Policiales

Dice que la golpearon a ella y lesionaron a su hermana

Denunció que la familia de su ex pareja detenida la golpeó para sacarle la casa

22|01|20 08:36 hs.

Un violento episodio desencandenado aparentemente en torno a una discusión sobre el destino de una propiedad, terminó ayer con dos mujeres lesionadas en nuestra ciudad. 


El hecho ocurrió alrededor de las 2 de la tarde en el domicilio donde reside Victoria Troncoso (23), ex pareja de Iván Ulibarre, uno de los acusados de formar parte de La Banda del Gato, quien se encuentra detenido en el penal de Villa Floresta (a la espera de ser juzgado en el marco de una causa por “asociación ilícita y abigeato”, ya que está sindicado por la Justicia como miembro de La Banda del Gato). Tal como la propia Victoria Troncoso le relató a LA VOZ DEL PUEBLO, el problema habría surgido porque la familia de Ulibarre necesitaría dinero para financiar los costos de un abogado que litigue por su hermano en el venidero debate acerca del cual ayer el propio fiscal Rodolfo De Lucía le adelantó detalles a este diario. 

“Yo me separé hace unos meses, pero la familia no lo aceptó. Siempre viví mal con él (por Iván Ulibarre). Cuando yo lo quería dejar venía a mi casa y me amenazaba. Hay denuncias hechas en la Comisaría de la Mujer. Ahora que está preso, me pude separar”, explicó la mujer, que además tiene una hija con el detenido. 

Ayer, después del mediodía, afrontaron el mal momento, “estábamos todos en casa, íbamos a almorzar y aparecieron ellos (por los Ulibarre) a pegarles a todos. Nos pegaban como si fuéramos hombres”.

“Quieren la casa” 
En ese sentido, Victoría Ulibarre explicó los motivos de la agresión sufrida en la casa de la calle Jujuy 1135, en el barrio Ranchos, donde su hermana Moira se llevó la peor parte. 

“Ellos querían que yo me vaya de la casa porque ahora tienen el juicio y quieren vender la casa para sacar a Iván, pero yo no me puedo quedar sin nada porque la casa también es mía. En todo caso la vendemos y repartimos la plata y ya está. Pero ellos quieren todo para sacarlo de la cárcel”, sostuvo, antes de indicar las razones por las que ahora quiere, pero teme volver, “la policía dijo que me tenía que quedar yo porque era la dueña, pero a mí ahora me da miedo ir”. 

Según consta en el formulario de denuncias de violencia familiar que ambas mujeres compartieron con este diario, el hecho habría ocurrido alrededor de las 14 cuando los familiares de su ex pareja intentaron presionarla para que venda la casa, a lo que ella se resistió. 

Ante tal situación, sufrió una golpiza por la que debió ser atendida en el hospital, antes de solicitar una medida de restricción de acercamiento, “me dijeron que hoy me iban a dar novedades sobre eso”, comentó al ser consultada sobre la respuesta de las autoridades ante el requerimiento judicial. 

Anoche, Victoria continuaba alojada en la casa de sus familiares mientras esperaba una respuesta judicial para poder volver a su casa y sentirse más protegida. Ella asegura saber que la historia no terminó ayer.