El arroyo Claromecó, sus cascadas, flora y barrancas albergan un paisaje donde las aves tienen un in

Claro, Reta y Orense

Visitas guiadas

Avistajes de flora y fauna en Claromecó

04|02|20 18:11 hs.

María Belén Villa, junto a su marido Rodolfo Fangauf, brinda al público en general reconocimiento de flora y fauna todos los sábados por la mañana desde hace veinte años, ofreciendo una forma diferente de disfrutar de la naturaleza que nos brinda la localidad con actividades que nos nutren enormemente. Es un día aves y uno plantas, ya que realizarlo en conjunto es muy difícil, “para ver las primeras debes mirar abajo y más lento, mientras que para los pájaros es hacia arriba y bastante rápido porque se van”. 


Los espacios verdes mejoran enormemente la calidad de vida de los habitantes, proporcionando también un lugar de encuentro y momentos que compartir; los impulsores de la propuesta aseguran que también lo hacen como una forma de dar respuesta a las inquietudes de los turistas, ya que “una de las cosas que te pasa es que la gente cuando vacaciona se relaja y mira, de repente quiere saber” y también por ello es que agregaron la observación de flora ya que anteriormente solo era hacia el cielo; la propuesta consiste en identificar y disfrutar la vegetación autóctona y exótica de Claromecó. 


Belén Villa y el avistaje de la flora y la fauna de Claromecó en visitas guiadas (Caro Mulder)


Belén explica que los grupos son variables, muchas veces desde una persona interesada hasta quince, “con que tengamos uno ya salimos porque igual a nosotros nos encanta”. Las invitaciones surgen desde la página de Facebook personal y también en el Club de Observadores de Aves Tres Cauquenes, “además de colocar carteles en algunos lugares como la biblioteca, Dirección de Turismo y el comercio La Borriquita donde suelen pedir que se anoten para conocer qué grupo tendrán. 

La importancia radica en observar y conocer para poder conservar el patrimonio natural porque es de todos y nos pertenece; registrando y recabando los datos se puede saber sobre el ecosistema y entonces ayudar a los expertos a valorar la estabilidad del mismo y calcular los daños que podría percibir. Su cuidado resulta necesario para la supervivencia y son esenciales para el desarrollo y evolución tanto de la zona como del planeta. La presencia de árboles como de aves es imprescindible, por el lado de los primeros transformando el dióxido de carbono en oxígeno, dándole fertilidad al suelo, ayudando en la compactación, evitando la erosión y nutriéndolo con resto de materia orgánica. Por el lado de la fauna, son los encargados de mantener el equilibrio de la cadena trófica y la pérdida de cualquiera de las especies puede contraer ciertos problemas, desestabilizándolo. 



Belén es licenciada en Biología y además de pertenecer a la comisión como vocal de la Biblioteca Popular Bernardo A. Houssay, es profesora del Instituto Secundario Claromecó y asegura que “desde los veinte años realizo avistajes”; Rodolfo es ingeniero agrónomo y ambos radicados en la zona formaron el grupo Amigos de la Tierra, nombre que lleva este proyecto. Belén hace referencia a las ventajas de las nuevas tecnologías, que a diario cruzan nuestro camino para obtener información: las redes y el contacto de Aves Argentinas los ayudan sumado a diferentes grupos de redes sociales del cual se nutren constantemente. 

Si bien no es con valor entrada, solicitan una colaboración que se utiliza para comprar libros basados en la temática que luego son donados a la Biblioteca de Claromecó, situada en calle 20 entre 9 y 11 porque sostiene que si bien hay información en internet los “libros de ahora y de hace muchísimos años tienen validez”; éste sábado 8 de febrero observarán los volátiles y el punto de encuentro es el puente vehicular a las 9, regresando a las 11.30.


El arroyo Claromecó, sus cascadas, flora y barrancas albergan un paisaje donde las aves tienen un inmejorable espacio (Caro Mulder)


Proyecto del COA 
Belén además es participante y fundadora del Club de Observadores de Aves, el cual presentó un proyecto de paisaje protegido, para intentar abordar la temática de la limpieza y el cuidado de los espacios naturales a partir de haber visto que los bordes del arroyo se estaban arando. 

La propuesta impulsa también establecer espacios con miradores y cartelería para empezar a reconocer especies. Desde ese momento, ofrecieron su ayuda al Ente Descentralizado para lo que se necesitara y han sido consultados para colocar los carteles informativos, cómo y dónde hacerlo y de qué manera generar el aporte correspondiente.

Pero lamentablemente, en relación a la parte principal del proyecto y aporte a la conservación, “todavía no se hizo nada”, finaliza.