La Región

.

Coronel Suárez: Ricardo Moccero, un intendente en apuros

06|01|20 20:03 hs.

El intendente de Coronel Suárez, Ricardo Moccero, pasa días difíciles desde que asumió nuevamente la intendencia de Coronel Suárez, debido a una situación económica y financiera municipal altamente deficitaria y con números en rojo total, enfrentando una deuda de 242 millones de pesos, heredada de la anterior gestión del ex intendente Roberto Palacio, de Cambiemos. 


 A tal punto que para poder hacer frente a los sueldos y aguinaldos de fin de año debió recurrir al Concejo Deliberante para que le autorizara a tomar la totalidad de los recursos afectados al 30 de diciembre último y de esa manera hacer frente al pago de los salarios y completar lo que restaba abonar de aguinaldos. 

“Lo aprobó el Concejo. Lo que hicimos fue tomar la totalidad de los recursos afectados al 30 diciembre: 72,5 millones de pesos. De todos modos, el mayor problema es que hoy tomamos los recursos para pagar los sueldos de diciembre pero me pregunto: en enero, ¿con qué fondos extra nos manejaremos. ¡No hay más!”.

Así le describía Moccero la situación que atraviesa el municipio suarense a La Nueva de Bahía Blanca, acotando que “tenemos un grave problema con el presupuesto. 

En el mundo no debe existir uno que esté afectado en un 95 % por salarios. Y a este municipio lo entregaron así, con una deuda de 242 millones, de los cuales 90 son del IPS, que se puede manejar, pero con casi 150 millones que corresponden a proveedores y sueldos. Específicamente, en proveedores la deuda es de 70 millones. No sabemos cómo pagarla”. En cuanto a la forma en que piensa afrontar la situación, Moccero explicó al medio bahiense que maneja dos opciones. “Una es local; estamos hablando, área por área, porque hay 45 millones entre horas extras y bonificaciones; trataremos de reducir todo lo que se pueda. Por otro lado, hablé con la comisión Vial Rural para tomar parte de sus recursos. No podemos destinar el 70 % de la tasa y acaso sea de un 50 %. Hoy la coparticipación anunciada es del 33 %, que son unos 990 millones. Y tenemos 1.150 millones de sueldos, sin contemplar ninguna pauta salarial que, obviamente, habrá”. 

El presupuesto municipal elaborado por la anterior administración “que nosotros vamos a reformar, es de 1.495 millones. Al margen de los salarios, si uno descuenta la deuda, no queda nada. Es decir, quedan 12 millones por mes, pero el municipio necesita de 28 por mes para funcionar”, aclaró Moccero, criticando que se llegó a esta situación “porque no se gestionó para mantener la coparticipación, puntualmente el coeficiente único de distribución (CUD), que tienen todos los municipios. Por ejemplo, la neonatología tiene 13 camas, pero en ese momento se gestionó por cuatro, aunque normalmente están ocupadas, ya que nuestro hospital se considera regional, aunque no lo sea. La Provincia pagó por 4 camas y así concluimos que, por ineficacia o ineptitud, el CUD se cayó por 4 años. Eso representó una caída de la recaudación de 150 millones de pesos. Todo por una mala interpretación de la coparticipación. Por otro lado aplicaron una cláusula gatillo a los sueldos de los municipales. Así, a medida que aumentaba la inflación crecían los salarios. Esto no existe en ningún lugar del país”. 

En relación a las mayores erogaciones que tiene el municipio, Moccero enumeró que “Salud se lleva alrededor del 50 %. Por caso, de los 70 millones que se les deben a los proveedores, 47 corresponde a insumos hospitalarios. No lo podemos cortar. Son de Bahía Blanca, de Azul, Buenos Aires y Mar del Plata. A los de Suárez les he pedido que nos aguanten y lo están haciendo, pero con las empresas de afuera no es tan sencillo”. 

También hubo un pedido de ayuda externa. “En la reunión que tuve con (el gobernador) Axel Kicillof le pedí que me ayude, con parte de su equipo económico, para resolver el tema del presupuesto. Yo necesito que neonatología pase a la Provincia y que sea de carácter regional. El tema no es menor: la neo cuesta entre 40 y 50 millones de pesos por año. Ya está en estudio”. 

Un tema no menor es cómo tomaron los empleados municipales la postura de Moccero. “Con reticencia, claro. Cuando anunciamos la baja de las horas extras nos dijeron que no podía ser porque era parte del sueldo, pero les hicimos entender de que no es así. Ahora estamos dando francos compensatorios. La idea es poner el hombro y así se los explico a todos, cara a cara”, culminó el intendente de Coronel Suárez explicando la situación municipal a LaNueva.