La Ciudad

Pronunciamiento de la entidad en Tres Arroyos

La CGT pide justicia “por el asesinato del trabajador Luis Armando Espinoza”

28|05|20 19:06 hs.

La CGT Regional Tres Arroyos expresó en un comunicado de prensa “su más enérgico repudio a la situación de violencia institucional registrada en la provincia de Tucumán, con el presunto asesinato del trabajador rural Luis Armando Espinoza, que habría ocurrido en esa provincia”. 


 El texto tiene como título “Pedimos justicia por el asesinato del trabajador Luis Armando Espinoza”. 

En este sentido, recordó: “Según se conoció a través de los medios periodísticos nacionales, el viernes último apareció, en la zona de Alpachiri, provincia de Tucumán, sin vida el cuerpo del trabajador rural Luis Armando Espinoza, padre de seis hijos, de 31 años de edad y que se encontraba desaparecido desde hacía una semana”. 

Señaló que “el trabajador había sido visto por última vez junto a su hermano Juan, cuando se dirigían a la casa de su madre y pasaron por un lugar de carreras cuadreras donde se detuvieron. Allí se generó un incidente con la policía local, y el trabajador se cayó del caballo y los policías los golpearon a él y su hermano. Fue este último quien indicó que vio como los policías se lo llevaron a un monte cercano”. 

La central sindical puntualizó que “la versión de la policía tucumana es que Espinoza y su hermano, al igual que otros vecinos estaban violando la cuarentena asistiendo a una carrera cuadrera, y que fueron estos quienes comenzaron los incidentes, por lo que se vieron obligados a realizar disparos al aire. Como consecuencia del hecho fueron detenidos 9 policías y 1 civil”. 

Finalmente, subrayó que “es inadmisible que en tiempos de democracia debamos asistir a este tipo de hechos que vulneran los más elementales derechos humanos de un compañero trabajador. Expresamos nuestro abrazo a la familia, al mismo tiempo que exigimos el esclarecimiento del hecho y condena a los culpables”. 

El escrito cuenta con las firmas de Humberto Salaberry, secretario general y Adolfo Olivera, secretario de Prensa, Difusión y Derechos Humanos.