La Ciudad

Victimas de la inseguridad

Ante Cordiglia, los playeros pidieron más protección

16|01|20 08:36 hs.

Finalmente, la ayer por la tarde, se concretó la esperada reunión de trabajadores y dueños de estaciones de servicio con el secretario de Seguridad, Jorge Cordiglia, en la cual, y a partir de la ola de robos que desde hace tiempo sufre el sector, reclamaron contar con mayor protección para evitar que los hechos delictivos se repitan. 


En el encuentro, además, hubo presencia de autoridades policiales y concejales del bloque del Frente de Todos, quienes desde principio de esta semana se ocupan del tema. 

Ayer por la mañana, integrantes de la bancada peronista, tal como lo hicieron el pasado martes, le abrieron las puertas a los playeros de la estación de servicio Puma, ubicada en la intersección de avenida San Martín y Derqui, donde en la madrugada del lunes 13 de este mes se registró el último asalto. El hecho, cabe recordar, incluyó una lesión en el rostro de una de las víctimas que fue provocada por el delincuente que perpetró el incidente. 

La reunión de anoche duró casi dos horas. En ese marco, se planteó la necesidad que las estaciones de servicio cuenten con mayor patrullaje y presencia policial, como así también se tiró la idea de la implementación del botón antipánico, una propuesta que no contó, en principio, con el visto bueno de los trabajadores. “En los robos es todo muy inmediato. Nos toman de sorpresa y no te dan tiempo a nada. Además, calculo que es un riesgo que el delincuente te vea accionar un botón antipánico”, señaló al término del encuentro Juan Acevedo, uno de los playeros de la expendedora Puma. 



En tanto, una de las posibilidades que se propuso desde el sector expendedor es la de reducir el costo que implica afrontar el pago de la Tasa Unica (lo que fue Seguridad e Higiene); y con esos recursos solventar el servicio de seguridad privada. Se trata de una idea que ayer se tiró sobre la mesa y que, además, se presentará en el municipio con formato de proyecto.

Presencia 
“Pedimos que se vea gente, que haya más presencia policial. Nos dijeron que van a seguir con el patrullaje con los móviles de patrulla urbana”, agregó el trabajador, quien sostuvo que otro de los puntos tocados en la reunión giró en torno al mejoramiento a todo lo relacionado con las cámaras de seguridad. 

En el encuentro, de parte del municipio y de las autoridades policiales, pusieron sobre la mesa las falencias reinantes para afrontar la problemática. “Nos dijeron que en lo inmediato mucho no podían hacer, pero que dentro de sus posibilidades algo se iba a brindar”, sostuvo uno de los presentes en la reunión. 

“Si se logra que haya presencia policial y eso perdura en el tiempo, sería genial. Hay que ver si eso se puede dar”, señaló.