Policiales

El 1 de Enero

Infracciones por una fiesta privada en De la Garma

06|01|20 08:56 hs.

Personal del Destacamento de la Policía Comunal de De la Garma labró infracciones a tres personas, en el marco de la realización de una fiesta privada concretada el 1° de enero pasado en esa localidad. 


Las actuaciones tuvieron lugar a partir de que los efectivos tomaran conocimiento de ese evento llevado a cabo en un predio garmense al que, según se indicó, asistieron más de 90 personas, y en el que hubo expendio de bebidas alcohólicas, con la utilización de equipos musicales, juegos de luces, y la concurrencia simultánea de mayores y menores de edad. 

De tal forma, la denominada “Pethol Fest”, inclumplía, según las autoridades, la Ordenanza Municipal 3358/18”, por lo que se dio intervención al Juzgado de Faltas Municipal de Adolfo Gonzales Chaves, a cargo del juez de faltas Rubén Pellegrini, y se labraron infracciones, además, al artículo 9 de la ley 14.050, y al artículo 1 de la ley 11.825, habiéndose dado intervención, en estos casos, al Juzgado de Paz Letrado de Adolfo Gonzales Chaves, a cargo de la doctora María Silvina Giancaterino. 

Se indicó además, que los infractores, todos mayores de edad, fueron identificados como Laureano Polo (titular dominial del inmueble), y Jonatan Polo y Héctor Del Carmen, estos últimos sindicados como los organizadores del evento. 

También trascendió que como consecuencia del festejo, un menor de edad debió ser atendido en la Sala de Primeros Auxilio de esa localidad, por presentar en un estado de intoxicación alcohólica avanzada. 

En el marco de este procedimiento, desde el Destacamento de la Policía Cominal de De la Garma, se advierte a los padres y en especial a los adolescentes, que son quienes generalmente asisten a este tipo de eventos, “sobre los riesgos de esta actividad sin control, sin medidas mínimas de seguridad interna ni planes de evacuación, dejando en claro que el propósito es velar por la integridad física de todos para evitar consecuencias lamentables”.

Se indicó finalmente desde esa repartición que “se trata de prevenir, y no de esperar a que cocurra un suceso lamentable para comenzar actuar. Cada evento y fiesta a realizarse en la localidad debe estar correctamente realizada con su debida anticipación y cumpliendo con los requisitos mínimos de seguridad exigibles”.