La Ciudad

Lo manifestó el viceministro de Salud de la provincia

Nicolás Kreplak: “No se puede volver a la normalidad”

02|06|20 15:59 hs.

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, aseguró que la cuarentena obligatoria debería endurecerse y retroceder de fase en el área metropolitana (AMBA) ante el aumento sostenido de la cifra de contagios de coronavirus. 


En una entrevista realizada por La Voz del Pueblo, el funcionario provincial estimó que “hay que retroceder de fase. Estamos en la parte de ascenso de la curva. Cuando empiezan a duplicarse los casos, hay que achatar la curva”. En igual sentido, agregó que “ahora hay que producir las medidas de contención que reduzcan la cantidad de contagios".

Al mismo tiempo, explicó que “esto tiene la perspectiva de que a mediano plazo se podría saturar el sistema de salud, por eso la intención de aplanar la curva”. 

El viceministro de Salud explicó que los datos que manejan en la provincia se miden a partir de un indicador llamado “R” al que se asigna el valor de cada persona a cuántas personas contagia, así es que en el caso de ser R igual a 1 contagia a una persona, cuando en menor que 1 los casos empiezan a caer, y si es mayor a 1 aumenta la cantidad de contagios. “La cantidad de casos aumentó en gran volumen, son más pacientes que se enferman y tienen la necesidad de aislarse o de ser internados en las terapias intensivas, como así también genera el lamentable aumento de los fallecimientos por la enfermedad”, afirmó. 

La estrategia
El funcionario planteó dos estrategias de contención que deben respetarse en cada distrito. 

La primera es la reducción de la movilidad, principalmente determinar las tareas que entran en la actividad económica. El comercio genera gran movimiento migratorio de las personas para comprar y vender y esto “seguramente aumenta la contagiosidad”. 

Sostuvo que “por eso es fundamental establecer qué personas serán las que se muevan y que sean identificables o circulen de a dos o tres, pocas y siempre las mismas para que en caso de haber un brote se pueda contener fácilmente”. 

La segunda estrategia de la que habló fue la “vigilancia activa y control de foco” de la que dijo, “se trata de que se lleve adelante lo más rápido posible. La búsqueda alrededor del caso, que esto se haga en todos los territorios y con más fuerza en los lugares donde ha circulado la enfermedad”. 

En cuanto a lo que sugieren hacer en el área metropolitana, expresó que “se debe respetar la cuarentena, estar en sus domicilios, hay un gran número de personas que sigue en su casa desde que empezó el aislamiento obligatorio y otros que lo relajaron por cuestiones económicas o por cansancio, pero este es el momento de recrudecer la cuarentena y no soltar el cuidado porque ahora es cuanto más hay que cuidar la higiene, el uso de barbijos, el aislamiento, el distanciamiento social”.

En Tres Arroyos 
Sobre el distrito de Tres Arroyos y otros de similares características, manifestó que “logramos establecer la diferencia de territorios que tienen circulación del virus y mantener la velocidad de crecimiento a distinto ritmo, por lo que no hay un gran pico igual en todo el país o la provincia y, puede ser que haya lugares que no se contacten con zonas de circulación. Pero si es así deben tener mayores cuidados o evitar lo más posible la circulación hacia los grandes conglomerados”. 

Finalmente, dejó en claro que “no se puede volver a la normalidad. Hay que mantener un sistema de vigilancia muy amplio y estar muy atentos para que cuando aparece un caso aislarlo rápidamente y no llegar tarde con los contagios”. En este contexto, planteó en el cierre de la entrevista que “o hacemos que dejen de aumentar los casos o el sistema va a colapsar, es un sistema finito a pesar de todas las disposiciones que ha tomado la provincia para mejorarlo”.