Son alrededor de 70 los municipios que tienen medidas restrictivas para el transporte

El Campo

Los efectos de la pandemia

“A muchos intendentes les parece que tienen un reino y no un partido”

26|03|20 09:23 hs.

Los casos se fueron sumando y los reclamos también. Pese a las declaraciones juradas, certificados firmados por las patrullas rurales, y permisos varios, nada garantiza que un camión con granos, hacienda o insumos circule de un municipio a otro sin tener problemas.


“A muchos intendentes les parece que tienen un reino y no un partido. Cada uno hace lo que quiere”, se quejó Eugenio Simonetti, presidente de la Sociedad Rural de Tres Arroyos, en referencia a los diferentes criterios tomados por los jefes comunales en cuanto a la circulación del transporte por sus municipios. 

Luego de aclarar que “en Tres Arroyos por suerte se gobierna con coherencia y no hay inconvenientes”, explicó que no ocurre lo mismo en distritos vecinos. Y dio un par de ejemplos. “Días pasados no dejaban entrar al partido de Pringles a unos paperos que estaban cosechando. Tuvimos que mandar nosotros una nota diciendo que es gente que está viviendo en Tres Arroyos, que son productores, para que los dejaran pasar”, contó. 

“En Coronel Suárez, el intendente pretendía firmar él mismo los permisos que necesitan los productores para circular… Era un disparate, una pérdida de tiempo. Además, ¿con qué fin?”, indicó. 

Un relevamiento realizado por el periodista Carlos Bodanza evidenció que transportistas, los productores y profesionales, deben pasar por situaciones incómodas y en muchas otras, deben retroceder por impedírsele ir hasta el campo. “Hay accesos que han sido terraplenados, como ocurre en Coronel Dorrego, rozando casi lo ilegal, a la hora de la libre circulación, más allá de la cuarentena dictada”, manifestó en el informe publicado en el sitio Infosudoeste.

Toque de queda
“En Coronel Pringles exigen la declaración jurada con Renspa y permiten una salida diaria con un toque de queda a las 17 y en Coronel Suarez hasta las 16:30”, aseguró un profesional. Para la Sociedad Rural de Pigüé es necesario un permiso de la Municipalidad para el cual se necesitan CUIT, Renspa, DNI, patente del vehículo y la habilitación es tan solo por un día, algo que imitó el partido vecino de Puán. 

Diferente es la realidad de pueblos más chicos y con rutas poco transitadas, “por acá todavía es libre, nadie pide nada. Claro, es un pueblo y nos conocemos todos, ayer consulté a la patrulla y me respondieron que no había problemas”, contó un productor de Juan N. Fernández. 

En cambio, en Dorrego cerraron los tres ingresos y piden acompañar la declaración jurada con algo que lo avale. “A los productores nos piden el Renspa, y para los empleados una fotocopia del Renspa con una autorización nuestra escrita a mano en la misma hoja”, explicó un productor y contratista rural. 

En los accesos a Bahía Blanca las situaciones son disímiles: en la Ruta 33 (hacia y desde Pigüé) no se controla ni ingreso ni egresos, mientras que en la 35 (hacia Villa Iris), Ruta 3 vieja y 51, los controles exigen la declaración jurada correspondiente.

Un audio de un camionero de haciendas, terminó de sumar implementos a la circulación: “Me exigieron guantes de látex, barbijo y desinfectante en la cabina”, aportó su testimonio en el relevamiento de Infosudoeste.