Ariel Alberca, DT de Once Corazones

Deportes

Ariel Alberca, entrenador de Once

“La idea es potenciar experiencia con juventud”

08|03|20 19:44 hs.

Once Corazones tiene mucho con que ilusionarse para que este 2020 sea uno de esos grandes años futbolísticos, como los que hasta hace poco tiempo los tenía como protagonista excluyente. 


Se ha reforzado bien, han regresado jugadores importantes pero, por sobre todas las cosas, cuenta con la vuelta de su DT histórico y multicampeón: Ariel Alberca. 

La Copa Aiello sirvió de trampolín para que se metiera de cabeza, y con el cuerpo entero también, en su nuevo equipo. “La verdad que estoy contento, tomando con la mayor seriedad posible este torneo. Siempre digo que para nosotros en particular no son fáciles las semanas por la imposibilidad de estar juntos; entonces tenemos que aprovechar estos partidos para probar no sólo nombres, sino también sistemas. Por eso es que tratamos de asimilar cada minuto que jugamos y de sacarle provecho a cada partido”, reconoció el DT. 

El martes, ante Colegiales su equipo tuvo una exigencia de alto nivel porque el Escolar puso una formación similar a la que está jugando el Torneo Regional. “Por momentos se notó el cambio de ritmo; con éste, nosotros recién cumplimos tres partidos más una práctica informal; de ahí lo importante que resulta cada juego para nosotros. Entiendo que Colegiales fue un justo ganador (ganó 2-1 tras estar 0-1), y a nosotros nos queda la posibilidad de analizar los errores que vamos cometiendo en este armado de quipo”, confesó. 

Dentro de ese ensayo, Once cambió de 3 a 4 su línea defensiva; modificó su ataque ser más combativo al adelantar a Morán y retrasar a Regalado; en fin, varias modificaciones que tienen respuestas pensando en el futuro. “Seguro, a nosotros nos complicó la lesión de Monges porque perdimos uno de los carrileros naturales que tenemos; hicimos jugar por la banda a Enzo Piñero que es más ofensivo. Entonces todo nos costó un poquito más, pero estamos muy tranquilos; el resultado no fue lo más importante para nosotros, sin dudas. En este torneo debutamos ganándole 4-0 a Argentino y sinceramente creíamos que le habíamos sacado más provecho al partido que después le ganamos a Olimpo, porque por varios momentos nos manejó el juego y nosotros debimos responder ante las dificultades, las falencias que tenemos. Algunas se podrán corregir y las que no, ‘debemos meterlas bajo la alfombra’, y a las virtudes potenciarlas al máximo”, afirmó el entrenador. 

En este regreso, Alberca pareciera afirmarse en la experiencia. Armó una columna vertebral experimentada con el arquero Alvarez (a quien convenció para que vuelva al fútbol tras su retiro), trajo al defensor Jesús Espinal y al volante Morán; es como un volver a nacer con gente conocida. “No sólo lo de Mario, también lo de Ezequiel Heim y todos esos nombres. Ellos nos deben servir como referentes para tener una buena temporada, pero también para potenciar chicos, que no es poca cosas y que gracias a Dios hoy tenemos un capital importante en ese aspecto. La idea es potenciar experiencia con juventud; ojalá entre todos podamos tener una buena temporada”, deseó Alberca, quien además confirmó que con el regreso tras la recuperación de Mayco San Román, el plantel no tendrá nuevos nombres. 

Sobre el progreso y desarrollo del equipo, el DT entiende que están “lejos” del nivel óptimo. “En estos torneos se van dando varios partidos dentro de uno mismo porque van cambiando mucho las situaciones, pero te permite ir resolviendo alternativas. Igual, elaborar el trabajo físico es complicado en estas competencias porque tenemos dos partidos en la semana, pero sabemos que el rimo de competencia nos va a venir muy bien a futuro. Hoy tratamos de completar la mayor cantidad de minutos, cuidar jugadores, reservarlos ante alguna molestia, tomar rodaje, que el equipo tome forma y sepa a qué juega. En definitiva, llegar lo mejor posible al Oficial”, valoró. 

A esta temprana altura de la temporada, este Once pareciera que sólo le falta la parte “fina” que resuelve tantas cosas, pero en cuanto al mensaje, éste parece ser muy claro. “Ojalá, el mensaje creo que llegó; el plantel está muy compenetrado, muy metido; interactuamos mucho porque nuestras semanas son complicadas. Estamos muy ilusionados”, remarcó Alberca. 

El lapso en el que estuvo lejos (aunque no tanto) de las canchas pareció no haberlo cambiado mucho. Pero cómo es este regreso, la pasión sigue tan fuerte, la llama por ganar mantendrá esas fuerzas… “Sinceramente trato de tomarlo con mayor tranquilidad; sé que no es fácil; se acerca el Oficial y no es lo mismo. No va a ser sencillo; pero trataremos de estar preparados desde ese lugar, de darle la mayor cantidad de herramientas posibles a los jugadores; que el mensaje llegue claro, y de no entrar en contradicciones. Queremos hacer un fútbol simple y que además de buscar ser competitivos, tratemos de pasarla bien”, dijo con sinceridad Alberca. 

Con su regreso y los nombres que hay en el equipo, la gente de Indio Rico se volvió a entusiasmar, se ha generado una gran expectativa; ¿pero todo esto genera presiones, hay alguna obligación por cumplir algo? “La obligación está siempre. El fútbol es así, se rinde examen domingo a domingo; nosotros queremos tener la mejor semana para trasladarlo al partido. Después sabemos que esto es fútbol, que esta es una liga muy competitiva, que hoy por hoy estamos lejos de ser candidatos; pero vamos a trabajar para conseguir una buena puntuación y tener un año tranquilo”, destacó. 

Ariel Alberca es sinónimo de trabajo, todos sus éxitos fueron de la mano de esa virtud; y a este nuevo equipo y se le ven cosas de su sello personal. “Ojalá, ojalá que así sea; que el mensaje sea claro, que el jugador se sienta identificado y demuestre un sentido de pertenencia que siempre ha identificado a los plantes que ha conformado nuestra institución. Queremos y necesitamos tener un buen año; apuntamos todo nuestro trabajo a eso”, confesó Ariel Alberca, uno de los técnicos más exitoso de la era moderna del fútbol tresarroyense.