Emma, junto a sus papás, María Inés Armendáriz y Emiliano Burgardt

Sociales

Para poder superar este trance

Emma necesita de todos

16|02|20 08:24 hs.

Emma tiene tan sólo 3 meses y la vida hasta ahora no le ha sido fácil. Sus padres –oriundos de Orense- María Inés Armendáriz, de 19 años, y Emiliano Burgardt, de 20, han tenido que vérselas difícil en más de un momento, a pesar de la corta edad de ambos. 


Es que Emma nació con una cardiopatía congénita llamada atresia pulmonar con CIV (comunicación interventricular) y colaterales según contó la madre telefónicamente a LA VOZ DEL PUEBLO. 

Cuando ella nació en Tres Arroyos, notaron que la bebé desaturaba entonces para descartar que fuera algo más grave la mandaron a Bahía Blanca “para que le hagan un ecocardiograma que en Tres Arroyos no hacen. El primer día, en el Hospital Penna, Emma estuvo en terapia intensiva y luego la pasaron a cuidados mínimos. Cuando la pasaron a ese lugar ella empezó a desaturar más y entonces le volvieron a hacer un electrocardiograma y ahí descubrieron lo que ella tiene”. 

Allí la bebé fue nuevamente puesta en terapia intensiva “estuvimos dos meses en Bahía Blanca hasta que consiguieron un lugar en el Garrahan a través de un médico de allí. Nos trasladaron a Buenos Aires y más o menos a las dos semanas decidieron hacerle una cirugía intermedia que le permitirá no tener problemas de desarrollo. Nosotros hace un mes que estamos en la capital, Emiliano, Emma y yo y en Orense mi segundo hijo Esteban (3 años)". 

La gran dificultad que han afrontado es justamente poder lograr abrir una caja de ahorro o cuenta para poder recibir el dinero que han estado requiriendo para poder subsistir en la capital federal. 

Allí fueron a una sucursal del Banco Provincia y les pidieron que para poder realizar este trámite “debíamos tener un monotributo o cuenta abierta por un empleo en blanco -algo que ni María Inés ni Emiliano tienen en la actualidad, cuenta ella-. Nosotros acá no tenemos a nadie y las veces que hemos recibido dinero ha sido a través de un giro postal que nos envió mi abuela”.


Emiliano, Emma, María Inés y Esteban, la familia continúa adelante, con el objetivo de poder superar el problema que afecta a la pequeña


La vida diaria
La pareja se reparte en cuanto a los roles, ya que “Emma está en terapia intensiva y toma leche cada dos horas. Entonces nosotros vamos los dos, cuando tiene que tomar la leche o si está despierta nos quedamos con ella. Emma toma por una sonda nasogástrica ya que por succión no lo puede hacer todavía. Luego ella mientras duerme nosotros podemos salir y comer acá mismo en el hospital. Después volvemos otra vez porque las dos horas se pasan rápido igual -cuenta entre risas-. Imaginate cuando la habían operado y que sólo podíamos verla de a ratitos, las horas eran eternas”, señala. 

Su sentimiento de joven mamá le hace relatar que ahora, como saben que cada dos horas Emma debe de tomar la leche “el tiempo se pasa rápido”. 

La bebé, cuando nació, sólo tomaba teta pero a medida que fue creciendo “por su cardiopatía al succionar y hacer fuerza fue bajando de peso. Se fatigaba mucho, no podía darle más de 5 minutos”, cuenta María Inés. “La leche se me fue yendo así que ahora la misma me la dan en el hospital, no te sabría decir cómo se llama”. 

La intriga es que cada dos horas la pareja debe estar junto a Emma, principalmente para no perder ese vínculo tan especial entre padres e hijos. La pregunta es cuándo duermen o cómo duermen; María relata que “a la noche yo me quedo desde las 23 hasta la 1 a darle la leche en la habitación de ella y mi marido duerme abajo, en el piso, en un banquito que nos dan acá. Después cambiamos y el le pasa a Emma la leche de las 3 y la de las 5 y yo duermo también en el mismo lugar. Luego, durante el día, estamos los dos para pasarle la leche por sonda”. 

Espera
Luego de la primera cirugía para activar su desarrollo futuro Emma contrajo una bacteria intrahospitalaria. Entonces el miércoles pasado le hicieron un análisis y “tenemos que ver los resultados: si da positivo o negativo. Si da esto último tendremos que esperar a que termine el antibiótico y puede ser que nos den el alta y volvamos a Orense. Luego de esto tendremos que hacer controles que no se cada cuánto serán, y en agosto ya nos dieron turno para un cateterismo. Después, a través de los controles irán viendo cómo va el corazón y calculo que cuando cumpla 1 ó 2 años le harán la cirugía definitiva”. 

Uno de los problemas que ha tenido y tiene esta pareja es que en el hospital hay un lugar en el que le dan la comida “pero es una sola ración”. Esta es la principal dificultad ya que de esta manera la pareja hoy por hoy no está comiendo bien o todos los días y sus recursos no dan como para que puedan comprarla. Por ello es que parte de su familia les ha estado enviando dinero y en el mismo Orense han organizado una colecta en una heladería de dicha localidad. 

Algo que habría que organizar desde las redes sociales, apelando a la buena voluntad de los tresarroyenses, que son más que solidarios en todas estas circunstancias, “porque en Orense toda la gente nos conoce pero en Tres Arroyos no”, cuenta desde su simpleza en la opinión, María Inés Armendáriz. 

Para cualquier tipo de donación en efectivo o ayuda se puede hacer a través de Pago Fácil a nombre de María Inés Armendáriz DNI Nº 42.461.734 y su celular es 02983-15557347. 


               00000000000000000000000000000000000000000000000000000000

Siempre hay una buena mano
Movilizados personas que conocen la problemática de la pequeña se realizaron gestiones en nuestra ciudad y en Orense. Allí y a través de Germán Pis de la sucursal del Bapro orensano se estaba gestionando la apertura de una cuenta. 


En Orense se realiza una colecta para paliar los gastos del matrimonio en la capital


Dicho funcionario en comunicación con Adriana Olivero –la gestora de la cuenta- le comunicó ayer que “hice todos los trámites desde acá –Orense- para que le abran la cuenta en la Sucursal 4010 de Parque Patricios que está a unas 8 ó 9 cuadras del hospital. En 48 horas me va a llegar un aviso para que ellos se presenten allá. Ni bien tenga novedades te aviso”, señaló demostrando que cuando se quiere se puede y que las buenas intenciones siempre quedan demostradas cuando el don de gente y los sentimientos por un chico están en juego. 

Solidarios
Adriana Olivero también señalaba al diario que hay que destacar la cantidad de gente que también hasta ahora ha colaborado con estos chicos y lo sigue haciendo tanto de Orense como de diferentes lugares. 

“La verdad es que esto me conmovió mucho porque estos chicos se lo han guardado durante dos meses llevando adelante la situación con total entereza y cuidando a ese solcito que es Emma. A veces no se puede creer que en un pueblo de 2000 habitantes no nos podamos enterar de esto. Hoy (sábado) les van a mandar más dinero a través de Pago Fácil y el martes estará viajando a capital Marcela Jaureguiberry. Yo estoy dispuesta a viajar cuando llegue la tarjeta de los chicos para llevarla y estar un poco con ellos. También me puse en contacto con José Ignacio Loizaga que vive en capital federal y que en anteriores oportunidades había dado una mano como en el caso de la operación de la joven Estefanía Rodríguez también de Orense”. 

Loizaga ofreció su casa para que “María Inés y Emiliano se bañen, duerman o coman. El mañana (por hoy) va a ir al Garrahan para ponerse en contacto con los chicos. Creo que en todo esto lo importante es que Emma pueda estar mejor y que sus padres la rodeen con el mejor de los amores”, señaló al diario Adriana.