Deportes

Perdió 1 a 0

Huracán cayó ante Liniers

12|12|19 08:19 hs.

Huracán hizo mucho para quedarse con algo importante, pero no estuvo certero a la hora de definir; entonces le dio vida al complicado Liniers de Bahía Blanca, quien terminó llevándose desde el Bottino un gran triunfo como por 1 a 0 en el partido de ida por las semifinales del Torneo de la Federación de Fútbol Bonaerense Pampeana. 


El miércoles venidero, en la cancha del Chivo, será el momento de la revancha de esta final de la Zona Sur y de la clasificación para el Torneo Regional 2020; entonces este revés le genera a las chances del Globo una doble complicación. Pero con lo hecho anoche en gran parte de los 90 minutos, las posibilidades del equipo de Leonardo Gómez se mantienen altas. 

Las razones de estas alternativas se pueden buscar por el buen y entretenido partido que armaron entre tresarroyenses y bahienses; dos conjuntos con un gran ritmo, mucho vértigo, aceitados movimientos y positivas intenciones en el trato del balón. 

Liniers tuvo como característica el dominio de la pelota, y Huracán la posición expectante y agazapada para salir rápido y profundo, como también presionar alto ante cualquier chance. Y en ese inicio de juego, Huracán fue quien primero avisó con un remate de Ciccioli que tapó el “1” Salvarezzo, lo mismo que hizo minutos después en un mano a mano con Prieto o ante un largo remate de Alcodoy. El arquero visitante se transformaba en figura, lo mismo que Carrozzi ante una volea de Baranovski y un lago remate de Pérez. Los Gómez sembraron un par más de claras llegadas, especialmente atacando por derecha; más allá que en cierre de la etapa regaló un control repartido.

La primera llegada profunda del complemento fue del Chivo, donde tras un corte en su campo, Martínez (hermano de Lautaro, jugador de la Selección Argentina) encabezó un ataque que el “9” definió desviado. 

Después fueron unos 10 minutos intensos y con un claro dominio para el Globo, que tuvo 4 llegadas muy claritas, las cuales estuvieron más cerca del gol que de otra cosas, especialmente un débil cabezazo de Ciccioli, pero ninguna tuvo certeza.

Los cambios mejoraron notablemente a la visita, especialmente con la aparición de Onorio, y el partido comenzó a ser otro. Primero dividido en su control, el cual después pasó a ser de la visita. Hubo un rebote en el travesaño y posterior salvada de Carrozzi, como también una definición apenas desviada de Ciccioli desde escasos metros. Hasta que a los 32’ en un pelotazo largo, la defensa local no ajustó el despeje, hubo un rebote y Onorio apareció para dominar el balón con cierto problema pero solucionando todo con una gran definición para el 1-0. 

En los minutos finales el apuro o ansiedad del local le quitó certeza para llevar peligro más allá del gol anulado a Henríquez, y de la intensidad y constante ataque. Liniers se mantuvo firme para sostener un importante triunfo de cara a la revancha.