Claro, Reta y Orense

Leo García prepara sus nuevas canciones

“Lo más político que puedo hacer en mi disco es que la gente se divierta”

16|01|20 14:09 hs.

Por Fernando Catalano

Leo García pasa por estos días unas jornadas de descanso en las playas de Reta, buscando tomar impulso para concluir con la producción de su nuevo disco, el cual todavía no tienen nombre, pero con el que afirma que quiere que la gente “baile” y se “divierta”. 

Igualmente con este nuevo trabajo promete volver al pop, después de ‘Música del corazón’, la experiencia que tuvo producido artísticamente por Lito Nebbia a finales de 2016. El cantante y músico llegó por segunda vez a Reta, después de su primer visita dos veranos atrás. De la mano de Adrián Francolini (Il Ballo del Mattone) llegó para participar mañana de la inauguración del paseo de compras Palmera’s Center, un espacio donde conviven la vida comercial del verano con propuestas artísticas. 


Leo García junto a Adrián Francolini, en la sala de arte del predio donde mañana tocará en vivo, entre otras, sus nuevas canciones en modo acústico


Mañana Leo García –en una entrevista con La Voz del Pueblo- además de recorrer su repertorio y de interpretar canciones conocidas del rock argentino en formato acústico, prometió hacer andar las primeras rolas de su nuevo trabajo.

Lo nuevo
Sus nuevas producciones que durante 2020 se irán conociendo a través de diferentes plataformas cuentan con la participación –entre otros- del bajista Fernando Nalé (Gustavo Cerati/Indio Solari); y hasta con la participación de un rap con Jazzy Mel, el primer rapero argentino en llegar a las masas a principios de los ‘90. 

En los estudios de Oídos Contentos grabó 20 canciones, pero serán 11 finalmente las que compongan su nuevo material con el que se propone volver a los escenarios y a realizar una gira, que aún tiene para proyectar. 

Pero antes que eso debe, según confió, “ordenar” todo su capital musical en las diferentes plataformas como Spotify y Deezer, por ejemplo. Para ello recompondrá la calidad de audio de sus hits, su historia musical, y especialmente comenzará a producir los videos de las nuevas canciones que lo devolverán a la escena musical. 

Pero Leo no sólo trabaja en el nuevo disco sino que también está preparando un ‘grandes éxitos’ y hasta una tercera producción rindiéndole tributo a León Gieco y a Tanguito. 

“Me reservé un poco más. Un tanto grabando como también dejándole espacio al momento mágico de tocar y no tocar por tocar, como hacía. Prefiero reservarme para momentos ocasionales”, dijo el artista que atraviesa una etapa especial de su vida y que durante 2019 mantuvo un perfil más bajo de lo común. 

La mira a los 50 
“Estoy muy metido con el tema del futuro, de no planearlo tanto. Quiero vivir más el momento, soy mayor de edad”, explicó el autor de Morrissey quien mira todo desde los 50 años que cumplirá en 2020. “Lo que me queda de vida es para vivirla bien, no hacerme problemas, ni mala sangre, ni para estar pensando competitivamente”, subrayó.

Apoyado actualmente en la guía que le representan sus amigos, admite ahora estar bien guiado para el nuevo camino que se propuso recorrer artísticamente de ahora en adelante. 

Atrás quedaron algunas cuestiones –asegura- no asimiladas. “Tengo claro que hay un montón de cosas que no aprendí. No sé de negocios de la música, no tengo esa habilidad de hacer el lobby en el momento correcto, no sé cómo encarar las cosas para proyectar la cosa de manera más grandilocuente”, afirmó. Y en contrapartida, además de sus afectos, destacó el pertenecer desde hace años a la discográfica Pop Art. 

“Creo que el ejercicio de hoy es aceptar lo que es hoy, lo que logré. Y que la verdad no está nada mal. Estoy rodeado de gente divina, aprendí eso, a estar con la gente indicada y buena”, dijo al sincerarse. 

“Agotado del sistema” 
En ésta misma línea confesó no estar más pendiente de las nuevas bandas del rock argentino, después de haber experimentado cierta experiencia de “divismo” o falta de reciprocidad con artistas nuevos a los que promovió –por ejemplo- desde Geiser Discos considerado una semillera de talentos. 

En su momento considerado como el ahijado artístico de Gustavo Cerati también reveló estar “agotado del sistema del artista que tiene que tener siempre la vida perfecta, contar éxitos increíbles y la ostentación”. 

Considera que el producto de todo ello lo sufren “los jóvenes al abrir su cuenta de Instagram para ver que los artistas muestran billetes, millones, relojes de oro”. Si bien está de acuerdo con que se comparta en las redes sociales las cosas buenas que les pasan a las personas, no coincide con el tono “alevoso” con que suele ser mostrado de parte de determinados referentes de la música pop. “Ahí no me puedo enganchar, primero porque no es mi verdad, y además porque confunde a los chicos”, sostuvo. 

“Prometo” 
En el cierre de una extensa y entretenida charla en la casa de té del paseo comercial Palmera`s Center, Leo García hizo una promesa en la mañana de éste miércoles. “Quiero que bailen con el nuevo disco”. 

De paso no dejó pasar por alto la situación del país y opinó que “estamos en un momento bastante especial y tenso. No tengo ganas de involucrarme en la política, pero lo más político que puedo es hacer en mi disco es que la gente se divierta. Es el mejor aporte que un artista puede hacer. Y desde mi lugar como un cantante pop lo que puedo hacer es entusiasmar al otro por un par de minutos para que se olvide del problema que tenía”, dijo al concluir el músico que compartió escenario con Soda Stereo, especialmente invitado por su amigo Gustavo Cerati, en la gira de Me Verás Volver a finales de 2007.