foto Lu24

Policiales

Entre la noche del viernes y madrugada del sábado

Cuantioso robo de herramientas en un establecimiento rural del Cuartel VIII

26|05|20 09:32 hs.

“Se llevaron todas las herramientas de manejo diario y continuo que tiene una empresa en el campo”. De esta manera, Fernando Renaud le resumió a LA VOZ DEL PUEBLO el alcance del daño que ocasionó en su campo de San Mayol el robo constatado en la mañana del sábado. 


El hecho fue perpetrado en el establecimiento rural que los Renaud poseen en el Cuartel VIII, al final de una calle adyacente al camino que nace en la ruta 228, en dirección a los silos de Goñi y que conducen a San Mayol. 

Según estimó el damnificado, quien radicó la correspondiente denuncia en el CPR, los delincuentes se llevaron tres cajones llenos de herramientas, una motosierra, una hoyadora, cortadoras de césped, una bordeadora y otros elementos que sirven para desarrollar la producción en el establecimiento rural de 100 hectáreas, al que suele ir a trabajar todas las mañana con su señora. 

“Tenemos un garage que es donde convivimos todo el día y donde tenía las herramientas y todo lo que necesitas para ir trabajando en el campo. Cuando ví que estaba todo revuelto, me di cuenta que me habían robado todo. Un desastre”. 

Fueron los primeros pasos de su encuentro con el golpe de la inseguridad en la zona rural, “cuando entré, empecé a ver que la motosierra no estaba, tampoco los motores grandes de explosión a nafta, y estaban vacíos los cajones de herramientas. Entonces me dirijo al galpón y veo lo mismo con los tractores. Te llevan la vida, porque es lo que te cuesta para juntar en un campo las que necesitas para trabajar”.

Estudio previo 
Según lo que el propio damnificado compartió con este diario, y como viene ocurriendo en casos recientes ocurridos en la planta urbana, alguien habría estudiado sus movimientos antes de actuar con tanta impunidad. 

“En algún momento especial de siembra o cosecha nos quedamos a dormir ahí. Sino, vamos diariamente, porque hay hacienda y debemos ir todos los días. Acá hubo una estrategia de seguirme, porque nunca hubo nada raro. Es el último campo en ese camino y es muy difícil entrar. Evidentemente, me han estudiado los manejos, me observaron cómo íbamos y veníamos del campo y actuaron muy tranquilos, porque revolvieron todo y se llevaron todo lo mejor”, observó Renaud, antes de asegurar que hizo la denuncia en el CPR, donde a este diario le informaron sobre una prohibición expresa de informar detalles de la declaración penal a los medios de comunicación. 

La tranquilidad de movimiento de los delincuentes a la que se refirió Renaud, quedó de manifiesto en el desorden en todos los sectores del establecimiento saqueado, “menos mal que no me tocaron las cosechadoras y los tractores. Igualmente, ahora hay que pensar que entraron como ‘Juan por su casa’ y se hicieron un pic nic en un campo donde no hay corriente, te manejas con un generador. Ahora, habrá que pensar en otras cosas. Nunca habían entrado en ese campo, jamás, porque somos todos vecinos, conocidos. Te llevan todo y nadie le pone el cascabel al gato”.

Después de reconocer que “las herramientas no solo tienen valor económico”, Renaud afirmó que piensa volver a comunicarse con los medios de comunicación locales si no tiene novedades de lo sustraído en los próximos días, “sino llega haber ninguna noticia de nada, voy a volver a los medios, porque voy a cuidar a mis vecinos también. Si no nos empezamos a dar una mano entre todos para parar esta delincuencia, no sé cómo vamos a convivir”, se preguntó en el cierre.