La Ciudad

Transporte adaptado

Tras la habilitación, tiempo de agradecimiento y expectativas

09|02|20 16:51 hs.

Alfredo González y María Angélica Piñero sólo expresaron gestos gratitud luego de que el municipio les diera el OK para poder brindar un servicio que Tres Arroyos necesita. Están felices y lo demostraron cuando se acercaron a este diario para agradecer. Es que ya cuentan con la habilitación para ofrecer la prestación de transporte a personas con movilidad reducida. 


Alfredo es el chofer. Y María Angélica es la propietaria de la combi. Se trata de un vehículo adaptado en su interior para ofrecer un servicio a quienes lo necesitan. Luego de que plantearon en los medios locales la necesidad de obtener el permiso, finalmente lo consiguieron. "Queríamos a agradecer. Como en su momento vinimos a pedir ayuda, ahora volvimos para agradecer por el apoyo que nos brindaron", contaron. 

Luego de contar las circunstancias a través de las cuales pudieron hacerse dueños de la combi, indicaron: "Está toda restaurada. Cuando la compramos, no servía ni para chatarra".

La idea del traslado a personas con movilidad reducida nació a partir de un favor que María Angélica y Alfredo le hicieron a un pastor de nuestra ciudad, quien le pidió hacer un viaje a Rosario. "Después, mi suegra se cae, y se quiebra la cadera. Entonces, la combi nos sirvió para poder llevarla", expresó. 

A partir de eso, y tras una donación efectuada por el empresario Javier Gallardo, al rodado se le colocó una rampa para poder facilitar el ingreso a su interior de las personas en sillas de ruedas. "Ahí empezó todo", recordó Angélica.



El servicio, ahora que ya cuenta con todos los requisitos solicitados, tendrá un costo de 400 pesos. "Pero si la persona que lo necesita no tiene plata, la llevo igual. No me molesta. Hay gente, por ejemplo, que está en un geriátrico y necesita trasladarse. Por ejemplo, el otro día llevamos a un hombre a ver un partido de básquet", señaló. 

"No trabajamos con mutuales. Lo que podemos hacer, es que nosotros le damos factura a la persona que usó nuestro servicio, y que esa persona, luego, pida el reintegro. Eso ya es tema entre el particular y la obra social", aclararon.

Características 
Alfredo, a base de ingenio y capacidad, acondicionó la combi en su interior para que cuente con las condiciones adecuadas para brindar las comodidades que requiere el servicio de transporte adaptado. "El vehículo tiene la rampa, los cintos correspondientes y cinco asientos para los acompañantes. Además, la combi está toda verificada. Cuenta con VTV", remarcó. 

Entre sus apreciaciones, dijo: "Nosotros no podíamos dar el servicio porque no teníamos la autorización de la Municipalidad. Ahora lo tenemos y podemos andar por todo el distrito. Lo único que vamos a hacer es llevar a gente con movilidad limitada y a su acompañante. Nada más". 

"Según la estadística del área de discapacidad de la Municipalidad, hay 225 personas en sillas de ruedas. Después están aquellas personas que están en silla de ruedas de manera circunstancial", indicó.