Julián Lamberti se quitó el traje de director de Turismo y se puso el responsable del Ente (C. Mulde

La Ciudad

Julián Lamberti, nuevo delegado de Claromecó

“Un Claromecó moderno y sustentable”

05|07|20 09:21 hs.

Si bien ya venía acompañando al Movimiento Vecinal en actividades partidarias propias de la última campaña electoral, en diciembre de 2019 inició su camino formal y más activo en el universo de la política. Fue cuando asumió la Dirección de Turismo. Poco más de seis meses después de ese comienzo, la función pública le deparó otro desafío. Hace unos días, aceptó la propuesta del intendente Carlos Sánchez y, tras el Ok del Concejo Deliberante, se convirtió en el titular del Ente Descentralizado de Claromecó en reemplazo de Billy Wilson, a quien lo defendió a capa y espada luego de todo lo sucedido. 




En diálogo con este diario, Julián Lamberti no esquivó a ninguna de las preguntas formuladas. Habló de varios temas puntuales. Se refirió a los objetivos que buscará cumplir a corto, mediano y largo plazo durante su gestión en la localidad. Colocó, además, una dosis de pimienta cuando centró su discurso en el protagonismo que la oposición ganó en este tiempo marcado por la pandemia.

A continuación, las dieciséis respuestas del flamante director del Organismo Descentralizado.

-¿Cuáles son tus expectativas como director del Ente Descentralizado Claromecó Servicios Turísticos? 
-Creo que puedo dar un gran aporte por mi capacidad de diálogo, de escuchar, por mi experiencia en el sector privado y público, mi conocimiento profundo del pueblo, de su gente, tanto residentes como turistas, de nuestros recursos naturales y culturales, de nuestras fortalezas y debilidades. Tenemos un muy buen grupo de trabajo en el municipio y una gran relación con el intendente, jefe de Gabinete, secretarios, directores, delegados y empleados municipales. Vamos a unir todas las partes en esta gestión, incluyendo también a todas las instituciones, residentes, comerciantes, prestadores de servicio, investigadores del Conicet, entre otros. Siempre aposté a trabajar en equipo. Tengo ese objetivo: una comunidad unida, madura, capacitada, con trabajo y bienestar, comprometida con el medio ambiente y con su patrimonio histórico y cultural. Un Claromecó moderno y sustentable. 

- ¿En qué se basará tu gestión? 
- Conceptualmente la gestión estará basada en lo medioambiental. ¿Por qué? Simplemente porque si perdemos nuestro patrimonio natural nada tiene sentido y, lo peor, las próximas generaciones recibirán un Claromecó devaluado, desgastado y colapsado. Detrás del recurso o atractivo natural viene la producción, la pesca artesanal y el turismo, base fundamental de nuestra economía y motor de desarrollo, pero también generador de mayor desgaste, contaminación y pérdida de valor ambiental. Ahí está el desafío del Estado. En lograr el equilibrio, un Claromecó sustentable y sostenible con procesos de triple impacto (ambiental, cultural y económico). Este es el camino, el punto de partida y también la base del verdadero bienestar de nuestra comunidad. 

-¿Qué te dejó el paso por la Dirección de Turismo? 
-En primer lugar, experiencia en la gestión pública y una excelente relación con todo el equipo de trabajo del municipio. Luego la certeza de que realmente se trabaja incansablemente por un distrito cada día mejor. Doy fe de eso. Conocí a un intendente que defiende los intereses de nuestra ciudadanía de una manera valiente, inteligente y fiel. Recorrí mucho las localidades. Tengo relación con todos los delegados e instituciones; y por lo transversal del turismo logré conocer la problemática actual en varias áreas. También descubrí que se puede sumar y ayudar mucho desde la política y particularmente desde este equipo de trabajo. 

-¿Por qué aceptaste la propuesta del intendente? 
-Como dije anteriormente. Siempre creí en el trabajo en equipo y yo formo parte de uno: el del Movimiento Vecinal. Estoy para contribuir y sumar donde se me convoque. De la única manera que podría negarme a hacerlo sería si se me invita a liderar un área para la que no me sienta capacitado. Claromecó no es el caso. Amo este pueblo. Si todo anda bien, podremos dejar una huella, un mensaje para los jóvenes, un espacio mejor. 

-¿Qué concepto crees que tiene de vos la comunidad de Claromecó? 
-Eso habría que preguntárselo a la gente. Yo te podría responder quién soy yo, y esa definición cambiaría pronto. No soy igual que ayer. Trabajo día a día en mejorar como persona, como padre, como hijo, como hermano, como amigo, como ciudadano y como político también... 

-¿Te molestó que los concejales de Juntos por el Cambio hayan pedido un currículum tuyo para analizar tu nombramiento?  
- No me molestó para nada. 

- ¿Qué pensás y cómo viviste todo lo que se dio en el Concejo Deliberante, desde el rechazo a Billy Wilson hasta lo que pasó en la última sesión? 
-Pienso que la oposición ya está en campaña y como dijo el concejal -Alejandro- Trybuchowicz, “pegan palo y a la bolsa a todo lo que proponga el Ejecutivo”. Espero que reflexionen los muchachos. Parecen buena gente. 

-¿Fue injusto el Concejo Deliberante con Billy Wilson?
- Billy fue víctima del prejuicio social y político. Creo que como sociedad tenemos algunas materias pendientes. El fuerte de Billy es lo humano, lo social y lo cultural. Eso está bien clarito. Es un gran tipo y dijo que va a seguir trabajando desde adentro o desde afuera pero con el Movimiento Vecinal. La política, a veces, te lleva puesto y es injusta. Todos tenemos que estar preparados para eso. 

-Es inevitable que tu gestión se compare con la de Carlos Avila. ¿A eso cómo lo vas a manejar?
-Voy a trabajar fuertemente en conducir el pueblo hacia un Claromecó moderno y sustentable. En cuanto a la pregunta: hay cosas que no puedo manejar ni debo intentarlo. Están fuera de mi círculo de control. Espero que la comparación sea, como me enseñaron en la escuela, un simple recurso literario que se utilice para hacer referencia a que Lamberti mantiene y defiende lo mejor de la gestión de Avila. Por ejemplo: "Lamberti continúa con la construcción de la senda maritima iniciada por Carlos Avila". Aprovecho a dar este ejemplo porque es una obra que arrancaremos esta semana, reemplazando el deteriorado deck existente desde Samoa hasta el Reloj, y continuando con la rambla de cemento. 

-¿Cuáles son las principales necesidades de Claromecó en lo social? 
- Lo principal es que la población se vio afectada por el Covid-19. Se asistieron a 90 familias y ahora, principalmente, muchas de ellas se encuentran con deudas. Hace falta más trabajo y se está ayudando a varias familias con leña. También hay necesidad de vivienda. 

-El concejal Martín Garate se refirió a supuestas infracciones que en su momento cometiste como empresario de la nocturnidad. Y sembró dudas, en base a eso, sobre cómo vas a exigir el cumplimiento de ordenanzas vigentes. ¿Qué pensás de eso?
-Qué te puedo decir...Garate sembró dudas y cosechará certezas. 

-Una de las problemáticas de Claromecó es la erosión costera. ¿A qué apuntará tu gestión en cuanto al tratamiento de la arena y la playa? 
-El problema de la erosión costera, en nuestro caso, fue generada por una excesiva forestación y una mala planificación urbana. Nuestro asesor, el doctor Federico Isla, ha sido claro en esto: el recurso (arena) está. Ahora hay que gestionar la playa con mucha responsabilidad para, por un lado, detener la pérdida de volumen de arena, y, por el otro, iniciar un proceso de recuperación del volumen y la calidad que se perdió. Para eso hay que ponerse a trabajar fuerte. El primer día de gestión creamos un área nueva en Claromecó: el área de Gestión de Playas. Se encarga de limpieza, concientización, cartelería, construcción de enquinchados, bajadas accesibles y estadísticas en conjunto con el Conicet. Reemplazar los antiguos paradores de cemento por la nueva mirada constructiva es fundamental en esta carrera contra el tiempo y por recuperar el valor perdido. La certificación Bandera Azul es el objetivo. 


El flamante director del Ente Descentralizado se refirió al plan de gestión que buscará ejecutar en la localidad (Caro Mulder)


-El potencial de Claromecó es el recurso natural. ¿Cuál es tu idea para preservarlo?
-Como mencioné anteriormente, la base de la gestión será lo medioambiental. Acá hay que decir que para preservar el recurso natural lo primero es tomar conciencia colectiva. Personal municipal, ciudadanía, prestadores de servicios, comerciantes y turistas debemos tener claro cómo hacer las cosas. Desde el Estado debemos marcar los lineamientos para que eso ocurra. Dar a conocer y hacer cumplir la normativa vigente, brindar capacitaciones, concientizar, instalar cartelería... Contamos con asesoramiento científico, recursos humanos y técnicos para iniciar un trabajo responsable y de calidad. Un pueblo sustentable es el resultado de un municipio y una comunidad que piensan y actúan en consecuencia. 

-¿Se pueden trazar objetivos a corto plazo (próxima temporada) en medio de una pandemia? 
-Definitivamente sí. Debemos avanzar hacia la próxima temporada preparando el pueblo para recibir al turista de la mejor manera. En lo único que no vamos a avanzar es en concretar eventos que impliquen aglomeración de gente. 

-¿A qué apuntás para el verano? 
 -Qué pregunta, en medio de tanta incertidumbre. Apunto a tener temporada. Con eso estaría feliz. Este martes hay reunión para organizar los accesos y controles por el tema del Covid-19. Apunto a un destino libre de virus. 

Sería nuestro granito de arena para que el país logre superar esta pandemia. Eso nos daría claridad para responder esta pregunta. Espero que para el 9 de noviembre, cuando Claromecó cumpla 100 años, la pandemia sea solo un mal recuerdo. Y podamos festejar como el pueblo se lo merece. 

De ser así, poder organizar un verano inolvidable. El verano número 100, el verano después de la pandemia. Y si no se logra, voy a luchar por todos los medios para preservar la integridad de Claromecó como parte del distrito de Tres Arroyos, de la provincia de Buenos Aires y de la República Argentina. De ésta salimos juntos... 

-¿Qué mejorarías en Claromecó en lo inmediato? 
-Sumar a todas las partes a la mesa de diálogo (instituciones, agrupaciones, emprendedores, prestadores de servicios, comerciantes y ciudadanía en general) y conformar el Consejo Asesor.