Gabriel Colamarino (archivo)

Deportes

#VocesDelBásquet

Colamarino definió a Huracán como “un adversario peligroso”

17|11|19 18:08 hs.

Certero a la hora de analizar cada partido, el DT de Argentino Gabriel Colamarino valoró haber sorteado sin inconvenientes la serie ante Sports Club, en la instancia de reclasificación. “Es ideal para nosotros que se haya terminado rápido, pudiendo definirla 2 a 0. Por otro lado, sabíamos que el rival podía llegar a sentir la ausencia de Roumec, y eso se plasmó en la diferencia en el tanteador”, admitió el bahiense al término de la victoria por 100 a 68. 


Consultado sobre el rendimiento de elenco argentinista a lo largo de la temporada, Colamarino opinó que “la realidad indica que durante la primera mitad del año Argentino fue el segundo mejor equipo de la clasificación general, pero luego se nos cayeron algunos jugadores por lesión (el caso de “Pato” y Diego Gonzalía, ambos con ausencias prolongadas) y pasamos a ser el séptimo. Recién hoy estamos como al principio en cuanto a disponibilidad de plantilla. Sucede que cuando comenzó la competencia nos convertimos en una sorpresa, mientras que ahora cada uno se acomodó a su realidad, tal como corresponde”. 

Consultado sobre las chances que tuvieron algunos basquetbolistas provenientes de las formativas en el primer equipo (Joaquín Gonzalía, Tobías Sandoval, Valentín Calvete, Larrea o D’Annunzio, por citar algunos ejemplos) Colamarino recordó que “a veces me ha generado problemas el hecho de promover juveniles a Primera; más de uno piensa que ellos están sólo para aprovechar los ‘minutos basura’ en un partido. Mi idea nunca fue esa, sino el intento de desarrollar a aquellos que muestran cierta proyección. Esta serie ante Sports Club vino bien para seguir fogueándolos, con el objetivo de que puedan demostrar también ante Huracán”. 

Respecto a los futuros cruces con el Globo, el entrenador indicó que “para afrontar la serie vamos a llegar con una buena base de entrenamientos encima, y con lo que mostramos ante Sports Club. Resta ajustar detalles tácticos, acomodarse a un rival que exhibe intensidad y juega un básquet moderno, de cancha completa, desde la llegada de Gastón Fernández a la dirección técnica. Corren, utilizan posesiones cortas, toman riesgos y eso los convierte en un adversario peligroso”.