Nacional

.

El gobierno argentino apunta a Venezuela por protestas en Chile, Ecuador y CABA

22|10|19 18:15 hs.

El gobierno argentino reforzó hoy la vigilancia en la frontera con Chile, al tiempo que vinculó la crisis en ese país con "intentos desestabilizadores" supuestamente promovidos por el régimen venezolano de Nicolás Maduro, al que acusó también de impulsar acciones de ese tipo en Argentina y en Quito, Ecuador. 


Uno de los voceros del gobierno en este tema fue el canciller Jorge Faurie, quien señaló que existen "intentos desestabilizadores" en Chile y en Ecuador. Según Faurie, "hay como un manual que alguien lee para actuar de este modo" por parte de los manifestantes en esos dos países y también en los que ayer produjeron incidentes en Argentina. 

"Salieron de la multitud, fueron y atacaron. Hemos visto estas manifestaciones muy repetidas en Quito y en Santiago de Chile, y la verdad es que el daño y los destrozos que se causan no tienen que ver con las posibles soluciones de los problemas que se plantean", dijo el canciller argentino. 

"El Estado chileno tenía que salir a poner orden. Lo que pasa en Chile no es una protesta social, es una insurrección con carácter cuasi terrorista, no jorobemos. Es una protesta social que termina rompiendo todo Chile", enfatizó por su parte la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

"Piñera está en guerra. ¿Cómo está si no? Si le están incendiando medio país. Chile está actuando en el marco de la ley. La ley por la que se rebelaron había sido votada en el Parlamento. Un derecho legítimo a protestar es decir "no estoy de acuerdo", no quemar todo el país", agregó Bullrich en referencia a las polémicas declaraciones del presidente chileno, que dijo que su país está "en guerra". 

El lunes, el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, había adjudicado las protestas a las medidas económicas del Gobierno de Sebastián Piñera, y lo había comparado con lo que sucedió en Argentina.

"Cuando hay un incendio, una rebelión como la que hubo en Chile, va a haber muertos. El intento de desestabilización de las democracias, el intento de destrucción de la democracia, lo mismo pasó en Ecuador, no se puede comparar con un régimen que cierra el parlamento", explicó Bullrich en Radio Metro, en relación a la pregunta que se hizo Alberto Fernández sobre qué hubiera dicho Mauricio Macri si algo similar hubiese sucedido en Venezuela​. 

Por su parte, Faurie dijo que "hay un accionar coordinado de gente muy organizada, con métodos casi calcados que actúa para generar situaciones de extrema violencia y búsqueda de caos institucional que desestabilizan a los procesos políticos en nuestra región", sostuvo el canciller en declaraciones a radio La Red y en TN. 

Más temprano, el candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto, había considerado que existe "un proceso de desestabilización en la región con injerencia venezolana-cubana" detrás de las protestas sociales que se generaron en las últimas semanas en Chile y Ecuador. El compañero de fórmula del presidente Mauricio Macri resaltó que "lo que está pasando" en el país trasandino fue motivado por "algo muy nimio", pero que "sin embargo ha derivado en desórdenes de envergadura". 

Faurie por su parte dijo que ha escuchado "declaraciones del presidente venezolano (Nicolás) Maduro y de (el jefe de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Diosdado) Cabello. "La verdad es que debemos estar atentos porque acá lo que estamos defendiendo es la libertad, la libertad que no existe en Venezuela", dijo. 

Cabello habló de una "brisita bolivariana" en la región vinculada a las protestas violentas y a la victoria del Frente de Todos en la Argentina. Esa "brisita" -amenazó- podría convertirse en un "huracán bolivariano". 

"En esa brisita que llaman hay claramente una intención de intervenir y estar presentes en la vida institucional, política y social de nuestros países. Nos amenazan con un huracán bolivariano y el huracán bolivariano nos va a traer hambre, pobreza, falta de libertad y dictadura", afirmó Faurie. 

En tanto, Maduro había apelado al Foro de San Pablo al que le dijo "le puedo decir, desde Venezuela, estamos cumpliendo el plan, va como lo hicimos, va perfecto, ustedes me entienden... Foro de San Pablo, el plan va en pleno desarrollo, victorioso. Todas las metas que nos hemos propuesto en el Foro las estamos cumpliendo una por una".

El sábado, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela –un organismo que funciona en el exilio- en el exilo acusó al Foro de San Pablo de incentivar las recientes violentas manifestaciones en Chile y Ecuador, por lo que las palabras de Maduro pudieron haber tenido un contenido irónica. (DIB)