El techo de los vestuarios que están construyéndose en Central, se voló por completo

La Ciudad

Fuerte temporal

Viento, daños y roturas en el distrito

01|06|20 09:09 hs.

Un fuerte temporal asestó a la ciudad y la zona en la noche del sábado y madrugada de ayer, domingo. Ráfagas de viento superiores a los 80 kilómetros por hora y fuertes lluvias trajeron consigo una serie de percances y roturas en el distrito, que además sufrió diversos cortes de luz por los fuertes vientos.


En Orense 
El balneario Orense fue el lugar que más “sintió” el fuerte azote de los vientos. Desde la localidad informaron que el viento allí superó los 100 kilómetros por hora (la ráfaga más fuerte habría sido de 128 km por hora) y que lo que pasó por la costa fue un huracán. 


En Orense, el hotel y el camping fueron dos de las estructuras más golpeadas





La potencia del viento generó severos daños en la vecina localidad, los que provocaron que ayer, autoridades pasaran el día analizando los destrozos. A la redacción de este diario llegaron fotos que muestran cómo quedaron el hotel del balneario y el camping, dos de los lugares más “sacudidos” por el temporal. 

En Claromecó 
La playa fue testigo de severos daños en la costa claromequense. Si bien el viento no fue tan fuerte como en Orense (aquí las ráfagas superaron los 90), algunas roturas pudieron observarse a la vera del mar. 


Portones y ventanas sintieron la fuerza del viento en Claromecó (Caro Mulder)


Según se pudo averiguar, cayeron postes y árboles y se volaron algunos tanques de agua y chapas en varios techos. En ese aspecto, en la esquina de calle 23 y avenida Costanera, una vivienda sufrió la rotura de una ventana, así como también registró daños en su techo y en el portón de la parte baja. 



En la misma esquina pero enfrente, Orilla Gurú amaneció con la bajada corrida (las maderas que se unen formando un camino quedaron dispersas en la playa) mientras que a unos cuantos metros, el parador Posta del Faro terminó con su cartel torcido por el viento.  

En Tres Arroyos 
Ramas y árboles caídos y techos volados fueron los mayores problemas a los que se debieron enfrentar los bomberos durante la noche del sábado y la madrugada del domingo en nuestra ciudad. 

Según detallaron en un informe, la primera salida tuvo lugar a las 21, cuando acudieron a una vivienda ubicada en Reina Margarita 1330, donde el techo fue “arrancado” por completo. Allí comenzó un periplo que terminó a las 11 de la mañana de ayer. En medio, se denunciaron daños en Pedro N. Carrera al 70, en Quintana al 700 (allí también un propiedad sufrió la rotura casi completa de un techo de chapa), en avenida Alem al 1600 (otro techo completamente “arrancado” por el viento) y en Rivadavia al 1200, donde también un techo sufrió importantes roturas. 

Asimismo informaron que en Esteban Echeverría al 2065 un transformador de corriente se rompió provocando el incendio de un árbol. Además, se constataron roturas en techos en Alem al 800 y en la esquina de Garibaldi y Domingo Vázquez. 

Ya en la madrugada, los bomberos debieron acudir a cortar gajos caídos de un árbol a calle Garibaldi, en tanto que cerca de las 8 de la mañana debieron cortar gajos de un sauce que cayeron sobre un vehículo estacionado en la calle.  

Finalmente, en la jornada de ayer, integrantes del Club Deportivo Central, en la avenida Moreno al 2000, se comunicaron con este diario para comentarles que las nuevas instalaciones del club se vieron afectadas por el temporal. 

En ese aspecto, explicaron que el techo de los nuevos vestuarios fue destruido prácticamente en su totalidad, generando un daño importante en este club que se encuentra abocado a los trabajos en el predio con el fin de poder tener su cancha en condiciones para cuando el fútbol oficial regrese a la actividad. 



Asimismo, aprovecharon la oportunidad para denunciar que el sábado, desconocidos violentaron el alambre perimetral e ingresaron al predio para disputar un partido de fútbol, rompiendo el césped del campo de juego que se encuentra en pleno proceso de siembra. 

Por todo esto es que, desde el club, solicitaron colaboración a la población para poder comprar nuevamente las chapas y arreglar el vestuario. Quienes quieran hacerlo, podrán comunicarse a los teléfonos 02983-15456990 ó 15646814.

Sin luz
Los fuertes vientos provocaron varios e importantes cortes de luz. Desde CELTA informaron que el primer problema se presentó en el cuadrante ubicado entre calle Castelli en cercanías a las vías del tren, el cementerio y la planta depuradora. Allí, un gajo de un árbol golpeó los cables provocando un importante corte en la zona antes mencionada. 

Asimismo, en Olivero Duggan al 2900 sucedió algo similar, en tanto que en calle Garibaldi al 3200 una planta destrozó las líneas de corriente. 

En lo que respecta a las zonas rurales, en cercanías a Cascallares gajos de gran tamaño rompieron líneas, en tanto que hacia la zona del sudoeste del partido se produjeron también roturas de líneas y quemaduras de fusibles (estas fueron provocadas porque, por el viento, los cables se tocaron).

Asimismo, explicaron que varias troncales sufrieron desperfectos, como por ejemplo la que conduce a Vázquez. Desde la cooperativa informaron que, por todos estos problemas, debieron salir seis cuadrillas a trabajar, las cuales se mantuvieron activas hasta las tres de la mañana; hasta las siete fueron dos las que se quedaron de guardia, para que, en ese momento volvieran a ser seis la que se encontraban en funcionamiento. 

Según explicaron en la tarde de ayer, la situación ya estaba normalizada aunque continuaban trabajando con el fin de restaurar todas las líneas ya que, en algunos casos, los arreglos habían sido “temporales” para que la luz regrese.