Leandro Fernández, de El Buen Vino

La Ciudad

Cuarentena

El Buen Vino invita a comprar desde tu casa

20|03|20 18:39 hs.

Ayer, el gobierno nacional anunció que se implementará una cuarentena obligatoria, lo que todo indica provocará una reducción notoria en el movimiento en las calles de todo el país. Si bien la obligatoriedad se puso en marcha hoy, el descenso de la actividad comercial pudo verse en el transcurso de la semana. 


Leandro Fernández de El Buen Vino, contó al respecto que “hemos tenido una baja considerable en la venta, la gente anda menos en la calle. Salió, pero en horarios muy puntuales, como que sale a hacer todos los mandados juntos. En el centro hubo mucha más gente y es coincidente con el horario de pagar impuestos, de bancos, digamos de compromisos y después se encierra”. 

Para evitar que la gente salga a hacer las compras y fomentar que la población se quede en casa, El Buen Vino y Los Toneles pusieron en marcha un sistema de pedidos, el cual además, tiene recompensa para el comprador. “La idea es premiar al que se quede en casa, porque si bien obviamente está el tema comercial, nosotros como comerciantes también tenemos miedo de atender muchas personas a la vez, entonces hicimos una propuesta como para premiar al que se queda en casa. Preferimos hacer ese esfuerzo a que vengan al negocio y corran los riesgos”. 

El mismo consta de descuentos según la cantidad de compra, es decir, si es superior a mil pesos se le aplica un descuento del 5 por ciento, si la compra es mayor a 2 mil el descuento es del 10 por ciento y si es mayor a 3 mil, es del 15 por ciento. En todos los casos, la promoción es para pedidos telefónicos. 

“Ese servicio lo vamos a mantener incluso durante el fin de semana, durante los días feriados e incluso durante la cuarentena obligatoria” dijo Fernández, aclarando que “los pedidos los tomamos de un día para el otro, no es delivery. La idea es que la gente realmente se quede en la casa”.  
Finalmente, el comerciante dio una opinión personal el respecto de la situación que se vive. “Las cosas se van a detener en tanto y en cuanto se hagan como siempre se deben de hacer, es decir de arriba hacia abajo”, concluyó.