La Ciudad

“Operación Trigo”

El Salón Blanco tiene memoria

25|09|19 08:35 hs.

Para quienes desconocen lo que fue “Operación Trigo”, en la planta alta del Palacio Municipal, desde ayer, ya hay una referencia sobre lo que eso significó. Es que por iniciativa de la filial local de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), y con el aval del Concejo Deliberante, se ayer se descubrió una placa alusiva en torno a lo que en ese lugar ocurrió en el inicio de la última dictadura cívico-militar, precisamente, el 15 de septiembre de 1976. 


El descubrimiento de la mencionada placa se dio en el marco de un acto desarrollado ayer por la tarde, el cual contó con la presencia de Gisela Cardozo, copresidente de la APDH a nivel nacional, quien tras la pronunciación de una sentida reflexión se llevó de Tres Arroyos la aprobación de los presentes. 

En forma previa al comienzo del acto, y en el mismo Salón Blanco, Cardozo compartió con concejales y representantes de entidades locales un rico ida y vuelta en el que se abordó y se profundizó sobre el panorama actual de los derechos humanos en Argentina.



El inicio de la ceremonia tuvo como protagonista a la periodista e integrante de la APDH local Andrea Elgart, quien le dio la bienvenida a los presentes y luego leyó algunas páginas de “22, los tresarroyenses desaparecidos”, el libro escrito por Andrés Vergnano y Guillermo Torremare. En su lectura, Elgart ensayó una reseña de lo que sucedió el 15 de septiembre de 1976, en lo que se conoció como “Operación Trigo”



Reflexión 
Antes del descubrimiento de la placa recordatoria, que tuvo a la propia Gisela Cardozo y al presidente del Concejo Deliberante Enrique Groenenberg como protagonistas exclusivos, la copresidente de la APDH compartió algunas reflexiones con los presentes. “Este es un acto de memoria. En tiempos en los que hemos asistido al negacionismo sobre lo ocurrido en la última dictadura cívico-militar y en los que se intenta deslegitimar la tarea de los organismos de derechos humanos, es muy importante contar con estos espacios de memoria”, señaló.

“Hace 43 años, aquel 15 de septiembre, yo no estaba ni siquiera en los planes. Sin embargo, voy a hablar de memoria. No de esa memoria que usamos para recordar las tablas o las fórmulas matemáticas de la escuela; de esa memoria que no está dada y hecha, sino de la memoria como construcción social. Es esto que hacemos hoy -por ayer-, que no es un mero repetir”, señaló. 



En su reflexión, Cardozo manifestó: “La memoria es siempre social, dado que el recuerdo surge en relación con personas, lugares y contextos y que se comparte con otros y con otras. Placas como las que descubrimos hoy, son indicadores de la memoria colectiva. Si hay algo que distingue a la historia de la memoria, es que mientras la primera -la historia- habla del pasado, la memoria nos habla del presente como acción de decidir qué y cómo recordar”. 

“La memoria es presente que se construye en cada caso que damos. No dudo en decir que si la memoria fuera un verbo, su conjugación en futuro sería esperanza. Eso construimos: la esperanza de que con memoria, verdad y justicia haya un ‘Nunca más’”, concluyó la copresidente de la APDH.