Deportes

El ciclista local dialogó con el diario

Matías Maggiora: “La experiencia recogida es tremenda”

16|02|20 17:52 hs.

La diversidad en las sensaciones que por estos tiempos disfruta Matías Maggiora, reflejan la intensidad con la cual está viviendo su presente deportivo. Como en un multitudinario sprint, las sorpresas no terminan de sucederse, como tampoco de reafirmar que la decisión de focalizarse en el ciclismo de ruta, fue la mejor. 


El tresarroyense, que hoy estará en la línea de largada para el Prólogo de la 44ª Vuelta a Mendoza, viene de competir con el SEP (Sindicato de Empleados Públicos) en la Vuelta a San Juan, la carrera más importante del país por el valor internacional y la presencia de las estrellas del ciclismo planetario que se hicieron presente. 

Sin dudas que éste ha sido, hasta el momento, el punto deportivo más importante que le ha tocado vivir Maggiora. “La verdad que fue un sueño hecho realidad. El primer día fue increíble; ahí me di cuenta realmente lo que estaba viviendo. Compartir un pelotón o correr junto a ciclistas como Julián Alaphilippe, Peter Sagán, el belga Remco Evenepoel (el ganador), me hacían pensar ‘guau, no puedo creer dónde estoy, esto es increíble’; no lo podía creer”, confiesa sin perder el asombro pese a los días que han transcurrido del hecho. 

Previo a esta carrera, para el tresarroyense, cumplir el sueño era llegar al final de Vuelta y haber ayudado al equipo de la manera que se lo requirieran. 



¿Ahora, con la prueba ya como recuerdo, cumpliste ese sueño?
“Gracias a Dios terminé, que para mí no es poca cosa porque realmente estuvo muy duro; personalmente me hubiese gustado haberle aportado algo más al equipo. Por lo que hablé, creo que cumplí con lo que me pedían. Pero la experiencia recogida es tremenda; y otra cosa positiva para mí fue que entregué todo lo que tenía, no me guardé nada”. 

Haber metido al mejor corredor argentino en el clasificador final no es poca cosa. Que Juan Pablo Dotti haya terminado 10° destaca la tarea del SEP; en cuanto a las posiciones por equipos, hasta faltando 2 etapas eran la mejor formación nacional, lo cual no pudieron sostener en el cierre. 

El trabajo que él terminó haciendo fue aún un poco más duro y sacrificado del que estimaba en la previa. Ser “gregario” en una formación de este nivel termina siendo demandante. “Yo tenía que tirar lo que más pudiera para que Juan (Dotti) fuera gastando lo menos posible; después estábamos encargados de la hidratación, un tema súper importante, como lo es también la alimentación. Eramos tres los enfocados en esta función, y cumplimos como nos pidieron; pero te aseguro que bajar hasta el auxilio y volver al pelotón con la bebida y la comida es desgastante”, afirmó con orgullo. 


La familia de Maggiora se trasladó a San Juan para alentarlo. Arriba junto a su mamá y sobrinos, abajo con su papá


En cuanto a tirar en la cabeza de la formación del SEP, esto estaba destinado a la primera parte de la etapa. “Los inicios son muy fuertes, se rueda a más de 60 km/h; en los primeros 10/15 km siempre se intentaba alguna fuga; nuestro equipo no tenía esa estrategia porque nos manteníamos unidos para proteger a nuestras figuras. Después bajaba la intensidad, aunque teníamos que mantenernos adelante del pelotón para evitar caídas”. 

En las transmisiones oficiales costó ver al tresarroyense por la tele. “Es que a esa altura de la carrera los grandes equipos aceleraban para terminar con las fugas o desmenuzaban al pelotón. Para ese entonces mi labor era hidratar a los compañeros”. 

Y ese andar en “zonas seguras” significaba rodar junto a los equipos World Tour. “A mí realmente me costó un poco eso porque el ritmo que imprimen es tremendo. La verdad que sorprende lo que andan estos ciclistas”, destacó asombrado. 

La suerte tampoco le jugó muy en su favor. “En la segunda etapa tuve un pinchazo y por un error de comunicación, mi auxilio no me vio. Así que tuvo que regresar y yo tuve que marchar solo, por eso llegué último”. 

Matías Maggiora recuerda con satisfacción la etapa del Colorado. “Ahí fue donde mejor me sentí y donde más pude ayudar al equipo tirando bastante. Faltando 35km. se hizo un corte tremendo, donde Dotti pudo terminar 10° por su gran nivel y por el trabajo que había realizado todo el equipo”. 



En cuanto a la crono, donde asombrados se veía por ESPN que en el primer parcial referencial Maggiora pasó 2° y al terminar estaba 3°, destacó: “Sin querer hice un muy buen parcial, después caí en el clasificador como era de esperar; entiendo que el clima también me ayudó un poco porque la etapa terminó con un temporal increíble”. 

Cuándo se le preguntó a Matías ¿qué le llamó la atención de los equipos World Tour? No dudó en responder “todo”. “Verdaderamente se nota la diferencia de presupuestos en las bicis, los equipos, en todo; son increíbles. Es otra cosa, son de otro nivel. Y lo rápido que van asombra”, reconoció. 

La siempre bien llamada “caravana multicolor” encierra en sus entrañas un sinnúmero de códigos y complejidades para marchar sin roces en ese pelotón. “La verdad, ir ahí que es mucho más difícil de lo que se ve por televisión. A algunos internacionales no les gusta mucho que le pedaleen a la par; Peter Sagán es un caso especial, porque nunca pierde su carisma ni buena onda; no tiene problemas. Pero en general hay muchos códigos o formas a respetar, que en definitiva terminan siendo vitales para la salud de todos”, admitió.

- ¿Y ante tantas tentaciones, te quedaste con algún souvenir, algún recuerdo? 
- Me traje el libro de la carrera y el número que usé; a ése lo voy a guardar de recuerdo porque no sé si alguna vez volveré a tener la oportunidad de estar en otra vuelta como esta. 

- ¿Con Maxi Richeze tuviste algún contacto? 
- Esperaba cruzármelo para poder charlar un rato pero era complicado. Justo el último día ambos equipos estábamos juntos así que se acercó a saludar, me saqué una foto, charlamos un rato. La verdad que la grandeza de Maxi es admirable; es el mejor en lo suyo y no tiene ningún tipo de problemas con nadie, te trata como a uno más. 

La experiencia recogida por este tresarroyense se confirma como increíble desde todo punto de vista; pero para Matías Maggiora al presente se lo ve como muy fuerte y a su futuro esperanzador. “Yo creo que este es el principio de algo muy bueno; verdaderamente nada fue fácil. Hay que aguantar muchas cosas, hay que pasar varias pruebas en el camino; pero esto es lo que a uno le gusta y nada nos tiene que detener. Hay que darle siempre para adelante porque entiendo que este es el principio de algo muy bueno”, valoró. 

Como en cada cierre de nota, Maggiora mostró su perfil de gratitud. “Le agradezco todo al SEP por la oportunidad que me dieron; estar 2 meses en el equipo y correr esta Vuelta es soñado. A mi familia también porque siempre es fundamental; por suerte esta vez pudieron venir a acompañarme desde el jueves hasta el domingo, y fue especial. Y por último a mi entrenador Jorge Giacinti que está al pie del cañón para todo lo que necesito”.


            ----------------------------------

Ahora es el turno de la Vuelta de Mendoza

Continuando con ese su vertiginoso presente, Matías Maggiora compite desde ayer y hasta el domingo venidero de la 44ª Vuelta de Mendoza; y en el futuro inmediato del SEP aparecen de inmediato El Tour de San Luis, una prueba en Bolívar, la competencia UCI de Chiloé y sobre abril la afamada y tradicional Vuelta de Uruguay. 

“El calendario está muy cargado y habrá movimientos en las formaciones (sobre los 13 integrantes que hay en el plantel), seguro. El equipo quiere ir a disputarlas a todas, pretendemos ser protagonistas y buscaremos la victoria; por eso es que la exigencia será extrema”, reconoció Matías. 



La formación del SEP que compite en esta Vuelta de Mendoza está integrada por su líder, Juan Pablo Dotti (máximo ganador en la historia de la vuelta con 4 triunfos), Alejando Durán, Efraín Toloza, Matías Lisa, Darío Alvarez, Joaquín García y Maggiora. 

El prólogo se desarrolló ayer en el departamento de Rivadavia. La primera etapa de hoy tocará los departamentos de San Carlos, Tupungato y Tunuyán, haciendo paso por el famoso Manzano Histórico “que suele hacer una diferencia grande en el pelotón”, admite el tresarroyense. El lunes 17, la tercera etapa irá en San Rafael, en la cuarta harán Aero Internet, Potrerillos, Maipú; la quinta tocará a La Dormida, Santa Rosa y La Paz; en la sexta será por el Monumento de Canota y Villavicencio. El día 21 harán San Martín, Guaymallén, Godoy Cruz; el sábado 22 el recorrido será por Uspallata y Cristo Redentor, para terminar el domingo 23 en una etapa diseñada en el Parque Dueño del Sol, en el Departamento de Junín.