Dorrego y Oriente

Oriente: Cooperativa de agua potable y otros servicios

Cumplió los 41 con nuevos proyectos

17|11|19 13:30 hs.

Un día como hoy, 17 de noviembre, pero de 1978 nació una entidad inicialmente pensada para la provisión de agua potable, que con el correr de los años fue asumiendo distintos fines y hoy llegó a ser una institución fundamental de Oriente, que brinda 8 servicios, posee 19 empleados y responde a 2400 socios. 


El primer consejo de administración fue presidido por Simón H. Liébana; vicepresidente, Jorge Moreno; secretario, Waldo Marcovecchio; tesorero, Félix Di Santo; vocales titulares, Luis Giannechini y Federico Vicente; suplentes, José Martí y Osvaldo Elías. 

El consejo tuvo la administración total de la cooperativa hasta que años después se incorporó la figura de gerente a cargo de Adolfo Barani, quien tras jubilarse, fue reemplazado por Oscar Hernandorena.



Agua y mucho más 
Su historia está entrelazada con los avances que ha tenido Oriente, es por eso que debido a que la ciudad carecía de servicio de agua potable, surgió la inquietud de un grupo de vecinos con apoyo de autoridades municipales y el asesoramiento del hoy desaparecido Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento Rural (SPAR), de constituir una cooperativa para realizar la obra. 

Luego de cientos de trámites y varios vaivenes, el 11 de abril de 1985 se inauguró la planta potabilizadora de agua. 

Sin embargo, la cooperativa, que nació como un emprendimiento orientado a dar respuesta a una necesidad básica de la población como el agua potable, fue incorporando otros servicios fundamentales para mejorar la calidad de vida de la población: telefonía, TV por cable, energía eléctrica, Internet, fraccionamiento de gas, sepelio, brindó por unos años el servicio de camión atmosférico, celulares corporativos y, desde mediados del año pasado sumó la venta de artículos del hogar. 

Los servicios se fueron incorporando gradualmente con el esfuerzo sostenido de los distintos consejos que la administraron en diferentes turnos históricos y la adhesión de su base de socios, que actualmente son 2400 activos. 

Un cuarto de siglo 
Horacio Botas, quien desde hace 25 años pertenece al Consejo de Administración y desde 2008 que es el presidente de la entidad, mostró su orgullo por el crecimiento y la actualidad de la institución. “Ese año recuerdo que dábamos 3 o 4 servicios, hoy tenemos 8 y en general la cooperativa se encuentra bien en lo financiero y en cuanto a la prestación de servicios”. 

Botas resaltó que a pesar de la crisis que está viviendo el país, este año la cooperativa logró terminar e inaugurar el nuevo frente de la entidad, dando respuesta a una necesidad que había desde hace varios años: la falta de espacio, profundizada por la incorporación de un nuevo servicio el año pasado, la venta de electrodomésticos. 

Asimismo, afirmó que de esta forma, se agregó una nueva caja al sector de cobranzas, que permite agilizar los trámites de los socios. 

En este sentido, también comentó que la cooperativa amplió la posibilidad de que lo socios puedan abonar sus servicios por diferentes medios electrónicos. 

Otro logro del último año, manifestó que se dio en el servicio de internet, ya que la cooperativa cuenta ahora con más de un proveedor y también a través de diversas inversiones brinda mayor velocidad del servicio. 

Botas sostuvo que se le presta atención a todos los servicios, especialmente el de agua, por el cual se han hecho cuantiosas inversiones a lo largo de los años y numerosos trámites y viajes. Hoy, con las plantas de arsénico y flúor detenidas, hasta tanto la Provincia no pueda resolver la concreción del proyecto de una nueva planta, se brinda el servicio de agua corriente por red (bacteriológicamente potable y fisicoquímicamente no potable) y mediante convenio de adhesión voluntaria, se entrega bidones de agua potable para beber a bajo precio a los socios. 

Sobre esto último, el presidente de la entidad destacó que la cooperativa se encarga mensualmente de realizar análisis al agua que se les brinda a los socios. 

Mirada hacia el futuro
Además de remodelar la sede, de haber sumado un nuevo servicio el año pasado y de mejorar el servicio de internet en este año, Botas resaltó que está muy cerca de concretarse un viejo anhelo de la cooperativa, el de concretar el tendido de fibra óptica desde Oriente hasta Marisol. 

La entidad solicitó un aporte no reembolsable en el Enacom para hacer el tendido de la fibra óptica desde Oriente hasta el balneario Marisol. “Este trámite está muy avanzado y el objetivo es poder ir con más servicios a la villa balnearia que los que la cooperativa brinda”, destacó. 

Más allá de este proyecto, aseguró que el resto de los servicios se brindan de la forma más eficaz posible. Entre otros, destacó el que ofrecen en Oriente y la zona, como es el de la venta del gas propano a granel, un servicio clave para los socios, que surgió el 19 de julio de 2002, cuando se inauguró la planta de almacenaje de gas licuado de petróleo. 

Actualmente existen 400 conexiones distribuidas en Oriente, zona rural, Balneario Marisol, Cascallares, Tres Arroyos, Gonzales Chaves, San Francisco de Bellocq, Orense, Claromecó, Dunamar, Copetonas, Balneario Reta, Irene y Aparicio. 

Para finalizar, Horacio Botas resaltó la labor de los empleados y asesores, “quienes dan lo mejor de sí para cumplir con cada requerimiento”, recordó el apoyo y la conducta de los miembros de cada consejo de administración que pasaron por la cooperativa y aseguró que las puertas de la entidad “están abiertas siempre para los socios”.