Policiales

.

Mar del Plata: sospechan que el incendio en la distribuidora fue intencional

17|12|19 10:16 hs.

Dos artefactos incendiarios fueron encontrados cerca de la distribuidora de Mar del Plata que quedó en ruinas, tras haber sido afectada por un siniestro que se desató el domingo por la noche y exigió la intervención de 11 dotaciones de bomberos, por lo que se investigaba si se trató de un hecho intencional y el intendente Guillermo Montenegro dijo que no se descarta que haya sido "un atentado". 


El incendio destruyó la sede de la firma Torres y Liva, ubicada en el macrocentro marplatense y se propagó en edificios linderos, con lo que afectó a cerca de 50 viviendas y obligó a que casi 150 vecinos fueran evacuados. 

En el marco de la investigación del hecho, una fuente policial informó que fueron hallados "dos artefactos incendiarios en un poste de luz, muy cerca" de la construcción afectada, "por lo que se abrió la hipótesis de que el incendio haya sido intencional". 



A partir de estos nuevos elementos, la investigación que en las primeras horas había quedado en manos de la Fiscalía de Delitos Culposos, a cargo de Rodolfo Moure, bajo la carátula de "incendio culposo", pasará desde este martes a la órbita de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6, conducida por el fiscal Juan Pablo Lódola, con el cambio de figura a "incendio doloso", delito que prevé una pena de 3 a 10 años de prisión.

Buscan un móvil 
Según explicó uno de los investigadores, los dispositivos hallados son "una especie de mecha con un trapo y un alambre", y las primeras indagaciones apuntaban a determinar si existió "un móvil para un posible atentado" contra la distribuidora o "si el lugar fue elegido al azar". 

En esa línea, a lo largo de la jornada se tomaron las primeras declaraciones a personal de la empresa, y bomberos y policías que llegaron en los primeros minutos al incendio. 

En ese sentido, el intendente aseguró que la investigación "está en manos de la Justicia", y que la posibilidad de un siniestro intencional "es una de las hipótesis". 

"De ser esa la correcta, es grave y estamos frente a un atentado, y tiene que ver con alguien que quiso hacer un daño a una propiedad teniendo en cuenta que lo que había adentro era inflamable y que podía terminar en lo que terminó", dijo. 

De acuerdo con lo que informa La Capital, no se registraron víctimas fatales, pero el saldo de todas maneras es desolador. Las pérdidas materiales, solo para la distribuidora Torres y Liva, son millonarias. Además, al menos 47 viviendas quedaron totalmente destruidas y unas 150 personas tuvieron que abandonar sus hogares, a los que recién -si todavía siguen en pie- podrán regresar mañana miércoles. (DIB) MM