Claro, Reta y Orense

.

Billy Wilson: Hubo 500 autos en la ruta

03|05|20 10:55 hs.

En el acceso a Claromecó, ayer por la mañana la negativa en el control policial de la ruta 73 para permitir el ingreso de vehículos generó una situación controvertida. Parte de quienes llegaron hasta allí debieron retornar a su lugar de origen, algunos incluso en redes sociales aseguraron que tenían el permiso único de circulación. 


Un comunicado 
En este contexto, la Municipalidad recordó en un comunicado de prensa que “aún se encuentra vigente la cuarentena general y obligatoria dispuesta por el Decreto Nacional 297/2020”. 

Puntualizó que “por tal motivo en nuestro distrito no se han autorizado las salidas transitorias, las que no se descartan que se habiliten en los próximos días, según lo establezca el comportamiento y la conducta social”. 

Señaló que “por lo tanto no están autorizadas las salidas de Tres Arroyos, como así también los ingresos a localidades como Claromecó, a quienes circulen sin el permiso nacional correspondiente”. 

En el escrito, el municipio dio a conocer que “oportunamente se establecerán dos días en la semana para que los residentes en Tres Arroyos que posean propiedad en Claromecó puedan concurrir en forma coordinada a verificar el estado del inmueble, como así también llevar a cabo medidas esenciales, pudiendo permanecer en la localidad por el lapso máximo dos horas a partir del arribo”. 

Finalmente, afirmó que “nuestro distrito se mantiene en alerta permanente ante la posibilidad de la llegada del Covid 19. Tomando las medidas necesarias y básicas de cuidados sanitarios, prevención y distanciamiento social estamos logrando inmejorables resultados. La responsabilidad es de todos”. 

El delegado 
La Voz del Pueblo consultó al delegado Billy Wilson, quien en primer término manifestó que “el problema no es que no te permiten entrar a Claromecó, el problema es que no se puede circular. Hubo gente que salió por Güemes, que no pasó por el control de Tres Arroyos si no hubieran sido retenidos allá, y viajaron igual. Lo que fue el detonante es que hubo 500 autos en la ruta”.

Argumentó que “entonces se intentó en un principio hacerlo de manera moderada para que cada uno pudiera venir a ver su casa, que eso lo entiendo porque dejaron todo enchufado por ejemplo”. 

No obstante, objetó cuando se producen conductas “un poco picarescas. Ya salir por el camino de tierra para evitar el control de la entrada… después hay que atenerse a las consecuencias cuando llegues acá”. 

Habló de la medida prevista de establecer “dos días en la semana, para que puedan venir quienes tienen una propiedad en Claromecó”. Pidió que “hasta que el municipio implemente como son las condiciones, por favor que la gente espere. Es de gusto venir, a mí me parte el alma que alguien que vino hasta acá se tenga que volver, hace 150 kilómetros con una bronca. Lo que pasó es que había un desfile de autos”. 

Reiteró “que esperen el permiso. Estamos tratando de implementarlo de la manera más ordenada posible, no es que no queremos que vengan. El tema es que cuando empezamos a abrir la ventanita, vinieron 500 vehículos de un saque”. 

Se refirió al decreto presidencial del aislamiento obligatorio; “hay una norma que no permite circular”, planteó. 

Acerca de lo sucedido en el control, manifestó que “ante el aluvión de gente, el jefe de la Departamental llamó al comisario de la localidad y le dijo ‘listo, cortá, que no entre nadie’. A pesar de que habían hablado conmigo algunos, que es verdad que les había dicho que sí”. 

Consideró que “el que tiene casa acá y paga impuestos todo el año tiene derecho a entrar”. Sin embargo, marcó una diferencia con quienes “vienen en carácter recreativo, no es la idea. Después andan paseando por el pueblo, cosa que se ve porque también mandan las fotos, traen una moto atrás”. 

Finalmente, puso de manifiesto que “le dije al intendente Sánchez que quiero recomponer el vínculo entre Tres Arroyos y Claromecó, porque es la misma familia, el mismo municipio, la misma gente. Hay muchos que viven acá hace 20 años pero son de Tres Arroyos, es más, yo me enfermo mañana y voy al Hospital Pirovano”.