El gobernador firmó un convenio para ampliar el número de camas de terapia intensiva con el sindicat

La Ciudad

Entrevista exclusiva con Axel Kicillof

“Estamos focalizando todos los recursos a salvar vidas”

29|03|20 08:16 hs.

Por Valentina Pereyra


El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof conversó con la Voz del Pueblo sobre las políticas públicas que lleva adelante su gobierno para contrarrestar las consecuencias del coronavirus. 

Respecto a la situación del Hospital Pirovano de Tres Arroyos y de las estrategias adoptadas en esta crisis de salud, el gobernador dijo que a pesar de todas las dificultades que tiene la Provincia se han realizado las inversiones necesarias, “hemos aportado más de tres mil millones de pesos en insumos hospitalarios de distinto tipo para ayudar y proveer a los hospitales provinciales y municipales para que se puedan sostener en un marco de emergencia, y tomar las medidas sanitarias que corresponden”. 

En el mismo sentido indicó: “Tenemos todo tipo de dificultades, no sólo financieras sino también de logística porque se complicó el tránsito, entonces usamos camiones de vialidad para llevar insumos”. 

En relación con las compras de los insumos para afrontar la pandemia, la máxima autoridad de provincia, explicó: “En el mundo entero la provisión está desbordada, no se consiguen respiradores ni barbijos, hemos pedido ayuda para que la industria textil local los produzca y poder comprarlos”. 

El gobernador manifestó que el Estado provincial trabaja en situaciones que “están afuera del radar, pero pasan y hay que estar a la altura”. Y afirmó enfáticamente que “no paramos y no vamos a dejar abandonado a nadie”. 

En relación a la población en aislamiento, Kicillof destacó la solidaridad, la prudencia, la sensatez, el sentido común y la consciencia, “que mostraron los y las bonaerenses ante esta crisis que nos permite dar respuesta desde el Estado”. 

De Tres Arroyos expresó categóricamente: “A su comunidad -que tuvo un desarrollo importante en los 12 años previos al gobierno anterior- les digo que no esperábamos esta pandemia y que no hay bonaerenses de primera o segunda, por lo que todos van a estar contemplados en la asistencia que necesiten, y que estamos a disposición”. 


El sistema de salud 
Al ser consultado por el sistema de salud bonaerense, el gobernador describió la estructura con la que hacen frente al coronavirus. “Sé que es tiempo pasado, parece la prehistoria, pero no podemos olvidar el punto de partida con el que encontramos el sistema de salud provincial: primero, de deterioro estructural, y segundo, de abandono, sobretodo en la última etapa y así nos encuentra esta epidemia, muy mal parados. Por ejemplo, en la Provincia había cinco hospitales que no estaban terminados y no fueron abiertos”. 

En ese aspecto agregó: “La capacidad de respuesta de salud, de infraestructura, equipamiento, venía adoleciendo de falta de inversión, vemos que los sistemas de salud de los países más poderosos del mundo tampoco dieron abasto con condiciones absolutamente distintas en salud, económicas y sociales”. 

De la situación financiera y económica provincial explicó que “está muy deteriorada, por eso estamos focalizando todos los recursos a salvar vidas y a cuidar la salud de los y las bonaerenses”. 

El mandatario afirmó que “estábamos en condiciones de crisis antes que esto ocurriera, sería otra la situación si estuviéramos más holgados o si hubiéramos salido de la recesión en la que estábamos sumidos, pero no es cuestión de quejarse, sino buscar soluciones y abordar la pandemia con todo los que tenemos”. 

La ayuda al municipio 
El gobernador respondió ante la consulta sobre las políticas sanitarias que “la Provincia pretende ayudar, el sistema bonaerense cuenta con 77 hospitales y 244 hospitales municipales a los que también les vamos a proporcionar lo que podamos, como barbijos, insumos de protección sanitaria, y lo que podamos conseguir. En cuanto al equipamiento, la idea es abastecer a toda la red municipal en tiempo record, con las restricciones económicas que tenemos”. 

Asimismo mencionó que “sabemos que los intendentes se están encargando de ampliar su capacidad de atención, pero necesitamos coordinar todos estos recursos para que funcionen como un sistema único que nos permita derivar bien los recursos, las derivaciones y todo lo que podamos hacer”. 


Respecto a los intendentes que cerraron el ingreso a sus distritos, Kicillof indicó: “Hay que buscar un equilibrio dentro de un criterio general. Es decir, que lo que se haga para cuidar a la gente no genere otros perjuicios”


Kicillof habló de la realidad mundial: “Hemos visto países muy preparados con mucha inversión y sistemas de salud muy fuertes que se vieron desbordados, porque es una enfermedad que tiene una capacidad de contagio muy veloz, resulta explosiva. No podemos discernir exactamente o prever cuándo va a venir el crecimiento más rápido y de qué magnitud va a ser”. 

Ante la situación el funcionario bonaerense afirmó que “estamos destinando esfuerzos para estar bien preparados, por eso tenemos que hablar y trabajar en contacto con los intendentes que nos cuentan su situación y para eso hicimos un primer aporte pequeño, un fondo de 300 millones para distribuir -sólo en gastos de salud- que realizamos inmediatamente entre todos los municipios”. 

Ampliar camas críticas 
El viernes, el gobernador firmó un convenio -para ampliar el número de camas de terapia intensiva- con el líder del sindicato de Camioneros, Hugo Moyano en el Sanatorio Antártida, un hospital de ese gremio que será el segundo centro de atención exclusiva del coronavirus. “Con el convenio de hoy duplicamos -teniendo en cuenta todo lo conseguido- las camas criticas disponibles de la provincia, pero hay que hacerlo en todo el territorio bonaerense”, determinó kicillof. 

Explicó que como parte de las estrategias adoptadas ante el desafío que supone la expansión del virus, la firma del convenio permitirá que se abra el Sanatorio Antártida. “Fue como encontrar agua en el desierto porque está todo el país buscando ampliar la oferta de camas criticas de alta y mediana complejidad, porque es la población de riesgo -mayores de edad o gente con enfermedades de riesgo- que van a necesitar terapias intensivas, situación que también ha desbordado la capacidad de sistemas de países preparados y tan ricos como los europeos o Estados Unidos”. 

El aislamiento 
En referencia a las medidas provinciales en la pandemia, Kicillof analizó que “por un lado tenemos la ventaja que Alberto (Fernández) al generar este grado de aislamiento y cuarentena, hizo que la infección llegue más lentamente y nos permite ganar tiempo”. 

Respecto a los intendentes que cerraron el ingreso a sus distritos, Kicillof indicó: “Hay que buscar un equilibrio dentro de un criterio general. Es decir, que lo que se haga para cuidar a la gente no genere otros perjuicios”


Sobre esto ejemplificó: “Hay 1100 camas críticas en la provincia que se usan, además, para otras enfermedades y pacientes que ya están, por lo que sabemos que en momentos de pico del virus no habrá ninguna disponible, así que con esta solución -por la firma del convenio- aportamos un centro específico para la emergencia de coronavirus que nos permitirá derivar muchos casos de otras partes del sistema hospitalario”. 

Más camas en otros hospitales 
Kicillof enumeró otras acciones realizadas la semana que pasó para conseguir más camas críticas en todo el territorio bonaerense, “recorrimos estos días inaugurando sectores, hospitales y buscando mayor aporte de camas como en la ciudad de José C. Paz, en la que la clínica dispone de 10 camas de terapia intensiva y otras 25 para cuidados progresivos, acondicionado especialmente para tratar a pacientes afectados por el nuevo coronavirus”, expresó. 


El gobernador firmó un convenio para ampliar el número de camas de terapia intensiva con el sindicato de Camioneros en el Sanatorio Antártida, un hospital de ese gremio que será el segundo centro de atención exclusiva del coronavirus


Mencionó asimismo al Hospital “El Dique” en La Plata donde estuvo recibiendo 500 nuevas camas de terapia intensiva para distribuir y al hospital Blas Dubarry en la localidad de Mercedes, donde inauguró 10 camas de terapia intensiva y un nuevo espacio de guardia. 

Remarcó que “más allá de que estamos atendiendo todo el interior provincial, la situación del conurbano será la más crítica por la densidad de la población”. 

De la cuarentena explicó: “Estamos contentos de poder aprovechar este tiempo para hacer las inversiones en infraestructura, por eso la Provincia va a proveer los respiradores que sólo puede comprar el Estado Nacional”. 

Los intendentes 
Kicillof habló con LA VOZ DEL PUEBLO sobre las actitudes y resoluciones adoptadas por intendentes de varias localidades que cortaron sus ingresos para evitar el tránsito del coronavirus, dijo que “una vez que se dictaminó el aislamiento y cuarentena la idea era no trasladar el virus de un lado al otro porque podía haber gente que lo tuviera y no lo supiera ya que tarda en manifestarse y en ese tiempo contagia, además que al principio los síntomas son leves y uno puede no darse cuenta que lo tiene. Este es el problema, se puede contagiar el que no sabe que tiene el virus y se está al mismo tiempo contagiando a otro que toca una superficie en el que ha dejado el virus”. 

En referencia a los intendentes manifestó que algunos, para evitar que el virus ingresara a sus ciudades, tomaron medidas hacia los que querían ingresar a sus distritos, “está muy bien el control, pero comenzó a surgir un problema con la circulación de alimentos, insumos de todo tipo, ambulancias, bomberos, los mismos conciudadanos que viven en esas ciudades, por eso entendieron que no se puede cerrar un pueblo porque no entra un virus, pero tampoco las cosas esenciales para sostener las actividades -aunque sean menores- que se llevan adelante”. 

En este sentido el gobernador indicó: “Hay que buscar un equilibrio dentro de un criterio general, cuidar a las comunidades pero permitir a los que traen la mercadería bajar a las estaciones de servicios -por ejemplo-, hay que buscar el balance. Llegar al punto medio para que lo que se haga para cuidar a la gente no genere otros perjuicios”. 

Por eso apeló a la búsqueda de conductas lógicas, coherentes, a la sensatez en situaciones inéditas y a realizar todas las medidas del caso para que se respete la cuarentena. 

Trabajo conjunto 
El gobernador valoró la tarea coordinada que realizan entre el equipo de gobierno y todos los intendentes, “algo que no se hacía hace mucho tiempo”, y de este modo poder conocer de primera mano la demanda y necesidades en todos los ministerios para encontrar soluciones “con lo que hay y no hay”. 

En cuanto a las economías provinciales dijo que “sabemos que las finanzas públicas se están resintiendo en la Nación, Provincia y en los municipios porque la actividad es menor y es difícil sostener los ingresos y los gastos que crecen por la emergencia. Así que se irán buscando soluciones, para ello estamos colaborando, hablando con los intendentes y quiero resaltar que encontramos clima de cooperación, ayuda, incluso de sectores políticos que no son el nuestro, necesitamos de la solidaridad de todos y el trabajo conjunto”. 

Finalmente dijo que sigue recorriendo todo el territorio bonaerense para hablar con los intendentes porque “hay miles de dificultades, pero hay que encontrar las respuestas”.