Sociales

El próximo sábado en La Casona

Vuelve el tributo a Spinetta y esta vez, también a Fito Páez

13|10|19 13:17 hs.

El próximo sábado 19 del corriente, La Casona será escenario de un nuevo tributo al Flaco Spinetta, esta vez, sumando composiciones de Fito Páez. 


“La idea viene desde hace siete años, porque en 2013, cuando se cumplió el primer aniversario de la muerte de Spinetta le propuse a Mónica Morcillo, por entonces presidenta de la comisión de La Casona hacer, el 8 de febrero, un homenaje por la muerte del Flaco”. 

Así comenzaba a desgranar los pormenores de esta nueva propuesta Daniel Sáez, impulsor de esta iniciativa que ya cobra forma para subir al escenario el próximo sábado, en las voces de Florencia Gómez, Irina Pastorino y Carmela Monlezún, quien junto a las dos primeras brindó precisones del nuevo tributo a este diario. 

Continuando con su relato, recordó que su propuesta fue bien vista. “Era un viernes 8, llamé a Mónica el domingo a la tarde, y entre el domingo a la noche y el lunes a la mañana se armó todo. Convoqué a los músicos, el miércoles nos juntamos, se repartieron los temas y el viernes salió bárbaro, con la espontaneidad y la frescura que tienen las cosas hechas medio ´improvisadas´… Y a partir de allí dije que haría uno todos los años”, continuó Daniel, aclarando que el próximo será el séptimo, y que no hay una banda específica que toque cada vez. “Llamo de manera aleatoria en general. Algunos han tocado más de una vez, como Flor, que es el tercer año seguido que canta, otros han venido mucho tiempo tocando con nosotros, como Hernán Lupardo pero ahora no está, sí está Sebastián Ajargo… En un momento cantaron seis mujeres, acompañadas cada una por sus músicos, y ahora son tres, esta vez con los mismos músicos y compartiendo lo que cantan”, continuó, mientras en medio de los detalles crecía el entusiasmo por los posibles resultados de lo que será la nueva realización. 



A su turno, Florencia enumeró: “Estamos Carmela Monlezún, Irina Pastorino y yo. Las cantantes nos repartimos, por ahí, algún tema que nos guste más que otro, entonces una canta todo el tema y las otras dos acomodan unas voces… Hay algunos coros… Nosotras nos conocimos acá, de hecho fue todo un descubrimiento”, manifestó sobre ese encuentro. Y precisó que los músicos que las acompañarán son Sebastián Carrera en batería, Javier Stiglich en guitarra, Sebastián Ajargo en bajo y Franco Pizzo en teclados. 

Pondrán en escena un repertorio de aproximadamente 18 temas, y es la primera vez que incluyen a Fito Páez en este tributo. “El año pasado hicimos Spinetta-García, y ahora haremos Spinetta-Páez”, continuó Flor. “Tenemos un repertorio dividido con la misma cantidad de canciones de cada artista y tenemos en el repertorio un tema, ‘Bello abril’, que está cantado por los dos”. 

Por su parte, Daniel admitió: “Muchas veces la idea original que tengo y lo que finalmente surge en el escenario son otra cosa... A veces las circunstancias me van llevando a que por algún motivo los empiezo a llamar. Con Flor trabajamos muchas veces… Hay un tributo a Zumo, que este año haremos dos veces, pero estos nunca estuvieron pensados para ser repetidos, porque cada uno termina, el 19 de octubre, por ejemplo, y ya está, es efímero. La banda ha realizado repeticiones en dos casos: la Cumbiamba con el tributo a Gilda, y Juego de Damas”. 

Y sobre las características de los espectáculos que llevan adelante abundó: “Me dijeron que llamara a Andy Sosa como bajista para el tributo a Gilda, es un chico multiinstrumentista y además canta muy bien. El participó en el tributo un tiempo, después se fue, porque tiene otros músicos… Y un día dijimos: vamos a hacer Rodrigo, porque eso lleva mucha gente, pero es imposible porque necesitás tres percusionistas como mínimo. Yo hablé con 10, pero no encajaban nunca y finalmente quedaron Irina, Carmela, Javier Stiglich y Andy, que iba a cantar con las chicas… Andy ya no pudo, entonces un día la llamé a Irina y le pregunté si no quería hacer el tributo. No tengo problema, me dijo, entonces hablamos con Carmela y con Javier. Y en medio de todo eso Irina me comentó: decíle a Peperina (por Flor) que no se cómo se llama, invitala… Entonces le escibrí a Flor, enseguida se sumó y por eso surgió que sean las tres chicas las que estarán cantando”.


Daniel Sáez, Florencia Gómez e Irina Pastorino,


El lugar 
“El Tributo a Gilda lo íbamos a hacer en la Biblioteca Sarmiento, finalmente fue en Classico, pero después ya los chicos siguieron acá hasta el día de hoy, siempre en La Casona. Es histórica, y yo voy siempre”, dice Daniel, sobre el escenario elegido. 

Para Florencia, La Casona “tiene una cosa que a los músicos nos gusta tocar ahí, no sabemos explicar qué es, hay como una mística en ese lugar, tiene una historia, aparte suena bien, es todo muy armonioso… A Spinetta y Fito los escucho desde que tengo uso de razón. Al Flaco un poquito más entrada en la preadolescencia, pero a Fito desde muy chiquita, entonces tengo muy incorporada la música”. 

Irina destacó que le gusta compartir escenario. “Llegué a Tres Arroyos, íbamos a hacer un homenaje a Rodrigo y siempre me contaban que una vez al año se hace lo de Spinetta, y este año me integré. Particularmente yo no me dedicaba tanto a lo que es el rock nacional, hacía más internacional, blue, jazz, pero como me encantan los desafíos aquí estoy”, dijo la cantante que también hace guitarra y piano. 

Los ensayos 
Florencia precisó que la vida de los músicos es complicada, porque todos tienen días muy diferentes, mucha carga horaria y este tipo de tributos exige ensayar “porque la música es compleja. No podés tributar, homenajear desde la improvisación… Sí podés ponerle una impronta y acomodar las canciones en una reversión que haga un poco más sencilla la cuestión, o ponerle lo tuyo, pero son personajes que requieren una gran dedicación, mucho tiempo, y las voces muchísimo trabajo”. Daniel acotó que, entre otras cuestiones que debieron resolver, estaba el día en que se podía ensayar: el domingo, porque el baterista y una de las cantantes viven en Claromecó. Y el domingo es el día en que nadie quiere ensayar. 

Y retomando su intervención en el diálogo con LA VOZ DEL PUEBLO, Florencia precisó que ensayan los domingos, y que desde hace un par de semanas incorporaron los lunes, porque entre otros aspectos “hay dos temitas que no hemos resuelto todavía. Vamos bien, seguimos siempre puliendo, porque ya te digo, es complejo el asunto, pero venimos bien”. Para el sábado, “a partir de las 22.30 citamos a la gente; siempre se estira un poquito, pero tratamos de respetar los más posible el horario, y si bien será un sábado, La Casona tiene un horario, hasta las 2 está permitido, y la idea, por una cuestión de respeto a la gente, es hacerlo lo más puntual posible”.