20 de todos los días, y después tenemos una terapista ocupacional, una psicóloga y una licenciada en nutrición, pilates y además dos profesores de educación física que trabajan en la parte del gimnasio” señaló Delia, mientras que Diego agrega que, sacando la pandemia, al lugar asisten “entre 80 y 100 personas diarias. Hoy capaz que estamos en un cincuenta por ciento de eso o quizás un poquito más”.

En el final de la charla, luego de contar que esta pandemia ha provocado que, en ocasiones, recurran al teletrabajo y las telerehabilitaciones, ambos afirmaron estar muy contentos “por cómo se instaló Kines en esta sociedad en estos años y cómo se mantiene y que, a pesar de todo esto, la gente nos sigue eligiendo”. Asimismo recordaron que “ya hace un par de años que incorporamos la venta y alquiler de productos ortopédicos y de productos para hacer actividad física” e invitaron a la gente a acercarse y consultar por todos los servicios brindados.