Interés General

La información, los controles y la atención rápida

Claves para prevenir o limitar los efectos de un ACV

02|11|19 12:33 hs.

La importancia del 29 de octubre, es que el día se ha fijado para la concientización porque es fundamental realizar la prevención primaria. 


Gustavo Vidal señala que “es algo que debemos hacer siempre con cada paciente o con cada persona con la que tenemos la posibilidad de dialogar. Difundir los signos de alerta; no asustar, si educar. Es importante saber”

También se realiza prevención secundaria cuando una persona sufrió un ACV transitorio y se lo puede medicar con anticoagulantes para impedir los avances; esto se da con frecuencia en pacientes que sufrenarritmias cardiacas, ya que tienen posibilidades de sufrir un ACV isquémico y que controlando la arritmia esto se evita. Esto requiere de controles periódicos. 

El ACV puede tener que ver con los antecedentes familiares o patologías preexistentes como diabetes o hipertensión de larga data. 

“Pudo tener una trombosis coronaria que se resolvió con un stend; ya que no solo va a tener afectada la coronaria. Fue la primera alerta, pero seguramente va a tener otras alteraciones de las cuales se tendrá que cuidar y el cerebro es el segundo órgano blando que más se afecta ante estos episodios”, explicó. 

El éxito del tratamiento tiene todo que ver en la rapidez con la que se diagnostique y se le dé una respuesta adecuada al paciente ante un ACV

Vidal puntualizó que “ante alguno de los síntomas, se debe recurrir rápidamente a Emergencias o al médico de confianza.Consultar al neurólogo sería lo ideal pero no pasa en la práctica. Si uno se detiene en esperar a encontrar a su médico; pierde un tiempo vital y fundamental en caso de estar cursando un ACV”. 

En caso de percibir o tener dudas de estar ante estos síntomas debe acercarse al servicio de Emergencias de inmediato y si no puede movilizarse, llamar al 107

Las horas son decisivas por lo cual es aconsejable concurrir a una guardia de inmediato; se le realizan los estudios de rigor; y desde allí se solicita la interconsulta, pero ya controlado por personal de salud.