La exposición permanecerá en el espacio que Emiliano Videla tiene en calle Chacabuco 469

Sociales

Culturales

Oficios inmortales

22|11|19 18:44 hs.

Alumnas de un curso de fotografía dictado por el profesor Emiliano Videla expusieron anoche una serie de trabajos realizados en el transcurso de su capacitación que lleva por nombre, “Oficios, relatos”. 


En su faceta como fotógrafo, Videla, ya colocó una posta con un gran trabajo artístico –acompañado por Gustavo Gochi- con el que captó el trabajo de los pescadores artesanales de Claromecó en “Ya soy el mar”. 


Marianela Hut


En esta oportunidad redobló la apuesta y propuso a sus alumnas poner el ojo en los oficios en los que aún el hombre en Tres Arroyos se resiste al paso del tiempo. “La muestra trata de los oficios que ya están en extinción, que están por desaparecer porque justamente la fotografía es memoria es posteridad y hace apoyo a que no desaparezcan este tipo de trabajos”, explicó Videla a LA VOZ DEL PUEBLO. 

Contó en este sentido que sus alumnas “estuvieron trabajando todo el año para hacer retratos de diversos oficios como el de albañil, platería, zapatero remendón, enfermería, todo lo que tiene que ver con lo que pudiese llegar a desaparecer por la invasión tecnológica”.

Imagen 6

Marianela Hut


Para el futuro 
No obstante, Videla, aclaró que no reniega de las consecuencias generadas en el ámbito laboral con el paso del tiempo y la tecnificación. “No decimos ni que está bien ni que está mal, sino que queremos dejar un registro para que en el futuro puedan ver cómo funcionaban estos oficios”, afirmó. 


Marianela Hut



Marianela Hut


Entre los desafíos de las fotógrafas al momento de registrar fielmente cada labor, debieron recrear fielmente cada ambiente de trabajo en el estudio fotográfico de Videla. Para ello, además de los equipos, contaron con la aplicación de un sistema de iluminación que el profesor definió como “barroca, de la línea de Caravaggio y Rembrandt”. 


Marianela Hut


Asimismo contó que durante el curso se tuvo en cuenta la optimización de recursos, considerando -por ejemplo- los costos de impresión. Es por eso que también les enseñó a “imprimir emulando en una computadora la definición de la obra, teniendo en cuenta que cada hoja cuesta 30 dólares. Hay que tener un margen de error bastante finito”, precisó. 

fotos Marianela Hut


En tanto la muestra, que se desarrolló con una ambientación especialmente preparada para la ocasión y con la presencia de cada una de las fotógrafas, estuvo acompañada por una degustación de El Buen Vino, a cargo del sommelier Leandro Fernández Testa.