Policiales

Diez años de inhabilitación para el cuidado de personas

"Geriátrico del horror": ocho años de prisión para Carla Barroca y Liliana Sánchez (video)

16|06|20 17:00 hs.


Carla Barroca y su madre Liliana Sánchez fueron condenadas a ocho años de prisión como "coautoras penalmente responsables de los delitos de abandono de persona, sin cohecho, y abandono de persona calificada, un hecho, todos en concurso real", en el juicio de la causa conocida popularmente como "geriátrico del horror".

La lectura del fallo de la juez Verónica Vidal tuvo lugar este martes en horas del mediodía en el Tribunal Oral Criminal. Los hechos investigados tuvieron lugar en el establecimiento que se encontraba en avenida Guemes 1336, que fue clausurado el 31 de enero de 2018.

Además se dispuso la inhabilitación de las mencionadas mujeres por diez años para el desarrollo de la tarea del cuidado de personas.

El fallo establece, del mismo modo, que se remitan "copias certificadas de la presente resolución a la Fiscalía General, Ministerio de Salud de la provincia, área Adultos Mayores Geriátricos, y con el debido conocimiento de la Procuración General a fin de que se evalúe la existencia de otros posibles delitos de acción penal pública, como también de graves irregularidades administrativas respecto a la omisión de habilitación y debido control de la Región Sanitaria I, la Municipalidad de Tres Arroyos, y de la curaduría oficial, como de toda otra intervención de funcionarios públicos que resulte anómalo" 




Señala que "por tal razón y hasta tanto se resuelva lo expuesto precedentemente los efectos secuestrados en autos deberán continuar bajo la estricta y debida custodia de la Unidad Funcional Nº13 de esta ciudad".   

Cabe recordar que el lunes 8, en la presentación de los alegatos, el fiscal Carlos Facundo Lemble había requerido una pena de 4 años de prisión de efectivo cumplimiento e inhabilitación especial de 10 para ejercer el cuidado de personas, para las mencionadas encargadas, por “abandono de persona en cinco hechos y abandono de persona agravado en un hecho”, este último en perjuicio de Hilda Scappa, una residente que padecía demencia senil y falleció en septiembre de 2019, más de un año después de este episodio. 

Por su parte, Elisa Hospitaleche, defensora de las imputadas, solicitó en tal oportunidad la libre absolución de sus defendidas, por entender que no se encuentra debidamente probada la existencia del delito.