Los trabajos comenzaron el pasado miércoles y se extenderán hasta el inicio de la próxima semana

La Ciudad

A metros de avenida Constituyentes

Analizarán la calidad del agua con la idea de construir una nueva cisterna

12|06|20 09:58 hs.

A cargo de la firma bahiense Plus Agua, comenzaron a realizarse los primeros trabajos de exploración para constatar la calidad que tiene el agua en la zona del Camino de Cintura Norte, a metros de avenida Constituyentes, donde está prevista la instalación de una cisterna que permita aumentar la capacidad de producción del mencionado recurso. 


Desde el pasado lunes, personal y maquinaria de dicha empresa dio inicio a una serie de tareas relacionadas con el monitoreo a través de la realización de un pozo. Los trabajos, según se informó, finalizarán el próximo lunes. "Lo que estamos haciendo es una nueva perforación de exploración para evaluar la calidad del agua en este punto. La Municipalidad está interesada en armar una nueva batería pozos en este sector para alimentar y aumentar el abastecimiento de agua para la ciudad", indicó a este diario Blas Torrente, responsable de la obra en marcha. 

"A la muestra que tomamos la enviamos a un laboratorio para que haga las determinaciones físico-químicas y bacteriológicas necesarias, lo cual especificará si este agua es apta o no para consumo humano”


En sus apreciaciones, manifestó que los trabajos comenzaron el pasado miércoles y se mostró optimista para que entre lunes y martes de la próxima semana quede todo finalizado. "El proceso de esta tarea consiste en hacer un muestreo metro a metro de lo que vamos perforando. Hacemos un perfilaje eléctrico y luego se realiza un ensayo de bombeo", sostuvo Torrente, quien además expresó: "A partir de este trabajo, se verá si esta zona es apta o no para hacer futuras perforaciones e inyectarlas a la red". 


Los trabajos comenzaron el pasado miércoles y se extenderán hasta el inicio de la próxima semana


Y agregó: "A la muestra que tomamos la enviamos a un laboratorio para que haga las determinaciones físico-químicas y bacteriológicas necesarias, lo cual especificará si este agua es apta o no para consumo humano".

"La mayor demora está en el laboratorio. Eso ya no está a nuestro alcance. Una vez que retiramos todo el equipamiento, nuestra tarea queda prácticamente lista. Solo nos queda hacer un informe", indicó.