Mauricio Massa, Karen Hastrup, Gladys Iturburu y Alejandro Massa

La Ciudad

Post pandemia

El campo vuelve a ser la gran esperanza nacional

29|06|20 09:14 hs.

La Voz del Pueblo quiso conocer la evolución de los trabajos que se realizan en el campo en plena pandemia y consultó al destacado productor ganadero Alejandro Massa, quien permanece en su establecimiento desde el 15 de marzo, según dijo, "respetando el aislamiento impuesto por la emergencia sanitaria y sujeto a los protocolos correspondientes". 


Dedicado a la ganadería, hizo referencia a los cultivos del suelo únicamente por lo que ve en sus vecinos, que están "sembrando en condiciones casi óptimas climáticamente y sus resultados dependerán como siempre de los precios internacionales, las medidas económicas del Gobierno y el propio clima".

Con respecto a la cría de vacunos, resaltó el gran desarrollo alcanzado en los rodeos con la incorporación de la revolución genética, característica que posiciona a nuestro país en un gran nivel de consideración mundial. 

Supone que una vez terminada la pandemia habrá una fuerte demanda de alimentos en el mundo, también de la carne, por lo cual -observó- "es de esperar que las autoridades de Gobierno no desperdicien la oportunidad, dejando pasar otra vez el tren". 

En su análisis, lamentó que en la gestión anterior del kirchnerismo, por aferrarse al consumo interno descartando la exportación, se hayan perdido 12 millones de cabezas, pero que lo más aconsejable era no caer en la desesperación y escuchar a los que saben. 

A los efectos recordó "una sugerencia del ingeniero Rearte del INTA Balcarce, que hace muchos años aconsejó cambiar de estrategia, ganar kilos de carne no cuantitativamente, sino cualitativamente".

Planteó que eso significa "criar terneros con un chasis genético de mayor volumen cárnico". Comentó entonces que en el ambiente eso se llama "evitar el engrasamiento". Y agregó que, de esa forma, con la misma cantidad de cabezas se puedan duplicar los volúmenes actuales de exportación.

La única receta 
Desde el punto de vista político consideró fundamental "hacer una reestructuración fiscal que permita inversiones a corto, mediano y largo plazo, y crear condiciones para la incorporación de mano de obra genuina, hoy muy complicada con la industria del juicio".

"Hoy en día -dijo- lo único que mantiene el espíritu productivo del hombre de campo, es que si para de trabajar puede llegar a desaparecer". 

Resaltó que "Argentina desde la generación del 80 hasta el año 30, crecía y estaba entre los países más ricos del mundo, con la única receta de respetar la Constitución de Alberdi y un país con un Estado de gasto normal, no como hoy cuya dimensión es impagable con 20 millones de personas que con razón o sin razón cobran un cheque del Estado y con solo 7 millones en actividad reconocida impositivamente, soportando una carga cuyo peso hace inviable cualquier actividad". 

Mencionó también que el actual presidente Alberto Fernández dijo que después de la pandemia en Argentina iba a ser necesario un Plan Marshall, por lo cual consideró importante "recordarle que en los últimos 15 años, solo al sector agroindusrial vía exportaciones le sacaron 170 mil millones de dólares, es decir un Plan Marshall y medio ".

A pesar de todo, afirmó que el campo siempre estará dispuesto a brindarle al país todo el apoyo que se necesite para el bienestar de los argentinos, exportando e ingresando las divisas que son fundamentales para la el ordenamiento económico nacional. Pero expresó que es fundamental "barajar y dar de nuevo". 

Por último, habló del proyecto oficial enviado al Congreso para impulsar la expropiación de la empresa Vicentin. En este sentido, expresó que se requiere "respetar el trámite judicial, es una cuestión entre privados". 

Y terminó diciendo que "hay que sujetarse a las instituciones de la República, sin ninguna duda, y el respeto a la propiedad privada".