El Campo

La cabaña de Serafín Sillero ganó por cuarta vez

Quequén Sur y su costumbre de consagrarse en Villa Bordeu

08|10|19 18:17 hs.

“Ganar acá siempre es especial”. Serafín Sillero volvió a repetir la frase que viene diciendo desde 2016, cuando ganó por primera vez en Villa Bordeu. Este fin de semana, Quequén Sur cumplió con su sana costumbre de festejar en la pista de Bahía Blanca, la segunda más importante después de Palermo. Esta vez, al igual que en 2018, logró la Gran Campeón Hembra en Angus. Además, en vaquillonas obtuvo la Gran Campeona individual y el Reservado Gran Campeón ternero. 


La cabaña de Serafín situada en El Perdido, partido de Coronel Dorrego, ya es una marca registrada en Bahía Blanca. En 2016, logró el Gran Campeón Macho en Polled Hereford, en 2017 el Gran Campeonato de Aberdeen Angus, y el año pasado y éste, festejó en hembras Angus. 

“Uno siempre está trabajando para mejorar y ganar acá siempre es especial. Para nosotros esta exposición tiene un valor muy especial. Porque somos de acá y ésta es una de las muestras más importantes del país, más que nada por lo comercial, porque todo el pedigree que compite en Bahía tiene mucho nivel, sale todo a venta y todo se vende porque hay obligación. Entonces es la exposición más genuina de todas”, aseguró Serafín.

Deja vu 
Como bien describió Carlos Bodanza en www.infosudoeste.com.ar, en Villa Bordeu se vivió un verdadero deja vu. Porque además de repetirse el triunfo de Quequén Sur en hembras, el Gran Campeón Macho de Angus, al igual que en 2018, pero esta vez con un toro diferente, fue de la cabaña 23 de noviembre de Néstor Aldazábal, también de Coronel Dorrego. 

“Teníamos expectativas, pero nunca sabemos contra quiénes vamos a competir y por eso hay que ser cauto”, sostuvo Aldazábal. “Se trata de un toro de actitud carnicera, mejorador, de un frame adecuado y, especialmente, útil para nuestra zona”, agregó. 

Coñué 65 Resistol 1518, nacido el 20 de agosto de 2017 y con 1080 kilos de peso, tiene como madre a Sanfer Canyon Joya 1518, la misma del animal Gran Campeón Angus de Bordeu 2018. Su padre es Exar Resistol 3710 B. 

El jurado Adrián Escobedo eligió como Reservado Gran Campeón a un toro de la cabaña La Tigra, de Estancia y Cabaña La Centella, en Tornquist.

Mejor toro individual de la exposición fue elegido el número 36, de Aldazábal y, segundo mejor toro individual, el número 22, de la cabaña Atigüe, de Gualdesi Hnos. SRL, en Punta Alta. 

Gran Campeón ternero salió un animal del lote 6 (859), de la cabaña Santa Paula, de Juan Manuel Garciarena, en Estela, en tanto que el RGC fue un ternero de Quequén Sur, de Serafín Sillero, en Tres Arroyos. Lo dicho, en vaquillonas, la Gran Campeona individual fue también de Quequén Sur.