Fernando Báez Sosa (der.) asesinado en Villa Gesell, junto a su padre Silvino. (Facebook)

Policiales

Hay once detenidos

Crimen en Gesell: para el fiscal hubo "premeditación" y "sabían lo que hacían"

19|01|20 21:30 hs.

El crimen del joven Fernando Báez Sosa, de 19 años, en un boliche de Villa Gesell, enluta en las últimas horas la temporada de verano en la costa bonaerense. 


Por el momento hay once sospechosos aprehendidos y el fiscal de turno que intervino inicialmente en la causa, Walter Mércuri, pidió la detención formal de todos por el delito de "homicidio agravado por participación premeditada de dos o más personas", el cual prevé la prisión perpetua. 

Mércuri indicó que existió "premeditación" en el ataque y añadió que los agresores, de entre 18 y 20 años, "tenían un plan". Asimismo, aseguró que dos de ellos "ultimaron" a la víctima cuando estaba en el piso.

"Estas personas sabían perfectamente lo que hacían: cuando salen van directamente a buscar a la víctima. Sabían quién era, lo localizaron y fueron a buscarlo, por eso la calificación. Ellos ya tenían el plan de ir a buscar a la persona", indicó a Crónica TV. 

En cuanto a la aprehensión de Pablo Ventura (21), localizado ayer en Zárate, el fiscal señaló que si bien "todavía no se probó absolutamente nada", los investigadores tenían información de que "se iba a ir fuera del país". 

Sin embargo, esto fue negado por José María Ventura, padre del joven, quien aseguró que su hijo estuvo en Zárate, donde reside junto a su familia, todo el tiempo y nunca fue a Villa Gesell. 

Sobre los motivos de la aprehensión, el hombre estimó que tiene entendido que "uno o varios de ellos (por los otros sospechosos) lo nombró". 

Respecto de la investigación, el fiscal Mércuri concluyó que en los procedimientos se secuestraron "ropa con manchas de sangre, y ropa que coincide con lo que se ve en los videos". 

En tanto, en las próximas horas, los aprehendidos iban a comenzar a ser indagados por la fiscal Verónica Zamboni, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Villa Gesell, quien hoy se hizo cargo de la causa.

"Que el caso no quede impune"
Los padres de Fernando Báez Sosa exigieron que "el caso no quede impune" porque los asesinos no le dieron a su hijo "oportunidad ni de defenderse". "Pido justicia por mi hijo, lo golpearon hasta matarlo, quiero que la Justicia actúe", expresó esta tarde a la prensa Graciela, la madre de Fernando, en el velatorio que se realizó en el barrio porteño de Caballito. 

Silvino, el papá, dijo consternado: "No le dieron la oportunidad a mi hijo ni de defenderse, eso me duele mucho, que no tengan un poquito de compasión por el otro es lamentable y doloroso para nosotros". 

El crimen de Fernando ocurrió el sábado, alrededor de las 4.50, a la salida del boliche "Le Brique", en la avenida 3 y Paseo 102, en pleno centro de Villa Gesell, donde el joven estudiante de derecho fue atacado a golpes de puño y patadas que le provocaron la muerte. (DIB) AR