La Ciudad

250 personas le dieron vida a la manifestación

Justicia y seguridad

05|01|20 09:11 hs.

Que esto no quede en la nada! Que esto no quede en la nada!”. Así de claro fue Gastón, uno de los tantos vecinos que hoy por la tarde noche mostró compromiso y acudió a la marcha en reclamo de justicia, por un lado, y seguridad por el otro. Al igual que Gastón, un vecino común y corriente de la ciudad, unas 250 personas fueron parte de la manifestación que comenzó en la Plaza San Martín y que finalizó en Pringles 33, puntualmente en la puerta de la comisaría primera, donde, ya un grupo menor de vecinos, le cuestionó cara a cara el accionar en materia de seguridad a la cúpula policial. La Justicia y el intendente Carlos Sánchez también fueron el epicentro de los reclamos por la problemática que en los últimos tiempos mostró su peor versión. 



Directa o indirectamente, en mayor o menor medida, en primera o en tercera persona, todos los que asistieron a la convocatoria sufrieron por la inseguridad. “Vine a la marcha por todas cosas que están pasando. A mí me entraron a robar a mi casa. Se llevaron una bicicleta. Ya estoy cansada”, expresó Raquel, quien se sumó al reclamo que hoy a la tarde noche se sintió en las calles céntricas de la ciudad. 



La movilización surgió tras la muerte de Hugo López, un jubilado de nuestra ciudad que estuvo más de veinte días internado luego de sufrir en carne propia la peor cara de la inseguridad. Fue el pasado 10 de diciembre, cuando tres delincuentes ingresaron a su domicilio con fines de robo y lo golpearon salvajemente. El hombre, a causa de las graves lesiones, perdió la vida el pasado miércoles 1º de enero. 



El caso, que se sumó a una fuerte ola delictiva que desde hace meses azota a la ciudad, indignó a la comunidad. Y la muestra de eso se percibió hoy. Apenas pasadas las 20 horas, la Plaza San Martín recibió a quienes respondieron a la convocatoria para pedir justicia por la muerte de López. La consigna también incluyó que cada asistente concurra con una vela encendida para pedir por seguridad. Una leve brisa dificultó que las llamas de las velas mantengan su estado, pero, más allá de ese detalle, el reclamo permaneció intacto.

La manifestación fue abierta. Reinó el respeto y el silencio. Todo se desarrolló de manera pacífica. La columna de manifestantes incluyó vecinos de todas las edades. Adultos y adolescentes se plegaron a la convocatoria. Familiares de López, visiblemente golpeados anímicamente por lo vivido, fueron parte de la marcha. 



A un ritmo lento, la movilización comenzó en la Plaza San Martín, y desde ahí siguió hasta la puerta de la Fiscalía, ubicada en Lavalle y avenida Moreno. “Justicia. Justicia. Justicia!”, fue el cántico que unió a toda la concurrencia, con aplausos de por medio. Al mismo tiempo, otros colocaron o encendieron sus respectivas velas en la puerta del mencionado organismo judicial. 

La marcha, cuyo anuncio de realización ganó estado público, -incluso tuvo una fuerte viralización en las redes sociales- contó con un escaso acompañamiento político. Solo asistieron los concejales Julio Federico y Tatiana Lescano, por el Frente de Todos, y Daiana De Grazia y Soledad Cadenas, por el lado de Juntos por el Cambio. De parte del oficialismo reinó la ausencia de sus figuras, tanto de sus concejales como funcionarios y autoridades partidarias. 



Reclamo en paz 
La movilización fue pacífica en todo momento. Tras unos minutos en la puerta de la Fiscalía, la muchedumbre partió por avenida Moreno hacia la Plaza San Martín y se instaló en la puerta del municipio. Personal de Tránsito supervisó la circulación vehicular y todo se desarrolló con normalidad. El pedido por seguridad también se sintió en Rivadavia 1. Luego, la columna de manifestantes, ya con un grupo algo menor que el original, se dirigió hasta el frente de la Comisaría. Mientras tres efectivos custodiaron la puerta de la sede, y otros dos patrulleros se situaron en inmediaciones de la Plaza del Inmigrante, el cántico por pedidos de mayor seguridad se reiteró una y otra vez. 



Y cuando todo indicaba que la manifestación llegaba a su fin, un grupo minoritario -que incluyó a familiares directos de Hugo López- se dirigió al jefe de la Policía Comunal Flavio Baumgartner y a otros uniformados para reclamar por mayor seguridad y cuestionar su accionar ante hechos delictivos puntuales. Ante eso, se dieron explicaciones. Algunas respuestas conformaron a los planteos formulados. Otras, la mayoría, no. La manifestación finalizó tal como empezó: pidiendo justicia por Hugo López y seguridad ante la actual sensación desprotección.   


Marcha por Hugo López frente a la Comisaría


Galería de imágenes: