La Ciudad

Av. San Martín 214

Inauguró El Capitán

27|10|19 11:35 hs.

Durante muchos años persiguieron este sueño; repetidas veces intentaron encontrar la manera de que el emprendimiento añorado se hiciera realidad. Y como fieles pescadores que son, se mantuvieron pacientes pero activos, como todos aquellos que tras tirar el anzuelo esperan con todas sus fuerzas el mejor pique. 


Para Facundo y Juan Cruz López de Ipiña, ese sueño del negocio propio relacionado a la pesca se hizo realidad el viernes. Cuando abrieron las puertas de El Capitán, ubicado en avenida San Martín 214, lo hicieron con la ilusión no sólo de cumplir un deseo, sino de darle algo a la ciudad y fundamentalmente brindarle un gran servicio a todos los pescadores de la región; es decir, a sus colegas.

“Algo diferente” 
Con un primer día de intensa y venturosa actividad, los propietarios de El Capitán reflejaban su idea general. “Desde que ideamos este emprendimiento lo hicimos con la intención de brindar algo diferente. La imagen del local era una de las cosas, ya que queríamos ser distintos y transmitir con ese perfil, desde cada detalle. También incluir mercadería que acá se trabaja poco o no se encuentra; queríamos hacer pie fuerte en eso. Por ello tenemos las líneas Penn, Abu García, Coleman, Berkley, algo de Mitchell; y obviamente lo que es el tránsito común donde vamos a cubrir todos los aspectos. Todavía no la tenemos, pero vamos a contar en breve con la línea Shimanno; si lo hacemos con Flonders, Suflix, Waterdog para poder cubrir todo lo que tiene que ver pesca, camping y playa”, destacaron. 



Del mismo modo, comentaron que “trabajamos el rubro reposeras con Jorge Yitani de Descansar, que es calidad garantizada. Después fuimos seleccionando distintas marcas en las cuales entendimos que debíamos ofrecer artículos que son sus ‘puntas de lanza’, es decir, tratamos de ir por la figurita difícil de cada marca y que son las que el pescador necesita y anhela cuando las ve por Mercado Libre; bueno, nosotros quisimos que las tuvieran en Tres Arroyos”. 

Al respecto, y sobre lo que aparece en Internet o no se puede conseguir en la ciudad, entienden que “la imagen y la tecnología cumplen una función muy fuerte. Sabemos que en el tema pesca, el producto se debe tener en la mano, verlo y palparlo. Ahora, si no está, nosotros haremos todo para conseguirlo y cumplir el deseo del amigo o cliente”. 

Diversidad 
El Capitán cubre todos los espectros relacionados a la pesca “de mar, laguna, río, arroyo; estamos trabajando para cubrir lo relacionado a la pesca con mosca. Nos estamos interiorizando en una disciplina que no practicamos; queremos consolidar nuestros conocimientos para después empezar a vender esos productos. Como lo hacemos con el resto de las variedades, donde entendemos que podemos dar una opinión y asesoramiento de cada cosa que vendemos”, aseguraron. 

Hoy están con “una predominancia de artículos de pesca de mar porque es lo que se viene ya que la temporada fuerte del pejerrey ya pasó”, reconocieron. 

Otro punto importante para Facundo y Juan Cruz es el tema carnadas: “Para nosotros es un pilar porque estamos organizados para ofrecer lo más fresco y lo mejor. Trabajamos con la mayor variedad para el mar como langostinos, camarones, anchoas, chipirones, magrú, calamarete e incorporaremos lo básico para las lagunas”. 

La atención al público en este moderno local es de lunes a viernes de 8 a 12.30 y de 16 a 21; mientras que los sábados será de 8 a 21. Brindarán el servicio del pago con todas las tarjetas de crédito. “La idea y deseo nuestro es que todos los que vengan se retiren con un plus, ya sea de aprender cómo se hace un nudo, una línea, de saber que producto sirve para cada modalidad, cual está bien o mal aplicado; tratamos de aconsejar al pescador, más allá de la parte comercial. Queremos que sumen valores con nuestro asesoramiento; acá no se esconde nada, no hay secretos, nosotros queremos brindar todos nuestros conocimientos y tener los elementos que lo permitan”, dicen los hermanos ligados a la pesca casi desde que comenzaron a caminar, porque esa ha sido la historia de ambos, donde han unido la vocación con la competencia deportiva, ya que han tenido marcados e importantes resultados en reconocidos torneos. 

En la despedida, quisieron agradecer “particularmente a Ariel Mendiburu y Darío Canoba que nos alentaron a darle curso a este proyecto; a Fabio Vieytes, Gonzalo Galán, Berenice y Amigabi de Flonders, a Walter Bura, a los chicos de Gual, Mariano de Souses, a los proveedores de carnadas; y a la familia y los amigos que son el sostén constante”. 

Hablaron con emoción y una gran ilusión, la misma que tiene todo pescador cuando tira su línea al agua.