La Ciudad

Ayer se mantuvieron reuniones

Un grupo inversor habría acordado hacerse cargo del Frigorífico Anselmo

23|01|20 09:08 hs.

El Frigorífico Anselmo estaría dando inicio en estas horas a una nueva etapa, con la llegada a nuestra ciudad de integrantes de un grupo inversor que se harían cargo de inmediato de la empresa. Así fue indicado ayer a La Voz del Pueblo por diversas fuentes confiables, que aseguraron que los inversores alcanzaron un acuerdo con Nicolás Ambrosius, en su carácter de propietario de la firma. 


El mencionado grupo está integrado por un ex gerente de Estancias y Cabaña Las Lilas, y otros empresarios. Ayer tuvieron lugar reuniones en las que habrían participado tres miembros; uno de los encuentros tuvo lugar con autoridades del Sindicato de la Carne, teniendo en cuenta los salarios que adeuda el frigorífico y la retención de tareas que lleva adelante por este motivo el personal. 

Al corte en el servicio de gas, que es de conocimiento público, se sumó ayer la interrupción en la provisión de energía eléctrica. Son dos de los aspectos, entre muchos otros, que se deben resolver para retomar las actividades productivas en el establecimiento fabril. 

Según se indicó, los empresarios darían inicio a su tarea de conducción de manera inmediata y de hecho, las mencionadas reuniones formarían parte de los primeros pasos destinados a poner en funcionamiento una estructura donde se desempeñan aproximadamente 150 empleados. 

La Voz del Pueblo no accedió a características formales del acuerdo, pero sí las fuentes coincidieron en describir que incluso los empresarios ya fueron presentados ante algunos interlocutores como quienes “se harán cargo” de Anselmo. 

Una salida 
La venta o el gerenciamiento, mediante la inyección de fondos, parece ser la única salida posible ante una situación compleja. Como se informó en nuestra edición de ayer, los operarios cobraron el viernes último 6000 pesos, un monto que cubre una parte menor de la deuda. En una reciente conferencia de prensa, aseguraron que a algunos trabajadores les deben abonar más de cien mil pesos por todos los pagos atrasados. A esto se suman los proveedores, los citados servicios de Camuzzi y la cooperativa eléctrica, entre otras erogaciones pendientes. 

En este contexto, teniendo en cuenta las 150 familias involucradas, para la comunidad de Tres Arroyos adquiere relevancia que se mantengan las fuentes de trabajo y que se retome la producción. Son meses de incertidumbre y de un panorama que afecta mucho la calidad de vida de vecinos y sus hogares.