El Chango Conde en el archivo de La Voz del Pueblo con la cobertura que realizó este medio

Deportes

Uno de los ideólogos e impulsores del Seven

Chango Conde: “Lo hacíamos con muchísimo amor”

06|06|20 18:01 hs.

Juan Carlos “Chango” Conde estuvo desde el primero hasta el último Seven, y siente un aprecio por el evento tan grande que vivió sus últimos 27 años con “la estructura al rededor del Seven”. 


La Voz del Pueblo convocó al ideólogo del certamen para que cuente más detalles de la historia, cómo surgió, algunas anécdotas y más pormenores. Rápidamente aceptó, y repasó junto a este medio desde el primero allá por 1993 hasta el último que fue el verano pasado. “Junto a un amigo (José Seta) que había tenido una experiencia en Fiji, había visto rugby en la playa, nos pusimos a charlar y me sugirió: '¿te animás Chango a que organicemos con estas playas que tiene Claromecó? allá juegan al rugby descalzos en la arena, acá tenemos que hacer lo mismo'. Le digo que sí. Lo organizamos sin pensar en lo que podía venir, sin pensar que iba a tener el éxito que posteriormente tuvo", contó Conde en sus primeras declaraciones. 

El lugar para hacerlo fue fácil, ya que Claromecó es el lugar de veraneo de ambos desde siempre, y la identidad del evento basada en la amistad comenzó desde el primero. "El tercer tiempo hicimos 30 docenas de sandwich triples, clericó y cerveza en el boliche de José que era Porto Velho Bar. En esa época era peatonal la calle 28. Fue un éxito, gustó mucho. Y no se jugaba al rugby en ningún lugar de la Argentina en la arena, jamás”, describió. La primera edición dejó “contentísimos” a ambos, por lo que dijeron: “Seguimos, vamos a hacer el segundo”. 

En esa época no tenían “sponsor, los sponsor éramos nosotros porque es algo que realmente nos gustaba, lo hacíamos con muchísimo amor. El segundo hubo 12 equipos, ahí realmente ya nos proyectamos seguirlo”. 

Aunque el objetivo fue seguir, la actividad se cortó dos años “a raíz que José se va a vivir a Buenos Aires y yo no sé qué actividad tenía”. En el 97 se retomó, y “ahí no paramos más, siempre fue creciendo”. 

La innovación de jugar en la arena abrió los ojos de varios, y así fue en “el quinto Seven, uno de los mejores equipos que venía, Pueyrredón de Mar del Plata, un equipo con renombre en toda la provincia porque se dio una camada muy especial de jugadores, y me dicen: '¿te enojás si te copiamos el formato?', yo le digo 'no Marcelo (Chorny), chocho de la vida'”. 

Y así fue que se empezó a jugar seven playero en Mar del Plata y luego en varias localidades balnearias del país. “Se empezó a jugar rugby en la arena a tal punto que en Bariloche, que no hay arena, se hizo un seven con camiones del ejército que traían arena y armaban una cancha”, relató Conde.

La amistad, lo primero 
El seven tuvo un objetivo desde el principio, y así lo explicó el Chango Conde: “Con José siempre nos planteamos tratar de hacer algo basado en la amistad, el sentido fue priorizar la amistad y siempre tuvimos el concepto que esto debía servir para hacer amigos. Vos podes haber sido un gran jugador pero yo creo que no está cumplido el objetivo si no podes hacer amigos a través de un deporte. Yo creo que eso es importante no solo en el rugby, sino en cualquier juego. El rugby no es mejor, es diferente, tiene características especiales". 

Por TV 
El Seven fue creciendo año a año, y así llegó una nueva idea: que se televise. "Embalados por los sucesivos éxitos, en el quinto decidimos televisarlo. José tenía un productor amigo en TyC que tenía un programa que se llamaba El Polideportivo. Entonces pagándoles el hotel y los viáticos vinieron dos periodistas especializados en rugby y filmaron. Pero resulta que a este amigo lo echan de TyC Sports y queda un productor que nosotros no conocíamos… nos salió una fortuna porque el arreglo que teníamos era que nos iban a cobrar los gastos, la respuesta de la productora, una tal Margarita, fue ‘esto sale tanto'. Bueno, el compromiso con los sponsor era mostrarlos en la televisión, entonces pagamos mitad y mitad con José”, recordó el Chango, que hoy entre risas agregó: “Tuve que sacar un préstamo personal en el banco Comercial para pagar esa locura. Nos quedó el orgullo de haber promocionado Claromecó en televisión”. 

Pero esa no fue la única vez, ya que más adelante hicieron un nuevo intento, pero ya con otra experiencia. “En el Seven 14 o 15 vino Tackle de Primera que era un programa de rugby que se emitía en América Sport, pero hicimos bien los números, se hizo una filmación muy linda y se emitió el programa. Además de buscar la parte deportiva y de hacer algo que a nosotros nos gusta, siempre nos interesó darle al Seven un carácter turístico, social, para difundir el balneario", recordó. 

Sobre los proyectos para el futuro, el Chango Conde aclaró: "La idea es la que se plantee el TARHC, tuvieron el atrevimiento y la capacidad de laburo como para darle una vuelta de tuerca importante y hoy el Seven representa bien organizado un empuje interesante para el presupuesto anual del club. Yo estoy mucho más tranquilo, ellos son muy resolutivos, y el Seven va a durar lo que el TARHC quiera que dure. Yo cada vez me voy corriendo más, un poco me van corriendo los años y otro poco que estoy jubilado”.  

                   000000000000000000000000000000000000000000000000000
Roni Amore, la voz oficial

José Seta y Roni Amore

Desde el 2005 el Seven incorporó a Roni Amore, voz oficial de los test match de Los Pumas, presentador del Seven de la República en Paraná, del Seven de Punta del Este, entre otras cosas, a su staff. 

“Hace la presentación y le da una jerarquía distinta", marcó el Chango Conde, que contó cómo fue su llegada: “En una oportunidad se hace el Seven en Monte Hermoso y dos árbitros pasan por casa, se quedan a cenar, y me dicen 'Chango, tenés que contratar a fulano de tal'; yo no lo conocía. Me dan el teléfono, lo llamo un domingo a la mañana, me presento y le digo que le voy a pedir una sola condición, 'si nos ponemos de acuerdo con el precio y venís una vez, no podes faltar nunca más'. Me dice, 'me metés en un compromiso muy grande'. Me pasó un precio, pero es un Seven con él y sería otro Seven sin él, no se qué puede pasar, nadie es eterno, pero viene año tras año. De ahí nos hemos hecho íntimos amigos y pasó lo mismo con el grupo de colaboradores, con los árbitros, con el encargado de prensa, siempre porque priorizamos la amistad".